Vistas de página en total

28.12.18

Mis viernes: El mes de Ticren





Almustafá, el Elegido y Bienamado, el que era Amanecer de su propio día, volvió a su isla de sueños, en el mes de Ticren , el mes del recuerdo.
Y su barca se acercó al puerto, y posándose en tierra dijo: Aquí está mi lugar en el sueño.
Allí la niebla fijó su permanente morada, en esa isla fértil en arroyos de abundantes aguas .
Habíanse desalojado del lugar los pastos, los animales, las aves y los árboles, los colores, sólo la niebla lo llenaba todo. Allá a donde pretendieras ver,  la niebla lo cubría con su manto gris espeso.
Almustafá cerró los ojos y entró de nuevo en un sopor y soñó una vez más.



Una hermosa doncella de pelo dorado y ojos del color del lapislázuli, e intenso olor a flor de lavanda, se le acercó desnuda y susurrándole al oído le dijo mientras le besaba sus párpados:
                      "- No me dejes ir-".
Almustafá besó sus senos y sus ojos, y la dijo:
Te doy medio reino, 
                              media isla 
                                              media vida 
                                                               si yaces ahora conmigo.
La doncella de los ojos azules, pidió como condición que la niebla desapareciera de la isla, que el sol brillara que las praderas se cubrieran de verde, y los árboles se poblaran de pájaros así como el bosque de animales y los colores todo lo llenara
Almustafá, entonces abrió sus ojos para contestar a la doncella, y fue cuando, la doncella quedó atrapada en la niebla
Almustafá lloró la desaparición de la doncella, y en su barca acompañado de las sombras de las brumas y del silencio y se dirigió a la cueva de los Tres Deseos
Una vez allí, Simbad el señor de los deseos: le dijo: Almustafá que todo lo puedes señor de las nieblas, en que puedo serviros ?
 -Simbad; puedes concederme tres deseos?
 -Siempre y sólo por una vez en la vida de cada mortal-, contestó
Bien dijo Almustafá
Quiero como primer deseo que la niebla se recoja en otra isla lejana de la mía
Quiero que lo verde cubra la desnuda tierra, que la vida nazca con lo verde y que las aves pueblen los cielos asi como que los animales llenen las tierras y todo quede impregnado de colores
Y como tercer deseo pido que mi Amor, regrese una vez que sepa que todo lo que ella desea se cumplirá
Simbad mirando a Almustafá señalándole con el dedo índice le dice:
Señor de la niebla, debéis asumir para siempre vuestro compromiso 
Yo os concedo los tres deseos que me pedis
    
Y así es como la Historia trasciende, y así es como sucedió. La niebla, sólo es agua en suspensión, y el amor es tierra fértil de la que nacen todos los sueños
".¡Oh Niebla!, 
                     hermana mía,  
                                          hermana Niebla
                                                                   ahora soy uno contigo.
No soy ya un ego. Los muros han caído, y las cadenas se han roto; me elevo hasta tí, yo mismo como niebla y juntos flotaremos sobre el mar, hasta el segundo día de la vida, cuando la aurora nos deposite, a tí, como gotas de rocío en un jardín, y a mí, como a un recién nacido, en el pecho de una mujer 

24.12.18

NAVIDAD ( Repito sin corrección alguna la entrada del año 2009)





De nuevo una Navidad para compartir
Es el tiempo en que conmemoramos los creyentes cristianos el nacimiento de Jesús
Tiempo de amor
Una vez más regreso a mis rutinas de Navidad:
compartir con mi familia, compartir con mis amigos
Siempre los dulces, y villancicos
y las luces de mi ciudad
y la loteria ( algo me ha tocado..., no el gordo, pero si un "pellizco")
Y como siempre no podía faltar el espíritu navideños, para mí encarnado en la palicula  QUE BELLO ES VIVIR
ya son tres años seguidos poniendo esta película y deseo sean muchísimos más
Para vosotros mi cariño sincero y cierto
y un beso
Feliz Navidad


21.12.18

Mis Viernes: Pigmalión


" El liguero de la novia "
tintas


Os narraré una historia familiar que conservamos por trasmisión oral. de generación en generación; sentaos, el cuentacuentos os lo va a narrar:
Hace más de dos mil años, cuando Pericles gobernaba en el esplendor de la Grecia antigua, cuando Atenas dominaba el Mediterráneo conocido y las leyendas y los dioses convivían con los humanos ocurrió algo que:


Atardecía en Atenas, el marino Simbad, descendió de su barca de vela árabe y con un torpe andar de marinero en tierra, se encaminó a la taberna de Thalon
El sol dora los blancos, las sombras se pintan en malvas. Una parra cuajada ya de uvas y avispas se dibujaba en el patio trasero de la taberna. Dentro la oscuridad tan sólo rota por un rayo de sol que pasa por la rendija de la cortina. Zumbidos de moscas sobre una mesa con restos de frutas
-"Tabernero dijo Simbad, quiero cena y cama".
Aceitunas negras, queso de cabra, y algo de musaka fue su cena.  Mucha  fruta para compensar las carencias de ella en la navegación
Por la mañana Simbad se dirigió hacia la Acrópolis, en los alto se veía las obras del Partenón
Una vez allí se dirigió a uno de los capataces y le preguntó por Praxíteles.
-"Aquel, el de la túnica alba y la greca en oro"-, me dijo señalando.
Esperé a que despachara a la  gente y me presente: "Praxíteles, soy viejo amigo de Pigmalión " le dije, ¿ Pigmalión…? bien…espera, termino mi trabajo y comemos juntos
Praxíteles  dirigía con maestría las obras no sólo de la Acrópolis si no además  la magnífica estatua de Palas Athenea la gigantesca estatua en marfil y oro cara y manos  que presidía y protegería la ciudad.

Cordero asado al sarmiento, aceitunas negras y verdes, vino de Rodas y queso de cabra…todo un banquete en honor de nuestro común amigo Pigmalión


-"El me enseño todo lo que se, comenzó diciéndome Praxíletes. Fui su alumno preferido, me transfirió su arte, pero lo más importante, me transfirió su tesón y su amor por la escultura de él aprendí a buscar en la cantera el mármol adecuado y a saber ver dentro del bloque la figura a esculpir
Un día me dijo: " Praxiteles, he soñado con mi obra maestra, se me presentó en el sueño y me dijo Pigmalió, dame vida y seré tuya…Amigo: Sera mi gran obra, sera mi obra maestra". 

Y así mi maestro presto comenzó a hacer los preparativos para ello. Se proporcionó de una gran carreta con 6 bueyes fuertes, y se fue a tierra de bárbaros, a la península que hay hacia occidente, en las canteras de Carrara, donde nace el mármol blanco y mas hermoso, con el grano mas prieto y mas duro.
Eligió de entre las cortas la mas perfecta Un gran bloque de 3 metros cúbicos que a duras penas los bueyes podían con él en su arrastre
Un mes tardaron en llegar a Atenas.
"Mírale, contémplale de él, saldrá La BELLEZA, me dijo. 

Que nadie, incluso tú, me moleste hasta que mi obra no este terminada", me rogó
Tres meses encerrado en su taller, yo, cada día retiraba los restos de su comida y le proporcionaba una nueva. Muchos  días ni tocaba el alimento
Su obra la cubría según iba avanzando, pero a través de los movimientos  de los perfiles de la figura, se adivinaba una mujer
Una noche me desperté algo turbaba mi sueño y me fui a ver a mi maestro con su obra
cientos de lámparas de aceite llenaban el taller. La figura estaba sin tela alguna por lo que pude admirarla sin ser visto. Era sencillamente expléndida, tan real que parecía que se moviera con el parpadero de las luces de las lamparillas de aceite
Vi a mi maestro Pigmalión, llorando agarrado a sus pies. Lloraba de impotencia mientras le oía entre susurros rebelarse contra los hombres y contra los dioses
¡ Por qué me habéis hecho esto ! exclamaba  mis manos la han creado mis manos han quitado cada trozo sobrante en la piedra para que "ella" pudiera salir, y ahora…? Dioses no merezco la vida si mi obra, la que tanto he anhelado es incapaz de compatir los pocos años que queden de vida.  ¡Quitádmela esta misma noche ! exclamaba fuera de sí
¡ Mi maestro se había enamorado de su obra!


A la mañana siguiente aparecí  y le dije: Maestro Pigmalión debe usted salir y ver a mas gente hágalo, por mí
-Ya nada me interesa me contestó


Esa noche los dioses se apiadaron de Pigmalion y en premio a su sinceridad le concedieron su deseo. Pigmalión se había quedado dormido abrazado a los pies de la estatua
Se despertó asustado, notaba que la estatua tomaba calor; se aparto y espantado desde el suelo aterrado casi, era incapaz de moverse
La estatua comenzó a tomar movimientos y descendió de su pedestal, lenta elegantemente,  bella, y le dijo: " No temáis mi señor, soy Musa,  tu obra, a vos os debo la vida, y a los dioses el poder compartir con vos los días que os queden, mi amado señor "


-" Hermosa historia, le interrumpí a Praxíteles…y que ocurrió después…"?
-"Pigmalion  después de ésto, fue incapaz de crear obra escultórica alguna, con sus ahorros se fueron a vivir al campo, viviendo bien,  trabajando la tierra."


-"Y…Pigmalión…? pregunté
El maestro…? el maestro yace bajo uno de los cipreses que hay junto a la Acropolis.
Musa, cuando falleció me dijo que quería terminar sus días ahí, divisando Atenas, el mar y cerca de los dioses….
Interesante historia le dije, muy interesante…", y partió Simbad por éste nuestro mediterráneo, en su frágil barca de un solo palo y vela árabe, quizás a seguir la ruta de Odiseus y su próxima aventura con calypso

14.12.18

Mis Viernes: Al sur de la Toscana


"Al Sur de la Toscana"
Acrílico sobre lienzo. Es mi primer paisaje :-)


Llevaba cinco días seguidos sin parar de llover.  Las mariposas de un amarillo pálido volaban sobre arbustos y copas de los árboles bajo el plomizo cielo.
Sus alas se pegaban entre sí por la humedad y caían al suelo.

Tomé una que deposité en la palma de mi mano, me sonrió y en agradecimiento me dijo: No soy una mariposa aunque este sea mi aspecto, dame calor para perder la humedad, mientras, te contaré nuestra historia:
Hace ciento ochenta años eran justo las doce en punto de la noche cuando escuché el trotar de un caballo. Una capa al viento y un sombrero de ala ancha se perfilaban sobre su montura. Fue tan rápido su cabalgar que desapareció entre los árboles sin apenas ver bien a su jinete.
Entonces yo no era mariposa, si no que era una joven y bonita mujer piamontesa que me alojaba en la posada situada justo detrás nuestro.
¡ Vaya cuento que te estás inventando,! ¿ no creerás pueda pensar que eras mujer y ahora mariposa?
¿ Acaso, las mariposas hablan ?. 
Su argumentación me convenció. 
Prosigue por favor, la dije
La visión del caballero me había dejado muy alterada.
A la noche siguiente, tomé posición minutos antes de las doce en el mismo lugar de la aparición de anoche.
De un carillón cercano sonaron las campanadas...
Estaba en medio del trayecto que hizo la noche anterior, cuando le vi aparecer al jinete y su caballo. 
La carrera era rapidísima. Para no atropellarme, el caballero paró delante mío. El caballo estaba lleno de sudor y por sus belfos soltaba vaho como chimeneas.
En caballero me tomó del brazo y elevó hasta sentarme tras él en su caballo. Giró la cabeza. ¡ Era tan bello... olía tan bien !.  Con una persuasiva voz me dijo: Te he buscado durante casi doscientos años, eres la única mujer capaz de romper mi hechizo.
Se giró y... mientras cabalgábamos como relámpagos hicimos el amor a lomo del caballo.
Toda la noche cabalgamos hasta al alba hasta regresar al punto de encuentro.
Ve a la posada, descansa, yo  seré libre de mi hechizo cuando el sol esté en lo alto. Pasará el tiempo y te tendré en mi mano dándote calor...
No entendí nada. Fui a la posada y me tumbé a descansar, había sido una noche increíble, que jamás olvidaré. 
Luego soñé que entraba en metamorfosis, y de mi espalda comenzaron a crecer alas hasta convertirme en la mariposa que ahora tienes en tu mano. 






7.12.18

Mis viernes: Salam Malecum Tisbe y Píramo


Estos dias Baviera me emborrachó de belleza


Sobre las doradas arenas de las dunas se recorta el inconfundible perfil de un jinete cabalgando pausado sobre su dromedario.
¡Salam Malecum!, dice el viajero tres veces llevando su mano a la frente a la vez que humilla su cabeza.
La bella Tisbe le ofrece un lugar en la alfombra vacía que ilumina la hoguera.
Sirve te casi hirviendo, tres veces le cambia de envase a taza. “El primero es amargo como la vida, el segundo es dulce como el amor y el tercero es suave como la muerte”. 
Qué te trae por aquí viajero? pregunta Tisbe
Busco mi sombra...
No la vi pasar , últimamente no veo a nadie en este desierto, sólo mis cabras, mis ovejas  y hoy a ti viajero.
Me llamo dice el viajero con el mismo nombre de mi abuelo que usa el mismo nombre que mi padre: Píramo
Bienvenido, le dice la joven, mi nombre es Tisbe, sirviéndole el segundo te. Come, hay aún algo de asado de cordero al fuego.
Tisbe, es un nombre hermoso como esta noche llena de estrellas…es hermoso, por que su dueña es hermosa.

( PD.: No os perdáis la parodia de esta leyenda Babilonia hecha por los Beatles )
Tras la cena, Píramo durmió cerca del fuego, Tisbe en su tienda. Después  no tardaron mucho en compartir lechos.
El sueño de Píramo rondó en la persona de Tisbe. Un arcano se le apareció en su sueño, y le dijo " Tisbe es tu principio y tu fin, es la última y definitiva mujer para ti".
Mientras al alba Píramo dormía, Tisbe, se fue a recoger sus ovejas, cuando vio merodear una solitaria leona en torno al rebaño. Tisbe huyó perdiendo su chal.
La leona llevaba una presa entre sus fauces, cuando viendo el chal de Tisbe, soltó la presa para olfatear aquel extraño objeto. Su hocico ensangrentado pintó de sangre  el chal.  La leona prosiguió con su presa.

Píramo sonriendo,  feliz de haber encontrado al fin a su sombra, a su amor, se dispuso ir a encontrarla para decirla la pasión que había despertado en él. Vio el chal ensangrentado de Tisbe, le reconoció, y lloró desesperado. Sacó su afilado cuchillo y acuchilló su cuello
Tisbe reapareció en escena, y tomó el moribundo cuerpo de Píramo entre sus brazos y sus besos, Píramo expiró.
Tisbe loca de amor toma de la mano de su amado la daga y secciona igualmente su cuerpo. Hoy se sabe que de la sangre de Píramo y Tisbe, brotó una altísima palmera que da los frutos más dulces del desierto.






30.11.18

Mis viernes: luz de luna




" Colores "
Acrílico sobre tabla, a partir de fotografía propia



Erase un anciano leñador que en busca de buenos troncos con los que ganar su sustento vio que algo brillaba a lo lejos. Empujado por la curiosidad se acercó hasta encontrar una rama de un árbol, delgada como un dedo  enteramente de plata que resplandecía con un extraño resplandor. 
“Si vendo esta rama, pensó, podré retirarme de esta vida tan cansada para mi avanzada edad y ofrecer a mi esposa una vida holgada y tranquila”.
Pero cual no fue su sorpresa cuando nada más partir en dos la rama, en su interior apareció una niña del tamaño de un dedo pulgar, envuelta en finos ropajes, que brillaba con un resplandor plateado. 
El anciano la tomó entre sus manos y la llevó a su casa donde él y su esposa la criaron como a la  hija que nunca tuvieron La llamaron Luz de Luna, pues ella también desprendía aquel extraño y maravilloso fulgor plateado.

Luz de Luna: Lunaix. creció feliz con sus padres adoptivos y nunca le faltó nada, puesto que cada vez que el leñador cortaba una rama de árbol nueva, encontraba en su interior monedas de oro. 
Luz de Luna creció y se convirtió en una bella muchacha, la más hermosa de todo el reino. 
Cinco príncipes insistieron en ser sus pretendientes Luz de Luna  puso a prueba a los cinco, enviándolos a buscar cosas imposibles con la esperanza de desembarazarse de ellos: 
“En primer lugar, dijo, deseo la fuente donde nace el río Nilo  
En segundo lugar quiero una hermosa rama de oro con joyas de los árboles de la isla de Los Sargazos, como tercera petición quiero el legendario vestido de Rata-fuego de China, el cuarto deseo es que recuperéis la joya de mil colores que pende del cuello de un temible dragón de Antofagasta  y por último deseo la concha de cauri que nació de las golondrinas”.
Tras estas palabras, los príncipes se repartieron los encargos y partieron en su busca. Sin embargo tres de ellos ni siquiera salieron de su casa e intentaron engañar a la bella Luz de Luna con sus presentes. Los otros dos no lograron alcanzar sus objetivos, perdiendo casi su vida en la empresa. 
Luz de Luna se sintió muy contenta pues no deseaba abandonar la casa de sus padres adoptivos.

El propio Emperador de Japón, se interesó por la belleza de la muchacha. Por ello se dirigió a la casa de los ancianos para comprobar la bella Luz de Luna y sucedió que nada más verla quedo prendada de ella hasta el punto de arrodillarse antes su padre para pedirla en matrimonio.
Luz de Luna lo rechazó con tristeza pues el Emperador había conmovido su corazón, por eso le dijo: “Aunque no dudo que vuestro amor sea sincero, jamás podría casarme con vos, pues no pertenezco a este lugar, algún día habré de partir y no quisiera veros sufrir”. 

Durante aquél verano, cada vez que Luz de Luna contemplaba la luna llena, sus ojos se llenaban de lágrimas: había recibido un mensajero que le había comunicado su origen, el Reino Celestial, y que su vuelta estaba próxima,  pues la batalla que allí se había librado y de la que habían querido protegerla, había terminado. Por eso, había llegado el momento de regresar al reino de la Luna. 

Tras enterarse de la noticia el Emperador puso a su guardia rodeando la casa de Luz de Luna para evitar que vinieran a buscarla los emisarios celestiales.  Una noche, todos los guardias quedaron cegados por una extraña luz que resulto ser el cortejo que venía en busca de la muchacha. 
Luz de Luna lloró amargamente, pero sabiendo que este era su destino, se preocupó por escribir a sus seres queridos para despedirse y al Emperador, además, le mandó como regalo un cántaro con el elixir de la inmortalidad que habían traído sus criados de la Luna. Seguidamente los miembros de la embajada celestial le colocaron sobre los hombros un manto de plumas gracias al cual olvidó la tristeza y el pesar que le producía el separarse de sus seres queridos y partió con su séquito volando hacia la Luna y allí reinar 

23.11.18

Mis viernes: Ofelia XI


Ofelia 
Tintas, papel Gvarro de algodón 50 x 70
Ofelia se acuesta todos los días a las diez y media. De lunes a viernes. En invierno y en verano. Y cada noche Polonio, su padre se sienta al borde de la cama y la habla de la luna que ilumina tras la ventana el pajar donde ella juega a esconderse. La llena para ella de personajes de cuentos, inventa historias felices, comparte retos y sueños como dar la vuelta al mundo a caballo antes de los cuarenta. O después. Eso es lo de menos. Solo Ofelia le entiende. El resto la recuerda que no se haga ilusiones que cuando crezca tendrá que enfrentarse a una realidad que la lleve a elegir. No ve que eso es solo una parte de una historia por escribir... 

Ofelia siempre espera en su noche de flores. Es tendida sobre la blanca almohada, cuando, se incorpora y sale desnuda al balcón. Dentro huele a trementina, Cola maulla ambos no soporta ese olor, les pone malos.

La luna la hipnotiza; mide la caída a la nada, como para tomar impulso y subir, volar, girando alrededor del mundo, silenciosa.


Ofelia está tan llena de nada, no le importa desaparecer, que no la busque nadie, desde aquel día que "no la dolía" que no quería saber del dolor. "In Another Life…But with you "
¡ Luna clara en alma creciente ! 
Ahora ato las estrellas en ramilletes y trenzo luceros en tus áureos cabellos 

¡ Ofelia de Plenilunio !

16.11.18

Mis viernes: María la portuguesa




Díptico  " María la portuguesa"

Acrílicos sobre tabla


5 de enero de 1985, 3 de la tarde. Un joven contrabandista onubense carga cuatro cajas de marisco en su patera, en la ribera portuguesa del Guadiana, para venderlas de forma clandestina en la costa de Huelva. Aún no hay puente y sólo se puede cruzar en barco. El contrabandista se llama Juan Flores, ayamontino de 35 años, casado y con dos hijas. Es víspera de Reyes y Juan realiza el encargo para, con lo que cobre, comprarle una muñeca Nancy a las pequeñas.

En el momento de zarpar aparece una patrulla de la guardia costera portuguesa. El cabo António Nunes (recién llegado de la Guerra de Angola) se acerca al contrabandista y, sin darle el alto, le descerraja dos tiros a bocajarro. Uno le atraviesa el abdomen. El otro le perfora el corazón y lo mata en el acto.
El asesinato se comete en tierras lusas, por lo que el cuerpo es trasladado a una morgue de Portugal. Allí, el contrabandista no tiene a nadie que vele el féretro. La familia reside en Ayamonte y no puede ir a reconocer el cadáver hasta que zarpe el primer transbordador hacia Portugal a la mañana siguiente. Y en lo que debería haber sido un velatorio desierto, una misteriosa mujer, vestida de negro, permanece durante toda la noche al lado del féretro.
El crimen salta a los medios de comunicación y provoca una revuelta ciudadana en Ayamonte. Miles de vecinos salen a la calle protestar por el asesinato a sangre fría de su paisano.  El suceso se convierte casi en un asunto de estado y provoca conflictos diplomáticos. Para intentar enfriar los ánimos, el cadáver no es trasladado a Huelva hasta el día 9 de enero  Durante esos 4 días, la misteriosa mujer de negro permanece firme velando el cadáver, sin relacionarse con nadie y esquivando todas las preguntas que le formulan. Sólo comenta que se llama “María”.
Coincidiendo con el 30 aniversario de la creación de la copla que hizo carlos cano, se desvela la identidad de “María la portuguesa”, que ni se llamaba María, ni era portuguesa. Su nombre era Aurora y era española . Aún hoy, Aurora es un símbolo en ese municipio. Fue una mujer adelantada a su tiempo. Prostituta de lujo (y orgullosa de ello), sus clientes formaban parte de lo más granado de la alta sociedad portuguesa. 
María de los Ángelesera su nombre. Su madre falleció durante su parto y de su padre nada se sabe. Fue criada por una pareja de vecinos, española ella y portugués él.

9.11.18

Mis viernes : Mahou, la sirenita y los caramelos de violeta

 
" Mahou: La nuestra "

Acrílico sobre lienzo

Dicen que desde los acantilados de Muxía, los días sin bruma se puede ver América
A veces te siento, mirando lánguida con una pasmina sobre tus hombros contemplando el mar. Amanece a tus espaldas, y los colores se van volviendo dorados, a poco el azul de la bruma se difumina a medida que se eleva y se pone en contacto con las capas más cálida de aire.
Tienes tantos proyectos por cumplir, tantos sueños para compartir. Giras, y te diriges hacia la iglesia que los mareantes han dedicado a la Señora que les protege
Te sientas sobre la roca, el sol ya calienta un poco,  entornas los ojos adormeces de nuevo y recuerdas:
Hubo un tiempo, que un marinero hacía las mares más lejanas y también  las próximas
Era locuaz, dicharachero,y bravucón. En cada puerto tenía una mujer a la que había rendido su corazón. Enamorado de todas, el marinero, había sembrado su semilla y en cada jardín había plantado una flor. Su mundo su amada su amante era la mar

Baja la mayor …! . Suelta soga, ata el trinquete al cabestrante ! gira a babor, por Neptuno….! despotricaba a gritos
Cien veces había luchado con su amada; las tormentas eran su mayor desafío… Y otras se dejaba besar con las espumas que la mar le enviaba sumisa

En algún lugar bajo las aguas próximas a Muxía Maruxaina, sirena joven vivía ajena a el mundo de la superficie. Había oído hablar a su madre sobre los humanos, seres como las  sirenas pero con  dos patas como los cangrejos, el mero hecho de pensarlo la producía horror a Maruxaina

Miraba hacía arriba y veía una claridad azulada que de siempre la intrigó. Una noche, decidió ascender  y llegándose hasta unas rocas cercanas a los acantilados contempló el mundo de la superficie...y lo que vio fue sorprendente
Vio un cielo oscuro plagado de puntos luminosos como cuando la claridad del sol llega hasta sus escamas y éstas brillan, vio las sombras oscuras de los acantilados amenazantes. La brisa la llegaba fría y presa de miedo, se regresó a las profundidades de su mar protector, cálido
Pero el mal ya estaba hecho había bebido en el vaso de la curiosidad y en un amanecer volvió a ascender a la superficie para contemplar y lo que vio, la cautivó: vio colores, sintió calores
Sentada sobre la roca, pudo ver como el telón azulado de la bruma era a poco levantado por un sol que dominaba el cielo y contempló los verdes puros de la tierra cercana y sintió en sus mejillas, en su piel desnuda toda, la brisa cálida que llegaba de tierra adentro, con olores a humo de chimeneas, musgo y cómo las gaviotas revoloteban cerca de ella graznando jugando como niños
El azul la la rodeaba el mar golpeaba las rocas dando grandeza al escenario

Qué pena de hermoso mundo, habitado por monstruos bípedos horrorosos se dijo.
Y descendió cantando una triste canción de amores no correspondidos. El destino hizo que una noche de luna llena, la mar cambiara su genio y trajo a su amigo el Septentrión de sus lugares de invierno y levantó olas mas altas que el volar de las aves, la espuma salpicaba las estrellas
El marino se aferró al timón Recoged velas! girad tres cuartos, rumbo a puerto seguro gritaba el marinero
Pero su amada esta vez le quiso sólo para ella, y de un certero golpe le arrancó del timón!
y la mar le envolvió ansiosa de su cuerpo cayendo por la borda, en íntima comunión
Y el marinero descendía y descendía braceando, los ojos desorbitados, hasta que rió como una luz se le acercaba. Es la muerte ! pensó, cerró los ojos, y se entregó

No tengas miedo, sintió que en su mente le hablaban, abrió los ojos y vio que tenía a su lado una joven, de ojos azules, bellísima y la sonrió. Mas sonrió al ver su cuerpo semidesnudo
Luego gritó  AAAAHHHHH..! al ver que era una sirena
No es verdad lo que me esta pasando ! , se dijo, las sirenas no existen, sólo son leyendas, afirmó

Yo te salvé , vi que no podías vivir dentro del mar como yo. No te asustes le dijo Maruxaina, yo al verte pude superar el horror y miedo que me distes cuando te vi tan deforme

Se miraron y.. rieron a la vez los dos, jajajajajajja
Eres hermoso dijo ella, mientras le mesaba los cabellos con sus dedos, el marinero, la sonrió
cómo te llamas? Maruixaina, contestó
la trajo hacia sí, y la beso
Hicieron el amor durante dos días y dos noches sin parar. Al tercer día, el marinero dijo: Maruxaina, debo partir por esos mares de Dios
Ella dijo: espera, te traeré un recuerdo para que siempre me tengas presente
Y descendió a las profundidades
Apareció al momento con una caja de bronce.
No la abras hasta que no estés en tu mundo, dijo 
Y cuando ya la silueta del marino se perdió por la linea del fin del mundo, ella rompió a llorar (Por eso saben saladas las aguas de mar cercanas a Muxía )
Sabía que era todo imposible, y que, jamás le volvería a ver, pero quizás llevara su fruto plantado en su jardín..?

Cuando llego a su casa, el marinero entregó la caja a su madre dentro había un mejillón de negra cascara, sobre ella en primorosa filigrana blanca, un molusco había trazado un hermoso dibujo.
Qué hermoso dijo la señora, lo copiaré y lo repetiré con hilos de fino algodón
Así nació el Encaje de Camariñas
……
Desde la piedra sobre la que estabas postrada, abriste los ojos para tomar de nuevo realidad y sonreíste por la historia hermosa que un marinero y Maruxaina vivieron
Su fruto: algo muy hermoso que jamás…jamás el tiempo puede borrar

PD: Para finalizar y tenga sentido con el título, me tomaré una cerveza Mahou y después unos caramelos de violeta

2.11.18

Mis VIERNES : Nefeli



Boceto de Nefeli


Queréis café?, mientras lo preparo, os iré contando algo aparentemente increíble… Nefeli, por favor, corta un poco de tarta de mandarina para nuestros amigos, yo pondré mientras la cafetera.

Os narraré la historia:
"Unos momentos más, un instante de reposo en el viento, y otra mujer me concebirá "-Kahll Gibran-



Era una tarde espléndida. El anciano coleccionista de almas bellas, gustaba de sentarse bajo el mismo árbol en la falda de las montañas de Gredos, y así en reposo ver pasar los atardeceres.
Elevó la vista y vio al Halcón disfrutar de su levedad sobre el cielo. El anciano chascó los dedos. El halcón quedó suspenso en el aire unos instantes, para después descender suave hasta junto al coleccionista de almas
La mirada del halcón era de confianza, giraba la cabeza para observar al anciano, y éste levantó el puño cerrado extendiéndole paralelo al suelo, cuando abrió la mano, había en ella un colgante, con una triada de brillantes en forma de corazón. Sin duda una joya muy valiosa y antigua
La ciñó al cuello del ave, para que no la pudiera perder en su vuelo. Después chascó de nuevo los dedos, y presto el ave se elevó al cielo.

-"Ve, vuela. Recorre nuevos lugares pero ten en cuenta una cosa: no desfallezcas jamás, por que el destino, no sólo parajes nuevos te tiene destinados"-

El halcón quedó asombrado, entendía perfectamente el lenguaje, ahora volaba, las piedras que llevaba descomponían los rayos de sol en luciérnagas de vivos colores.
Sintió frío y descendió su vuelo; hasta posarse sobre la pared de un estanque entre castaños, en el valle de Aosta
De la casa cercana las notas de un piano le llegaban nítidas.  Anochecía, buscó refugio en el cercano lago de Como, entre juncales y matas bajas para dormir.


¡¡¡¡¡ BAAAANNNNNG !!!!!!

Un seco disparo le despertó de su lecho, notó calor en una de sus patas y como aún una polvareda de humo con olor a pólvora le envolvía. Elevó el vuelo, escuchaba a los cazadores que gritaban:

¡ Lleva algo brillante en el cuello. Disparad !!!!!BAAAANNNNGGG !!!!!!,
Otros dos tiros, decenas de perdigones asesinos silbando rodeando su volar
El halcón le elevó como una flecha, por momentos le dolía más su pierna. La sangre ya aparecía en ella. Y voló...y voló hasta caer casi agotado justo cerca del estanque donde se escuchaba cercano la música de aquel piano con música de Ludovico Einuadi: "Nefeli".
El halcón cerró los ojos entregado a su muerte.

Notó un escozor insoportable y cómo después alguien soplaba sobre su patita herida.
Era una joven, una aparición, y no dejaba de hablarle
-"Te curarás, ya verás y podrás volar de nuevo al sur, por que tú eres un ave del sur,  y yo,  sólo una mano del norte"
El halcón comprendía todo. Esta vez se atrevió a contestarla, nunca había hablado a un humano

"Gracias, te debo la vida"

De pronto la cara de la joven se quedó pálida y entre tartamudeos dijo: "Có... cómo tienes tú esa triada? hace años desapareció de casa, pensamos que un ladrón, o acaso, si, debió ser una urraca que roban todo lo que brilla, ahora lo entiendo..." Noooo. contestó el halcón no es robada, me la entregó un anciano, después me dijo: " no desfallezcas jamás, por que el destino, no sólo parajes nuevos te tiene destinados"-
-" Esa triada de brillantes es una joya que pasa de mujer a mujer en nuestra familia y siempre la llevamos el día de nuestra boda "
-Tómala, la dije, es tuya, yo sólo he sido su portador y me ha traído hasta ti "-
La amistad entre el convaleciente halcón y la joven fue creciendo. Pasaban horas y horas juntos, jugando y riendo
Una tarde el halcón comenzó a sentir ganas de llorar desesperado por el nuevo sentimiento y la impotencia. La joven lo intuyó y tomándole entre sus brazos, con ternura le atrajo hacia sí y le besó.

-AMIGOS:¿ QUÉ CREÉIS QUE OCURRIÓ ?- Siiiiii  habéis acertado

El viejo coleccionista de almas se apareció, y sonriendo, señalando al halcón con su dedo índice, le dijo: -" Veo que habéis encontrado no sólo nuevos parajes"
Y entonces fue cuando extendiendo sus dos manos, cerró los ojos  Una nube blanca como la nieve les envolvió y...Apareció  como humano dejando la reencarnación de halcón, mientras Nefeli incrédula no dejaba de llenarle de besos...

"Cuando se ponga el sol, sigue al halcón Te espero en el desierto de cristal de cuarzo
Ven, ven a tomar el néctar de mis labios .Déjame escurrirme entre tus brazos. Con el último resplandor del día nuestros cuerpos eternos, brillarán en un abrazo absoluto"

-"¿ Cómo quereis el café...? " -

26.10.18

Mis viernes: El vestido de tutú



" El Vestido de tutú ", acrílico


La lluvia hacía burbujas en los charcos. Me senté en una bancada de piedra bajo mi paraguas. Me rodeaba la armonía del sonido de la lluvia. Miré a la casa de enfrente, a través de una de sus ventanas se veía una muchacha
Sin duda  ella no me había visto. Era la quinta vez que miraba hacia la esquina , contemplaba su universo. ¿Cómo es posible lo pequeño que puede hacerse el mundo alguna veces?, se decía

La muchacha tenía miedo a perder siempre lo que amaba. Toda su vida viviendo en pensiones, transumando de una ciudad a otra, bailando con su ya deslucido tutú

Desde muy temprano su cuerpo de mujer había despertado codicia en los hombres.
¡ Cuántas veces a la salida de su actuación había regalado besos tras los cortinones del escenario, besos huecos, sin deseo !
Luego como recuerdo de ese encuentro la muchacha ponía en agua el ramillete de flores sencillas que la regalaban. Eso era todo lo que quedaba. Unas flores marchitas, descoloridas, de olores amargos.
Escogía una de ellas y la metía con las demás en una cajita de madera con sus fotos de niña.
La muchacha se colocó el pelo, sacó un cigarrillo y le encendió. Tosió, dio dos chupadas más y le tiró al suelo.
Ahora era más bella que nunca. Estaba hastiada de todo, tanto, tanto que se olvidó del amor. 
Seguía lloviendo, me dirigí hacia ella. Hola : ¿ tú eres bailarina verdad?, me llamo Rodolfo, la dije
No me miró a la cara en ningún momento, sino a la punta de mis zapatos. luego me dijo: ¿Sabes lanzar cuchillos? Donde trabajo necesitan un lanzador de cuchillos.

Me enamoré de ella. Después de cada actuación nos amábamos hasta el agotamiento En su carreta, en los lavabos, en la taquilla, o en la última fila daba igual el lugar.
Un día la muchacha se encontraba en lo más alto de una torre de hojalata
Me escribía versos con una pluma de ganso blanco
Cada vez que en su texto aparecía la palabra "amistad, miedo o mi amado ", arrancaba la hoja y la tiraba desde lo alto; mientras seguía su zigzagueo en el aire

Me da pánico perder al ser amado, no quiero querer, he pasado por ello una vez y derramé tantas lágrimas que mis ojos quedaron secos me repetía como un mantra
Se hizo la noche, y su universo se redujo aún más. Desaparecieron las esquinas y la luna se marchó
Desaparecieron los macizos floridos y el piso gris
En la casa de enfrente, una señora regaba flores de color blanco. Un perro dormía sus penas, el barredero municipal barría las sombras de la noche, las estrellas parpadeaban silenciosas buscando a Neruda

Luego la muchacha me grito: ¿ Puedo quererte?

Escribió en una de sus hojas: -"Había un país muy lejano, donde las montañas se perdían en el desierto, y su río parecía un mar de ancho.-

.