Vistas de página en total

25.10.19

Mis viernes: La niña de Praga

Inicio Acrílico " La niña de Praga "


Siéntate te contaré un sueño muy raro que tuve aquel día en Praga:

Fuera, había fiesta, la noche se iluminaba con castillos de fuegos artificiales, tú dormías profundamente, me levanté y observé a través de los cristales los coloristas fuegos. Me vestí y calcé mis zapatillas para verlo fuera
Al salir al jardín no había nadie, y los fuegos habían desaparecido. Todo era oscuridad

Sentí unos pasos de algodón detrás de mí
Era una niña
Una niña que estaba, que se la veía sola
Su cara estaba pálida, sus ojos parecían pedir permiso para mirar
La niña acercó su mano y rozó la mía
me dijo: " Decidle a... Decidle a alguien que estoy aquí "
Luego la imagen se desvaneció
Quedé impresionado por el sueño, mucho...



Mira esa preciosa estatua de Bruncvík al lateral del Puente de Carlo, su hermosa coraza y a los pies el escudo. Según se dice, partió a recorrer el mundo para encontrar un león vivo para su escudo.
Durante el viaje, recibió una espada, que como no podía ser de otra manera, era mágica, y tenía el don de cortar por sí sola las cabezas de los enemigos.
La mayor parte de los turistas tocan la estatua de San Juan Nepomuceno, o la figura de su perro, pero ni uno ni otro tienen el poder de cumplir deseos
Te enseñaré donde puedes poner tu mano para que se cumplan. Justo es en el lugar donde fue arrojado al Moldova el santo tras ser torturado hasta la muerte. En justo ese punto hay una cruz, con cinco estrellas en su cabecera. Pon tus dedos, uno en cada estrella y pide el deseo

Recuerdas?. Fue después de un magnífico concierto de cuerda en la sinagoga española,  
 ¡ ohhh !, qué precioso concierto, de verdad! Un pequeño aforo, casi privado, en aquel sitio privilegiado, donde te dejaron muy amablemente tocar el clave antiguo después del concierto. Esta vez fue Bach, claro, no podía ser otro...
Tras tu miniconcierto, reíamos con que nos íbamos a premiar con una buena dosis de chocolate fuera como fuese, en bombones, en helado o en tarta.

Me quedé helado. Paré de andar, y señalé con mi dedo un retrato de una niña que colgaba en la pared de la sinagoga
Cesaste la risa ante mi actitud.
¿Qué ocurre Rodolfo ?
¡ Es ella, Dios mío, es la niña de mi sueño !.
Recuerdas su frase ¡ Decidle a...Decidle a alguien que estoy aquí...!
Si
Encima de la colección de fotografía un cartel " Pequeños héroes del holocausto "
Te vi llorar, yo debería haber sido el fuerte, pero no pude evitar que mis lágrimas también resbalaran por mi mejilla, no había sido un sueño, se me había aparecido de verdad aquella noche, en Praga





18.10.19

Mis Viernes: Oscar Wilde El Príncipe y la golondrina

" Escuchando crecer la hierba "
Acrílico sobre lienzo


Podéis verle entre otras obras mías
en la exposición en el C.C. Antonio Machado
que se inaugura el próximo martes a las 19 Horas.
Entrada libre y vino español
.........

Os contaré una historia que no es mía, es de un tal 
Oscar Wilde:

La estatua dorada de un principe , repleta de gemas,  se encuentra en lo alto de una columna desde donde divisa toda la ciudad; y una golondrina, que ha retrasado su migración a África por el amor que sentía por una caña. 
La golondrina se posa sobre la estatua y ve que el príncipe está llorando a causa de las injusticias que puede observar desde su posición. 
Entonces le pide a la golondrina que entregue a los más necesitados las joyas que le adornan. 
El ave así lo hace y se queda con el príncipe durante las semanas siguientes, distribuyendo las joyas hasta que la estatua está completamente desprovista de oro y adornos. 
Pero el invierno recrudece y la golondrina, a causa del frío, muere besando antes al príncipe en los labios. 
Al ver esto, el corazón de la estatua se rompe. 
Al día siguiente, el alcalde de la ciudad observó el estado deteriorado de la estatua, y da orden de que sea retirada y fundida. Sin embargo, el corazón del príncipe no se funde en el horno, y lo arrojan a un montón de cenizas, donde descansa también el cuerpo de la golondrina. 
Pero entonces dijo Dios a uno de sus ángeles:
—Tráeme las dos cosas más preciosas de la ciudad.
Y el ángel se llevó el corazón infundible del Principe Feliz y el pájaro muerto.
—Has elegido bien —dijo Dios—


A Oscar Wilde lo enjuiciaron por gay, por  genio y tener de amante al hijo malcriado y vanidoso de un hombre riquísimo 
Ya en la cárcel dejó agonizar su personaje para luego ir a morirse a París en un hotel ínfimo, abandonado de su historia, con la vida y el nombre cambiado ( Sebastian Melmoth ).

Dejo que Wilde se acomode en mi memoria
Que me siga ilustrando los relatos con que me impregnó de niño 




Wilde inclina la cabeza hacia atrás, mira sin necesidad de abrir bien los ojos y echa afuera su barda tonada irlandesa  "Balada de la cárcel de Reading "

11.10.19

Mis Viernes: Sura de Petra




" Dulce agonía "
TINTAS

حارس الكنز  ( El Tesoro )

                                                                                        
 "Y labraban sus casas en las montañas, creyéndose seguros”. 
            CORAN- Sura XV o Sura de Petra


Regresa la paz cuando el bullicio termina
Me llamo  حارس الكنز   Jazneh Fairum –  "Vigilante del tesoro"
Mi tiempo, no tiene medida
He paseado mi sombra por las sombras de Petra más años que granos de arena hay en los desiertos.
Sentaos, os serviré té, usar la jofaina para lavaros las manos, amigos míos. 
Ya hierve el agua y  lavé sus impurezas, dejaré que hierva para que su sabor sea fuerte, como la vida.
Soy espíritu y provengo de UR, donde la desidia y el abandono  cegó de arena la presa que proveía de agua a la ciudad. 
Las caravanas con incienso o mirra se desviaron al norte, eso fue la muerte de UR.
Los más audaces abandonaron la ciudad de Ur, para fundar Petra, entre las piedras.
Cavaron canales y aljibes enterrados en la arena  con forma de gotas , 
con su boca de entrada muy estrecha para evitar la evaporación.
Pero volvamos a Petra…
Hace no tantos años, llegaron hasta aquí, procedente del Piamonte una joven de oro y lapislázuli.  
Vino de turista a Jordania, era la época que Petra era una desconocida para la mayoría de las personas. 
Hamman la sedujo desde el principio, y fue que  allí la hablaron de Petra.
"Dice el profeta, que un espíritu puro todo lo impregna
que deja su luz, sus vibraciones hasta en las piedras
para siempre…"
يقول النبي, أنّ كحول صافية كلّ [إيمبرغ] 
 أنّ يترك ضوءه, إهتزازه حتّى في أحجار
 ل دائما…




Lisette  ( era su nombre ) se quedó a vivir su sueño, 
lo decidió la noche que durmió en el desierto. 
Quedó impregnada de paz se sintió parte del universo
todo tenía vida en la más grande de las oscuridades
la arena se movía mecida por la brisa las estrellas parpadeaban.

Lisette comenzó una nueva vida, se olvidó lo su tierra montañosa y verde, para amar con locura los llanos los ocres y los suaves colores 
que regalaban flores al amanecer
 Las recogía y reponía los violeteros de l ‘Avenue des Rois Así se ganaba la vida
fue que un día la conocí
Primero su sombra proyectada hacia la sala hipóstila
luego como flotando, solitaria, maravillada por lo que contemplaba
 Pasaba su mano tocando cada piedra, impregnándolas de su esencia
Por primera vez en mi vida noté unas vibraciones que perturbaron todo mi ser
Quise poseer un ser, tenerle para mí, ser su compañero en mi eternidad
Sople mi brisa hacia ella
la vi vibrar en consonancia a mí.
 Por primera vez en miles de años, me hice visible a un mortal
Me sonrió
Al-lha es grande! , oyó mis súplicas
 Hoy Lisette y yo vivimos felices …entre las piedras de Petra
Puros espíritus
guardianes del mejor tesoro:
nuestro amor

4.10.19

Mis Viernes: Los tres símbolos imperiales de japón



bébeme 


Dudo de mi cordura o si todo fue un sueño del que no pude despertar
Lo que fuere dejó su huella en mí.

Llovía, era una lluvia generosa, fina, sin agresividad, que empapaba hasta los huesos . No entendía que hacía en medio de un lugar selvático rodeado de grandes árboles que apenas dejaban ver las nubes, que apenas dejaban ver sus copas; me abría paso entre la maleza, nervioso y angustiado por lo inhóspito del lugar. Caí al tropezar con alguna raíz. Presa de pánico comencé correr , no sabía si trazaba círculos  o me evadía en líneas trayectorias complejas. 


Inexplicablemente me encontré ante un claro en la vegetación. Un lugar de ensueño, lleno de decenas de pequeños templos
En su centro un templo de madera de numerosos tejados superpuestos a diferentes aguas. Sólo tenía paredes al lado norte y al lado sur.  Corrí a refugiarme de la lluvia.
Era de madera olorosa y rojiza de Ciprés, símbolo de la eternidad.
Ya instalado mire al lado esta sin paredes del templo. Vi un brillo avanzando, se posó sobre mis ojos deslumbrándome
Me aturdió al principio, cegándome, luego comencé a tener una visión en mi mente, lo que iba supuestamente imaginado, lo veía con la calidad de una visión sensitiva.


Vi a el dios japonés Susanoo, cómo descendía del cielo, yo, era testigo mudo del acontecimiento 
El dios encontró a un anciano que se dirigía a Izumo para entregar el tributo de una doncella virgen a el monstruo Orochi, dragón maléfico de ocho cabezas 
La doncella que debía entregar era sacerdotisa de la diosa del arroz Kushinada-hime.
Susanoo se enamoró de la doncella, y propuso al anciano esposarse con ella a cambio de librar al reino de las tropelías del monstruo Orochi.

El dios llenó ocho barriles con sake y los colocó cerca de la cueva donde dormitaba la bestia. Al despertar y presa de una gran sed, cada cabeza se dio un recaudo de su correspondiente barril de sake
Una vez embriagada la bestia, Susanoo, cortó una por una de certeros tajos, las ocho cabezas.
Hecho lo cuál, abrió la cola de la bestia y recogió la espada Kusanagi (El Valor), la joya Magatama ( La Benevolencia), y el Espejo Sagrado (la Sabiduría), que justo era el que me estaba haciendo " ver " esta historia cierta de los orígenes del Imperio del Sol y los tres atributos Imperiales.


Luego de ser testigo mudo de un hecho celestial, aturdido, salí del templo de madera rojiza olorosa de Ciprés, y regresé sobre mis pasos. Cinco pasos por delante de mi andar se abrían las matas para cinco pasos tras míos volverse  a cerrar sellando el camino al lugar de los Templos Invisible
Y es ahora al paso de muchos años de aquel suceso que me atrevo a hablar de él y entender que en muchas culturas la entrega de jóvenes mujeres a dragones, monstruos o invasores fue una constante en todas ellas y que siempre acabaron librando a los pueblos de tal humillación y villanía.
Y colorín colorado este cuento se ha acabado :-)