Páginas vistas en total

30.11.18

Mis viernes: luz de luna




" Colores "
Acrílico sobre tabla, a partir de fotografía propia



Erase un anciano leñador que en busca de buenos troncos con los que ganar su sustento vio que algo brillaba a lo lejos. Empujado por la curiosidad se acercó hasta encontrar una rama de un árbol, delgada como un dedo  enteramente de plata que resplandecía con un extraño resplandor. 
“Si vendo esta rama, pensó, podré retirarme de esta vida tan cansada para mi avanzada edad y ofrecer a mi esposa una vida holgada y tranquila”.
Pero cual no fue su sorpresa cuando nada más partir en dos la rama, en su interior apareció una niña del tamaño de un dedo pulgar, envuelta en finos ropajes, que brillaba con un resplandor plateado. 
El anciano la tomó entre sus manos y la llevó a su casa donde él y su esposa la criaron como a la  hija que nunca tuvieron La llamaron Luz de Luna, pues ella también desprendía aquel extraño y maravilloso fulgor plateado.

Luz de Luna: Lunaix. creció feliz con sus padres adoptivos y nunca le faltó nada, puesto que cada vez que el leñador cortaba una rama de árbol nueva, encontraba en su interior monedas de oro. 
Luz de Luna creció y se convirtió en una bella muchacha, la más hermosa de todo el reino. 
Cinco príncipes insistieron en ser sus pretendientes Luz de Luna  puso a prueba a los cinco, enviándolos a buscar cosas imposibles con la esperanza de desembarazarse de ellos: 
“En primer lugar, dijo, deseo la fuente donde nace el río Nilo  
En segundo lugar quiero una hermosa rama de oro con joyas de los árboles de la isla de Los Sargazos, como tercera petición quiero el legendario vestido de Rata-fuego de China, el cuarto deseo es que recuperéis la joya de mil colores que pende del cuello de un temible dragón de Antofagasta  y por último deseo la concha de cauri que nació de las golondrinas”.
Tras estas palabras, los príncipes se repartieron los encargos y partieron en su busca. Sin embargo tres de ellos ni siquiera salieron de su casa e intentaron engañar a la bella Luz de Luna con sus presentes. Los otros dos no lograron alcanzar sus objetivos, perdiendo casi su vida en la empresa. 
Luz de Luna se sintió muy contenta pues no deseaba abandonar la casa de sus padres adoptivos.

El propio Emperador de Japón, se interesó por la belleza de la muchacha. Por ello se dirigió a la casa de los ancianos para comprobar la bella Luz de Luna y sucedió que nada más verla quedo prendada de ella hasta el punto de arrodillarse antes su padre para pedirla en matrimonio.
Luz de Luna lo rechazó con tristeza pues el Emperador había conmovido su corazón, por eso le dijo: “Aunque no dudo que vuestro amor sea sincero, jamás podría casarme con vos, pues no pertenezco a este lugar, algún día habré de partir y no quisiera veros sufrir”. 

Durante aquél verano, cada vez que Luz de Luna contemplaba la luna llena, sus ojos se llenaban de lágrimas: había recibido un mensajero que le había comunicado su origen, el Reino Celestial, y que su vuelta estaba próxima,  pues la batalla que allí se había librado y de la que habían querido protegerla, había terminado. Por eso, había llegado el momento de regresar al reino de la Luna. 

Tras enterarse de la noticia el Emperador puso a su guardia rodeando la casa de Luz de Luna para evitar que vinieran a buscarla los emisarios celestiales.  Una noche, todos los guardias quedaron cegados por una extraña luz que resulto ser el cortejo que venía en busca de la muchacha. 
Luz de Luna lloró amargamente, pero sabiendo que este era su destino, se preocupó por escribir a sus seres queridos para despedirse y al Emperador, además, le mandó como regalo un cántaro con el elixir de la inmortalidad que habían traído sus criados de la Luna. Seguidamente los miembros de la embajada celestial le colocaron sobre los hombros un manto de plumas gracias al cual olvidó la tristeza y el pesar que le producía el separarse de sus seres queridos y partió con su séquito volando hacia la Luna y allí reinar 

23.11.18

Mis viernes: Ofelia XI


Ofelia 
Tintas, papel Gvarro de algodón 50 x 70
Ofelia se acuesta todos los días a las diez y media. De lunes a viernes. En invierno y en verano. Y cada noche Polonio, su padre se sienta al borde de la cama y la habla de la luna que ilumina tras la ventana el pajar donde ella juega a esconderse. La llena para ella de personajes de cuentos, inventa historias felices, comparte retos y sueños como dar la vuelta al mundo a caballo antes de los cuarenta. O después. Eso es lo de menos. Solo Ofelia le entiende. El resto la recuerda que no se haga ilusiones que cuando crezca tendrá que enfrentarse a una realidad que la lleve a elegir. No ve que eso es solo una parte de una historia por escribir... 

Ofelia siempre espera en su noche de flores. Es tendida sobre la blanca almohada, cuando, se incorpora y sale desnuda al balcón. Dentro huele a trementina, Cola maulla ambos no soporta ese olor, les pone malos.

La luna la hipnotiza; mide la caída a la nada, como para tomar impulso y subir, volar, girando alrededor del mundo, silenciosa.


Ofelia está tan llena de nada, no le importa desaparecer, que no la busque nadie, desde aquel día que "no la dolía" que no quería saber del dolor. "In Another Life…But with you "
¡ Luna clara en alma creciente ! 
Ahora ato las estrellas en ramilletes y trenzo luceros en tus áureos cabellos 

¡ Ofelia de Plenilunio !

16.11.18

Mis viernes: María la portuguesa




Díptico  " María la portuguesa"

Acrílicos sobre tabla


5 de enero de 1985, 3 de la tarde. Un joven contrabandista onubense carga cuatro cajas de marisco en su patera, en la ribera portuguesa del Guadiana, para venderlas de forma clandestina en la costa de Huelva. Aún no hay puente y sólo se puede cruzar en barco. El contrabandista se llama Juan Flores, ayamontino de 35 años, casado y con dos hijas. Es víspera de Reyes y Juan realiza el encargo para, con lo que cobre, comprarle una muñeca Nancy a las pequeñas.

En el momento de zarpar aparece una patrulla de la guardia costera portuguesa. El cabo António Nunes (recién llegado de la Guerra de Angola) se acerca al contrabandista y, sin darle el alto, le descerraja dos tiros a bocajarro. Uno le atraviesa el abdomen. El otro le perfora el corazón y lo mata en el acto.
El asesinato se comete en tierras lusas, por lo que el cuerpo es trasladado a una morgue de Portugal. Allí, el contrabandista no tiene a nadie que vele el féretro. La familia reside en Ayamonte y no puede ir a reconocer el cadáver hasta que zarpe el primer transbordador hacia Portugal a la mañana siguiente. Y en lo que debería haber sido un velatorio desierto, una misteriosa mujer, vestida de negro, permanece durante toda la noche al lado del féretro.
El crimen salta a los medios de comunicación y provoca una revuelta ciudadana en Ayamonte. Miles de vecinos salen a la calle protestar por el asesinato a sangre fría de su paisano.  El suceso se convierte casi en un asunto de estado y provoca conflictos diplomáticos. Para intentar enfriar los ánimos, el cadáver no es trasladado a Huelva hasta el día 9 de enero  Durante esos 4 días, la misteriosa mujer de negro permanece firme velando el cadáver, sin relacionarse con nadie y esquivando todas las preguntas que le formulan. Sólo comenta que se llama “María”.
Coincidiendo con el 30 aniversario de la creación de la copla que hizo carlos cano, se desvela la identidad de “María la portuguesa”, que ni se llamaba María, ni era portuguesa. Su nombre era Aurora y era española . Aún hoy, Aurora es un símbolo en ese municipio. Fue una mujer adelantada a su tiempo. Prostituta de lujo (y orgullosa de ello), sus clientes formaban parte de lo más granado de la alta sociedad portuguesa. 
María de los Ángelesera su nombre. Su madre falleció durante su parto y de su padre nada se sabe. Fue criada por una pareja de vecinos, española ella y portugués él.

9.11.18

Mis viernes : Mahou, la sirenita y los caramelos de violeta

 
" Mahou: La nuestra "

Acrílico sobre lienzo

Dicen que desde los acantilados de Muxía, los días sin bruma se puede ver América
A veces te siento, mirando lánguida con una pasmina sobre tus hombros contemplando el mar. Amanece a tus espaldas, y los colores se van volviendo dorados, a poco el azul de la bruma se difumina a medida que se eleva y se pone en contacto con las capas más cálida de aire.
Tienes tantos proyectos por cumplir, tantos sueños para compartir. Giras, y te diriges hacia la iglesia que los mareantes han dedicado a la Señora que les protege
Te sientas sobre la roca, el sol ya calienta un poco,  entornas los ojos adormeces de nuevo y recuerdas:
Hubo un tiempo, que un marinero hacía las mares más lejanas y también  las próximas
Era locuaz, dicharachero,y bravucón. En cada puerto tenía una mujer a la que había rendido su corazón. Enamorado de todas, el marinero, había sembrado su semilla y en cada jardín había plantado una flor. Su mundo su amada su amante era la mar

Baja la mayor …! . Suelta soga, ata el trinquete al cabestrante ! gira a babor, por Neptuno….! despotricaba a gritos
Cien veces había luchado con su amada; las tormentas eran su mayor desafío… Y otras se dejaba besar con las espumas que la mar le enviaba sumisa

En algún lugar bajo las aguas próximas a Muxía Maruxaina, sirena joven vivía ajena a el mundo de la superficie. Había oído hablar a su madre sobre los humanos, seres como las  sirenas pero con  dos patas como los cangrejos, el mero hecho de pensarlo la producía horror a Maruxaina

Miraba hacía arriba y veía una claridad azulada que de siempre la intrigó. Una noche, decidió ascender  y llegándose hasta unas rocas cercanas a los acantilados contempló el mundo de la superficie...y lo que vio fue sorprendente
Vio un cielo oscuro plagado de puntos luminosos como cuando la claridad del sol llega hasta sus escamas y éstas brillan, vio las sombras oscuras de los acantilados amenazantes. La brisa la llegaba fría y presa de miedo, se regresó a las profundidades de su mar protector, cálido
Pero el mal ya estaba hecho había bebido en el vaso de la curiosidad y en un amanecer volvió a ascender a la superficie para contemplar y lo que vio, la cautivó: vio colores, sintió calores
Sentada sobre la roca, pudo ver como el telón azulado de la bruma era a poco levantado por un sol que dominaba el cielo y contempló los verdes puros de la tierra cercana y sintió en sus mejillas, en su piel desnuda toda, la brisa cálida que llegaba de tierra adentro, con olores a humo de chimeneas, musgo y cómo las gaviotas revoloteban cerca de ella graznando jugando como niños
El azul la la rodeaba el mar golpeaba las rocas dando grandeza al escenario

Qué pena de hermoso mundo, habitado por monstruos bípedos horrorosos se dijo.
Y descendió cantando una triste canción de amores no correspondidos. El destino hizo que una noche de luna llena, la mar cambiara su genio y trajo a su amigo el Septentrión de sus lugares de invierno y levantó olas mas altas que el volar de las aves, la espuma salpicaba las estrellas
El marino se aferró al timón Recoged velas! girad tres cuartos, rumbo a puerto seguro gritaba el marinero
Pero su amada esta vez le quiso sólo para ella, y de un certero golpe le arrancó del timón!
y la mar le envolvió ansiosa de su cuerpo cayendo por la borda, en íntima comunión
Y el marinero descendía y descendía braceando, los ojos desorbitados, hasta que rió como una luz se le acercaba. Es la muerte ! pensó, cerró los ojos, y se entregó

No tengas miedo, sintió que en su mente le hablaban, abrió los ojos y vio que tenía a su lado una joven, de ojos azules, bellísima y la sonrió. Mas sonrió al ver su cuerpo semidesnudo
Luego gritó  AAAAHHHHH..! al ver que era una sirena
No es verdad lo que me esta pasando ! , se dijo, las sirenas no existen, sólo son leyendas, afirmó

Yo te salvé , vi que no podías vivir dentro del mar como yo. No te asustes le dijo Maruxaina, yo al verte pude superar el horror y miedo que me distes cuando te vi tan deforme

Se miraron y.. rieron a la vez los dos, jajajajajajja
Eres hermoso dijo ella, mientras le mesaba los cabellos con sus dedos, el marinero, la sonrió
cómo te llamas? Maruixaina, contestó
la trajo hacia sí, y la beso
Hicieron el amor durante dos días y dos noches sin parar. Al tercer día, el marinero dijo: Maruxaina, debo partir por esos mares de Dios
Ella dijo: espera, te traeré un recuerdo para que siempre me tengas presente
Y descendió a las profundidades
Apareció al momento con una caja de bronce.
No la abras hasta que no estés en tu mundo, dijo 
Y cuando ya la silueta del marino se perdió por la linea del fin del mundo, ella rompió a llorar (Por eso saben saladas las aguas de mar cercanas a Muxía )
Sabía que era todo imposible, y que, jamás le volvería a ver, pero quizás llevara su fruto plantado en su jardín..?

Cuando llego a su casa, el marinero entregó la caja a su madre dentro había un mejillón de negra cascara, sobre ella en primorosa filigrana blanca, un molusco había trazado un hermoso dibujo.
Qué hermoso dijo la señora, lo copiaré y lo repetiré con hilos de fino algodón
Así nació el Encaje de Camariñas
……
Desde la piedra sobre la que estabas postrada, abriste los ojos para tomar de nuevo realidad y sonreíste por la historia hermosa que un marinero y Maruxaina vivieron
Su fruto: algo muy hermoso que jamás…jamás el tiempo puede borrar

PD: Para finalizar y tenga sentido con el título, me tomaré una cerveza Mahou y después unos caramelos de violeta

2.11.18

Mis VIERNES : Nefeli



Boceto de Nefeli


Queréis café?, mientras lo preparo, os iré contando algo aparentemente increíble… Nefeli, por favor, corta un poco de tarta de mandarina para nuestros amigos, yo pondré mientras la cafetera.

Os narraré la historia:
"Unos momentos más, un instante de reposo en el viento, y otra mujer me concebirá "-Kahll Gibran-



Era una tarde espléndida. El anciano coleccionista de almas bellas, gustaba de sentarse bajo el mismo árbol en la falda de las montañas de Gredos, y así en reposo ver pasar los atardeceres.
Elevó la vista y vio al Halcón disfrutar de su levedad sobre el cielo. El anciano chascó los dedos. El halcón quedó suspenso en el aire unos instantes, para después descender suave hasta junto al coleccionista de almas
La mirada del halcón era de confianza, giraba la cabeza para observar al anciano, y éste levantó el puño cerrado extendiéndole paralelo al suelo, cuando abrió la mano, había en ella un colgante, con una triada de brillantes en forma de corazón. Sin duda una joya muy valiosa y antigua
La ciñó al cuello del ave, para que no la pudiera perder en su vuelo. Después chascó de nuevo los dedos, y presto el ave se elevó al cielo.

-"Ve, vuela. Recorre nuevos lugares pero ten en cuenta una cosa: no desfallezcas jamás, por que el destino, no sólo parajes nuevos te tiene destinados"-

El halcón quedó asombrado, entendía perfectamente el lenguaje, ahora volaba, las piedras que llevaba descomponían los rayos de sol en luciérnagas de vivos colores.
Sintió frío y descendió su vuelo; hasta posarse sobre la pared de un estanque entre castaños, en el valle de Aosta
De la casa cercana las notas de un piano le llegaban nítidas.  Anochecía, buscó refugio en el cercano lago de Como, entre juncales y matas bajas para dormir.


¡¡¡¡¡ BAAAANNNNNG !!!!!!

Un seco disparo le despertó de su lecho, notó calor en una de sus patas y como aún una polvareda de humo con olor a pólvora le envolvía. Elevó el vuelo, escuchaba a los cazadores que gritaban:

¡ Lleva algo brillante en el cuello. Disparad !!!!!BAAAANNNNGGG !!!!!!,
Otros dos tiros, decenas de perdigones asesinos silbando rodeando su volar
El halcón le elevó como una flecha, por momentos le dolía más su pierna. La sangre ya aparecía en ella. Y voló...y voló hasta caer casi agotado justo cerca del estanque donde se escuchaba cercano la música de aquel piano con música de Ludovico Einuadi: "Nefeli".
El halcón cerró los ojos entregado a su muerte.

Notó un escozor insoportable y cómo después alguien soplaba sobre su patita herida.
Era una joven, una aparición, y no dejaba de hablarle
-"Te curarás, ya verás y podrás volar de nuevo al sur, por que tú eres un ave del sur,  y yo,  sólo una mano del norte"
El halcón comprendía todo. Esta vez se atrevió a contestarla, nunca había hablado a un humano

"Gracias, te debo la vida"

De pronto la cara de la joven se quedó pálida y entre tartamudeos dijo: "Có... cómo tienes tú esa triada? hace años desapareció de casa, pensamos que un ladrón, o acaso, si, debió ser una urraca que roban todo lo que brilla, ahora lo entiendo..." Noooo. contestó el halcón no es robada, me la entregó un anciano, después me dijo: " no desfallezcas jamás, por que el destino, no sólo parajes nuevos te tiene destinados"-
-" Esa triada de brillantes es una joya que pasa de mujer a mujer en nuestra familia y siempre la llevamos el día de nuestra boda "
-Tómala, la dije, es tuya, yo sólo he sido su portador y me ha traído hasta ti "-
La amistad entre el convaleciente halcón y la joven fue creciendo. Pasaban horas y horas juntos, jugando y riendo
Una tarde el halcón comenzó a sentir ganas de llorar desesperado por el nuevo sentimiento y la impotencia. La joven lo intuyó y tomándole entre sus brazos, con ternura le atrajo hacia sí y le besó.

-AMIGOS:¿ QUÉ CREÉIS QUE OCURRIÓ ?- Siiiiii  habéis acertado

El viejo coleccionista de almas se apareció, y sonriendo, señalando al halcón con su dedo índice, le dijo: -" Veo que habéis encontrado no sólo nuevos parajes"
Y entonces fue cuando extendiendo sus dos manos, cerró los ojos  Una nube blanca como la nieve les envolvió y...Apareció  como humano dejando la reencarnación de halcón, mientras Nefeli incrédula no dejaba de llenarle de besos...

"Cuando se ponga el sol, sigue al halcón Te espero en el desierto de cristal de cuarzo
Ven, ven a tomar el néctar de mis labios .Déjame escurrirme entre tus brazos. Con el último resplandor del día nuestros cuerpos eternos, brillarán en un abrazo absoluto"

-"¿ Cómo quereis el café...? " -