Vistas de página en total

27.4.21

Encuentro juevero: La Curiosidad

 Este jueves es conduce Molí del Canyer, su propuesta es " La Curiosidad "

El relato que escribo podéis leerle a continuación




¿Sois curiosos?, bueno, os contaré cómo mi abuelo conoció a mi abuela. Un día también sentí curiosidad se lo pregunté y me dijo : " Nieto siéntate"

Antes de la Segunda Guerra Mundial, había entrado a una biblioteca pública  elegí el libro de " El Principito", en la última página encontré el nombre de su última lectora: Lady Ana, sentí curiosidad quise conocerla, me costó trabajo pero conseguí su dirección por una indiscreción de la bibliotecaria

Los acontecimientos se precipitaron y entramos en guerra y no llegamos a conocernos. Durante todo ese tiempo nos habíamos carteado. Nació entre ambos afinidades y sentimientos encontrados que terminó en un gran interés en conocernos cuando la locura de la guerra acabara

Con la victoria llegó la cita. Yo llevaría en la mano un libro de El Principito y ella un ramillete de camelias. Estaba nervioso, mi curiosidad por conocerla podía conmigo. Habíamos quedado en la estación central de trenes de mi ciudad

Una joven se dirigió hacia mi, de figura estilizada, bien formada, pelo acaracolado, labios carnoso. Vestía un vestido suelto ligero, de color rosa palo. Se me iluminaron los ojos, pero...NO llevaba el ramilletes de camelias

Mientras se acercaba una sonrisa surcó sus labios ¿ Vas por mi marinero? murmuró 

Incoscientemente di un paso hacia ella y fue entonces que vi a la chica del ramillete de camelias. Era una mujer ligeramente gruesa cabello castaño, sombrero desgastado, piernas regordetas y gruesos tobillos.

Sentí como si me partiera en dos; la chica del vestido rosa se alejaba, mi deseo era seguiría la vez que sentía un profundo anheloso por la mujer que me había estado apoyando tanto tiempo

No vacilé, mostré el libro de El Principito a la mujer del ramillete de camelias. Esto no sería amor, me dije pero si algo parecido, una amistad por la que debía estar siempre " domesticado" como decía el zorro de el Principito. Saludé a la joven y la entregué el libro.

Mientras la hablaba sentía como la amargura de la decepción me embargaba.

" Soy el teniente Rodolfo" la dije, ¿ Y Vd. Lady Ana?, estoy muy contento y tenía mas que curiosidad por conocerla. ¿La puedo invitar a cenar?

La cara de la mujer dibujó una sonrisa tolerante " No se de qué se trata hijo, pero la señorita del traje rosa palo que se acaba de cruzar con Vd, me pidió, más bien me rogó que sujetara el ramo de camelias. Y me dijo que si Vd me invitaba a cenar, yo debería decirle que ella le está esperando ya en el restaurante de enfrente.....¡Corra hacia ella, no pierda en tiempo !

¿Satisfecha tu curiosidad nieto?





21.4.21

Este jueves: Mi encuentro con Mara Verso

   Este jueves conduce El Demiurgo de Hurlingham, 

el tema propuesto es:  Mi encuentro con  Mara Verso

Os dejo con mi entrada:

............



Era uno de esos días de lluvia torrencial, me refugié en la marquesina de un cine apelotonado con más gente. Me llamó la atención esa joven tan cercana a mi que compartíamos aliento,  en el bolsillo superior de su vestido tejido en rojo estaba bordado " Mara Verso " Al final venciendo mi timidez la saludé: ¡ Hola Mara ! Me miró, sin decir palabra

¡ No tenía pestañas, no tenia cejas !

Me conmoví, pensé que estaría tan joven en un tratamiento de quimioterapia.
Luego siguió mirando al frente la mirada perdida. 
De pronto un taxis frenó con estridencia frente a nosotros. Dos forzudos salieron del coche tomaron a Mara una por cada brazo para introducirla por la fuerza en el taxis.

Ella me miraba sin decir palabra, sus ojos me pedían auxilio con su mirada.
Corrí tras el taxis. Paré otro y les seguí hasta el aeropuerto. Antes de entrar en la terminal, pude darles alcance. Un fuerte puñetazo me dejó conmocionado en el suelo. 
Sus avisos de" Lárgate de aquí , o llamamos a la policía " martilleaban mi semicosciencia.

¿O llamamos a la policía..? 

Me incorporé aún desconcertado. Les había perdido de vista. El taxis de los raptores estaba aún aparcado, corrí hacia él. Abrí la puerta, se habían dejado una carpeta con un informe y las fotografías de mi chica de la parada con diferentes uniformes: de camarera, trabajando con un ordenador, de enfermera, de ama de casa, y al final un texto y un teléfono " ÚLTIMA GENERACIÓN DE ANDROIDES "

La ciudad sigue viva. Pasa una enana guapísima con cascabeles en sus calzas, dos hermanas mellizas con coletas y rouge en los labiosPasa una mujer enfundada en luto: Ojos inquietos bajo el velo, los labios trémulos. Su mente está en esas perdidas tardes de acaloradas siesta.

Pasa un gigante de esos de circo con todo su cuerpazo tatuado como el de un ganster japonés. Un joven canoso fumando en pipa llevando en brazos un gato siamés bizcoEnfrente, una señora regaba flores de color blanco. Un perro dormía sus penas, el barredero barría las sombras de la noche, las estrellas tintineando silenciosas buscando a Neruda...

El precio es desorbitado, pero me he pruriempleado para ahorrar y poder hacerme con mi Lara Verso.


14.4.21

Encuentro juevero: ANACRONÍAS

  Este jueves víspera de viernes, es Mag quien propone el tema: Anacronías

Mi propuesta es la siguiente para Abril, mes florido y de eternos renaceres:



Todos los 16 de Abril se repite esta historia: Yo espero el autobús en el otro extremo de la parada hay una chica que también espera, nunca la oigo llegar.
La observo mejor.¡ Nos parecemos como dos gotas de agua!

Tiene unos auriculares puestos, la miro y la pregunto ¿ Bob Dylan ? aunque mi mente en realidad pensaba en Ludovico Einaudi.





No: Escucho "Nuvole Bianche"  ¿Sabes que esa canción la compuso Einaudi para mí?
Sonreí, ¡ Vaya, parece que tienes mucha confianza con él !

Somos idénticos hasta en los gestos
Se puso a juguetear con un mechón de cabello, enredándole en uno de sus dedos
Luego, sonriendo me dice " No es que seamos iguales y que tengamos iguales gestos , somos gemelos astrales "
Saca un cuaderno de su bolso y un bolígrafo
Me doy cuenta de que tiene la misma forma de escribir, de sujetar el bolígrafo, y la misma letra que yo. 

"No es que nos parezcamos, si es eso lo que piensas. Que lo es, porque conozco esa expresión es tan tuya como mía. No es que nos parezcamos, es que somos iguales. No estoy muy segura, pero diría que somos la misma persona en puntos diferentes, o en vidas distintas. Y, bueno, yo llevo sostén y tú no"

No contesté
No te preocupes, no es la primera vez que esto nos pasa. Con mucha serenidad se puso a buscar en las páginas del cuaderno. Una vez encontrado, golpeó con el boli sobre el apunte

" En otras vidas compartidas, ambos buscamos un lugar a salvo de una plaga de peste y coincidimos con Boccaccio que nos describió en uno de sus cuentos, otra vez intentamos abrazar la religión islámica en la Turquía de los Derviches, era en el siglo XVI, si, mira concretamente el 1577.
En otra íbamos en una nave a repoblar las colonias de Cuba. ( Siempre me gustaba verte coquetear con todas las chicas, por que sabía que sólo eres para mi ).
En cada vida compartida, era como encontrarte ante un espejo y ver tu imagen reflejada.

Luego se quitó los auriculares, y se puso seria.
¿Tal vez sea que la que viaja en el tiempo sea yo, o que todo sigue un orden que yo no entiendo. O tal vez la próxima vez seas tú el que me encuentres y me hagas recordar las vidas pasadas juntos ?.
Recogió sus cosas, guardó los auriculares, el bolígrafo y el cuaderno, me besó suavemente la mejilla, y me dijo
"Bueno, aquí viene mi tren..."
Miré la calle, seguía vacía desde que este suceso comenzó, buscaba raíles, un andén pero era una parada de autobús donde estábamos sentados

¿Tren..?
Ella me sonrió. 
Pude ver como su pelo y luego su vestido se agitaba por una ráfaga de viento que no llegué a sentir
Alzó una pierna para subir un escalón... Y desapareció

¿Dios sabe hasta qué vida será la siguiente a compartir?, da igual, se que nos volveremos a encontrar en otras vidas