Vistas de página en total

31.1.20

Mis Viernes: La mariposa tatuada



" Calle de la Iglesia "
Gredos
acrílico sobre lienzo


Os traigo el encuentro con un compañero con el que coincidía dibujando bocetos en el Circulo de Bellas Artes de Madrid siendo jóvenes.Me le encontré hará semanas nos saludamos y pasamos a compartir un café y recordar aquellos tiempos y el cómo nos ha ido en la vida 
Él me contó que trabajaba en el Tatoo Shop del barrio, y a continuación cómo conoció a la ahora su esposa. 
Mariana.  Ella vivía en el barrio donde él tenia su taller y cómo ella pasaba largos ratos mirando por los cristales las plantillas de los tatuajes, las hermosas filigranas de guerreros, princesas, serpientes . 
Al fondo, en una mesa de masaje, yo trabajaba pistola en mano dibujaba con primor la piel de los clientes como si de un caballete se tratase. 
- Quiero uno aquí, en la pantorrilla me decían, yo quiero otro cerca del ombligo, yo quiero uno que sólo mi pareja pueda verlo y lo quiero tatuado justo aquí mientras se señalaba la ingle con cierto rubor y sonrisa pícara. Y la clientela llenaba el negocio y salían encantados con su marca indeleble, como un estigma artístico gravado bajo la piel. 

Una tarde entró Mariana, tímida, discreta, decidida a tatuarse una mariposa justo en el cuello, para así tapársela con el pelo, venido el caso. La miré como reconociendo el rostro de la muchacha del escaparate, prerrafaelista, bellísimo, evanescente entre las brumas de la tarde. 

La pregunté,¿ qué te pinto ?. Me contestó: Lo que quieras. 
¿Por donde empiezo ?. Me da igual, conozco bien lo que haces y me gusta todo. Desde ese momento no pudimos apartar la mirada, mientras hablábamos de cine y de pintura. 
Yo comencé a dibujar desde el tobillo de Mariana el fruto de su arrebato viajando por todo su cuerpo nacarado de formas mórbidas y redondeadas. Y así pasaron los minutos que se hicieron horas, mientras hablábamos y hablábamos y su cuerpo se fue tatuando totalmente de mariposas, de sueños, de amor, de formas. Y Mariana es ahora mi esposa, además de mi catálogo andante.
Yo amigos que me leéis le dije: Fortuna la tuya que tienes como lienzoel soporte más bello posible, mientras yo sólo puedo pegar colores en lienzo de algodón o lino

24.1.20

Mis Viernes: Mi ángela se fue

Playa de Famara, en Lanzarote
Una estancia en la isla volcánica más mágica



Tú que ahora me lees:

Si algún día tienes la oportunidad de pasear en Lanzarote por la bellísima playa de Famara  ves llover ángeles y te encuentras, en el suelo tirada, como si fuera un papel una chica guapa. Ayúdala a incorporarse, luego que sacuda su ropa y si tienes suerte, te diga: 
Gracias por ayudar a levantarme. Sabes caí del Cielo.




Eres una ángela entonces?
Noooo los ángeles somos asexuados, pero…digamos que sí
Por cierto me llamo Laura, dijo, mientras se colocaba sus alas de mariposa
Muuuakkks muuuakksks encantado Laura, yo Rodolfo

Me gustas para mí, Laura: te compro
¿ Estás seguro que se puede comprar un ángela ?
Todo el mundo dice que con dinero todo lo puedes comprar 
¿Cuánto pedirías  tú Laura ?

Con un beso bastaría, quiero probarle, será mi primera vez

¿Sabes qué no podremos tener hijos? , me afirma Laura

Siempre quise tener un hijo con alas la contesté

Así fue como convivimos un par de años
En ese tiempo intercambiamos lo mejor de nosotros
La enseñé un amplio repertorio de palabrotas del repertorio español
La enseñé lo que era disfrutar un estado de sopor etílico
fumar como una descosida
Provocar a los amigos, ponerlos nerviosos y ser el eje de la crítica de sus parejas
La fui descubriendo cada rincón de su cuerpo A cada momento me decía más sexo, hasta secarme como a una uva pasa

Ella intentó enseñarme a volar
Me prestaba sus alas de mariposa y me decía súbete al armario y salta
Zaaaaas !!!!! zapatazo contra el suelo: nariz sangrando e hinchada.

Como mucho llegue a planear en los espacios abiertos los días de viento suave. Eso si, sujeto con una cuerda como si fuera una cometa

Hasta que el temido día llegó:
Rodolfo me voy, me gustan los jovencitos, ellos pueden comprenderme mejor que tú
Contigo me aburro 

Y así es como se fugó con un tal Fernando de Erasmus a Cracovia
El hueco que dejó Laura en mí nunca más le he rellenado, si un día os encontráis con un espíritu puro como Laura, sabréis de lo que hablo

.

10.1.20

Mis Viernes: Historia a orillas del rio Tiétar

" Vista del Tintar seco, desde la Puente Nueva a la Puente vieja "
Tintas sobre cartulina 50 x 50



Un olor evoca, un color estimula, un sonido translada en el tiempo, unas palabras depende cómo se oigan, marcan de por vida.

Mi abuelo Javier un verano en Gredos junto al río Tiétar me contó un suceso importante para él:


- " La primera vez que estuve en Estanbul, fue hace veinte años. Fue unas vacaciones muy programadas
Nada dejé improvisado: La Mezquita Azul, el Gran Bazar, Topkapi, La Torre de Gálata, la gran Cisterna. el Bósforo, el cuerno de oro…
Había dudado mucho en la elección del hotel adecuado. Me debatía entre la comodidad y pulcritud de lo moderno, o la tradición más cercana a sus esencias.
Finalmente me incliné por el Peral Palace Hotel.
Se construyó para alojar a los pasajeros que en los años 1880-1890, llegaban a Estambul, desde París, a través del romántico " Oriente Express ".
( En ese hotel Agatha Christie situó su novela "Asesinato en el Orient Express" ).
Ya la primera noche que pasé en él, dormí agitado. No conciliaba bien el sueño, no eran pesadillas,  mi nombre era repetido con una voz muy dulce.
Al día siguiente comprobé que todo lo que se dice del Gran Bazar o del Bazar de las Especias, es poco. Tiendas de ensueño, oro, alfombras, y sobre todo especias. Jamás mi olfato volverá a tener una orgía de olores como los sentidos allí.
Pasé un instante a una tienda de artículos de piel. Me pareció sentirla antes de verla. Se probabas unas sandalias de fino cuero. 
La escueta minifalda no podía ocultar tus bonitas piernas 
Y llegó la segunda noche. Abrí las hojas del balcón.
El Bósforo era un cielo caído, repleto de luces  sobre sus aguas .

La brisa traía olores a hierba mojada. Necesitaba dormir, caí rendido en seguida.  

En mi sueño….supongo, me desperté.
Sentada en el borde de la cama 
Era bellísima. El pelo en media melena, la sonrisa en toda su cara, y una voz tan dulce como cuando jugaba a buscarte entre los fardos de heno en la casona de campo.
Me dijo :"Javier, cuida de ella, prométemelo. Soy su madre,  Yo me ire pronto".
 Sentía paz, y producía confianza la visión de la mujer.
"Te doy mi palabra que así va a ser, por muy lejos que esté cuidaré de ella "

La jornada del segundo día fue tan agitada como el primero.
Visité Topkapi y sus tesoros. Te volví a ver, estabas con dos amigas viendo las estancias privadas de la Sultana.

Me acerqué 

¡"Hola !" la dije. " Aún no me conoces pero prometí cuidar de ti toda tu vida "
                                     " ¿ Javier….?" dijo

Así es nieto, como ocurrió, tal y como te cuento esta historia
         

3.1.20

Mis Viernes: El pescador de Bagdad y los copos de nieve


Mi hermano conduciéndome en el tiovivo

Foto del siglo pasado



Escucha atenta este cuento:




Cada noche un humilde pescador cercano a Bagdad echaba desde la orilla la red al mar, esperaba que se posara  en el fondo y tiraba con fuerza hasta que aparecía su captura
Apartaba zapatos viejos, cacerolas objetos inservibles de todo tipo que tiraba a la arena y en medio las hermosas percas que alimentarían a su familia



Ese día Al-lha cambió su suerte. En el momento de sacar la captura apenas pudo, su peso era esta vez desorbitado
¡Ayúdame Al-lha !
Vio que pasaba un joven fuerte, que le ayudó desinteresadamente. Y tiraron con mucho esfuerzo, hasta que vieron aparecer de entre las aguas una descomunal tinaja de barro

El pescador metió la mano y vació arena y más arena. Maldijo su suerte, dirigiéndose al muchacho se sinceró: 
La fiebre tifoidea es algo terrible, o te mata o te deja idiota.
Lo sé bien porque tuve la suerte de sobrevivir gracias a Al-lha.

El pescador y el joven se marcharon abandonando su captura, descepcionados por que no contenía tesoro alguno. Sus siluetas terminaron por desaparecer entre las dunas
La tinaja estaba repleta de... uno, dos, tres...así hasta cuarenta ladrones y Ali Babá y Scheherezade, y Las mil y una noches y Aladino con su Genio que todo concede...

Del fondo de la tinaja sonó como una voz fuerte como un  trueno: ¡ PIDE TRES DESEOS ¡QUE PIDAS TRES DESEOS COÑO !

Nadie le pudo escuchar por que nadie había

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

Lucía hoy 


Recuerdo aquella entrada hace catorce años que decía:

Lucía abre la ventana y extiende la mano. Varios copos se posas suave en su mano, en su brazo desnudo y Lucía comienza a reír diciendo " Me hacen cosquillas " ( no, ella no lloraba)
Lucía se queda pensando y pregunta a su abuela: " Abuela, dónde van los colores cuando nieva ? "