Vistas de página en total

28.12.18

Mis viernes: El mes de Ticren





Almustafá, el Elegido y Bienamado, el que era Amanecer de su propio día, volvió a su isla de sueños, en el mes de Ticren , el mes del recuerdo.
Y su barca se acercó al puerto, y posándose en tierra dijo: Aquí está mi lugar en el sueño.
Allí la niebla fijó su permanente morada, en esa isla fértil en arroyos de abundantes aguas .
Habíanse desalojado del lugar los pastos, los animales, las aves y los árboles, los colores, sólo la niebla lo llenaba todo. Allá a donde pretendieras ver,  la niebla lo cubría con su manto gris espeso.
Almustafá cerró los ojos y entró de nuevo en un sopor y soñó una vez más.



Una hermosa doncella de pelo dorado y ojos del color del lapislázuli, e intenso olor a flor de lavanda, se le acercó desnuda y susurrándole al oído le dijo mientras le besaba sus párpados:
                      "- No me dejes ir-".
Almustafá besó sus senos y sus ojos, y la dijo:
Te doy medio reino, 
                              media isla 
                                              media vida 
                                                               si yaces ahora conmigo.
La doncella de los ojos azules, pidió como condición que la niebla desapareciera de la isla, que el sol brillara que las praderas se cubrieran de verde, y los árboles se poblaran de pájaros así como el bosque de animales y los colores todo lo llenara
Almustafá, entonces abrió sus ojos para contestar a la doncella, y fue cuando, la doncella quedó atrapada en la niebla
Almustafá lloró la desaparición de la doncella, y en su barca acompañado de las sombras de las brumas y del silencio y se dirigió a la cueva de los Tres Deseos
Una vez allí, Simbad el señor de los deseos: le dijo: Almustafá que todo lo puedes señor de las nieblas, en que puedo serviros ?
 -Simbad; puedes concederme tres deseos?
 -Siempre y sólo por una vez en la vida de cada mortal-, contestó
Bien dijo Almustafá
Quiero como primer deseo que la niebla se recoja en otra isla lejana de la mía
Quiero que lo verde cubra la desnuda tierra, que la vida nazca con lo verde y que las aves pueblen los cielos asi como que los animales llenen las tierras y todo quede impregnado de colores
Y como tercer deseo pido que mi Amor, regrese una vez que sepa que todo lo que ella desea se cumplirá
Simbad mirando a Almustafá señalándole con el dedo índice le dice:
Señor de la niebla, debéis asumir para siempre vuestro compromiso 
Yo os concedo los tres deseos que me pedis
    
Y así es como la Historia trasciende, y así es como sucedió. La niebla, sólo es agua en suspensión, y el amor es tierra fértil de la que nacen todos los sueños
".¡Oh Niebla!, 
                     hermana mía,  
                                          hermana Niebla
                                                                   ahora soy uno contigo.
No soy ya un ego. Los muros han caído, y las cadenas se han roto; me elevo hasta tí, yo mismo como niebla y juntos flotaremos sobre el mar, hasta el segundo día de la vida, cuando la aurora nos deposite, a tí, como gotas de rocío en un jardín, y a mí, como a un recién nacido, en el pecho de una mujer 

24.12.18

NAVIDAD ( Repito sin corrección alguna la entrada del año 2009)





De nuevo una Navidad para compartir
Es el tiempo en que conmemoramos los creyentes cristianos el nacimiento de Jesús
Tiempo de amor
Una vez más regreso a mis rutinas de Navidad:
compartir con mi familia, compartir con mis amigos
Siempre los dulces, y villancicos
y las luces de mi ciudad
y la loteria ( algo me ha tocado..., no el gordo, pero si un "pellizco")
Y como siempre no podía faltar el espíritu navideños, para mí encarnado en la palicula  QUE BELLO ES VIVIR
ya son tres años seguidos poniendo esta película y deseo sean muchísimos más
Para vosotros mi cariño sincero y cierto
y un beso
Feliz Navidad


21.12.18

Mis Viernes: Pigmalión


" El liguero de la novia "
tintas


Os narraré una historia familiar que conservamos por trasmisión oral. de generación en generación; sentaos, el cuentacuentos os lo va a narrar:
Hace más de dos mil años, cuando Pericles gobernaba en el esplendor de la Grecia antigua, cuando Atenas dominaba el Mediterráneo conocido y las leyendas y los dioses convivían con los humanos ocurrió algo que:


Atardecía en Atenas, el marino Simbad, descendió de su barca de vela árabe y con un torpe andar de marinero en tierra, se encaminó a la taberna de Thalon
El sol dora los blancos, las sombras se pintan en malvas. Una parra cuajada ya de uvas y avispas se dibujaba en el patio trasero de la taberna. Dentro la oscuridad tan sólo rota por un rayo de sol que pasa por la rendija de la cortina. Zumbidos de moscas sobre una mesa con restos de frutas
-"Tabernero dijo Simbad, quiero cena y cama".
Aceitunas negras, queso de cabra, y algo de musaka fue su cena.  Mucha  fruta para compensar las carencias de ella en la navegación
Por la mañana Simbad se dirigió hacia la Acrópolis, en los alto se veía las obras del Partenón
Una vez allí se dirigió a uno de los capataces y le preguntó por Praxíteles.
-"Aquel, el de la túnica alba y la greca en oro"-, me dijo señalando.
Esperé a que despachara a la  gente y me presente: "Praxíteles, soy viejo amigo de Pigmalión " le dije, ¿ Pigmalión…? bien…espera, termino mi trabajo y comemos juntos
Praxíteles  dirigía con maestría las obras no sólo de la Acrópolis si no además  la magnífica estatua de Palas Athenea la gigantesca estatua en marfil y oro cara y manos  que presidía y protegería la ciudad.

Cordero asado al sarmiento, aceitunas negras y verdes, vino de Rodas y queso de cabra…todo un banquete en honor de nuestro común amigo Pigmalión


-"El me enseño todo lo que se, comenzó diciéndome Praxíletes. Fui su alumno preferido, me transfirió su arte, pero lo más importante, me transfirió su tesón y su amor por la escultura de él aprendí a buscar en la cantera el mármol adecuado y a saber ver dentro del bloque la figura a esculpir
Un día me dijo: " Praxiteles, he soñado con mi obra maestra, se me presentó en el sueño y me dijo Pigmalió, dame vida y seré tuya…Amigo: Sera mi gran obra, sera mi obra maestra". 

Y así mi maestro presto comenzó a hacer los preparativos para ello. Se proporcionó de una gran carreta con 6 bueyes fuertes, y se fue a tierra de bárbaros, a la península que hay hacia occidente, en las canteras de Carrara, donde nace el mármol blanco y mas hermoso, con el grano mas prieto y mas duro.
Eligió de entre las cortas la mas perfecta Un gran bloque de 3 metros cúbicos que a duras penas los bueyes podían con él en su arrastre
Un mes tardaron en llegar a Atenas.
"Mírale, contémplale de él, saldrá La BELLEZA, me dijo. 

Que nadie, incluso tú, me moleste hasta que mi obra no este terminada", me rogó
Tres meses encerrado en su taller, yo, cada día retiraba los restos de su comida y le proporcionaba una nueva. Muchos  días ni tocaba el alimento
Su obra la cubría según iba avanzando, pero a través de los movimientos  de los perfiles de la figura, se adivinaba una mujer
Una noche me desperté algo turbaba mi sueño y me fui a ver a mi maestro con su obra
cientos de lámparas de aceite llenaban el taller. La figura estaba sin tela alguna por lo que pude admirarla sin ser visto. Era sencillamente expléndida, tan real que parecía que se moviera con el parpadero de las luces de las lamparillas de aceite
Vi a mi maestro Pigmalión, llorando agarrado a sus pies. Lloraba de impotencia mientras le oía entre susurros rebelarse contra los hombres y contra los dioses
¡ Por qué me habéis hecho esto ! exclamaba  mis manos la han creado mis manos han quitado cada trozo sobrante en la piedra para que "ella" pudiera salir, y ahora…? Dioses no merezco la vida si mi obra, la que tanto he anhelado es incapaz de compatir los pocos años que queden de vida.  ¡Quitádmela esta misma noche ! exclamaba fuera de sí
¡ Mi maestro se había enamorado de su obra!


A la mañana siguiente aparecí  y le dije: Maestro Pigmalión debe usted salir y ver a mas gente hágalo, por mí
-Ya nada me interesa me contestó


Esa noche los dioses se apiadaron de Pigmalion y en premio a su sinceridad le concedieron su deseo. Pigmalión se había quedado dormido abrazado a los pies de la estatua
Se despertó asustado, notaba que la estatua tomaba calor; se aparto y espantado desde el suelo aterrado casi, era incapaz de moverse
La estatua comenzó a tomar movimientos y descendió de su pedestal, lenta elegantemente,  bella, y le dijo: " No temáis mi señor, soy Musa,  tu obra, a vos os debo la vida, y a los dioses el poder compartir con vos los días que os queden, mi amado señor "


-" Hermosa historia, le interrumpí a Praxíteles…y que ocurrió después…"?
-"Pigmalion  después de ésto, fue incapaz de crear obra escultórica alguna, con sus ahorros se fueron a vivir al campo, viviendo bien,  trabajando la tierra."


-"Y…Pigmalión…? pregunté
El maestro…? el maestro yace bajo uno de los cipreses que hay junto a la Acropolis.
Musa, cuando falleció me dijo que quería terminar sus días ahí, divisando Atenas, el mar y cerca de los dioses….
Interesante historia le dije, muy interesante…", y partió Simbad por éste nuestro mediterráneo, en su frágil barca de un solo palo y vela árabe, quizás a seguir la ruta de Odiseus y su próxima aventura con calypso

14.12.18

Mis Viernes: Al sur de la Toscana


"Al Sur de la Toscana"
Acrílico sobre lienzo. Es mi primer paisaje :-)


Llevaba cinco días seguidos sin parar de llover.  Las mariposas de un amarillo pálido volaban sobre arbustos y copas de los árboles bajo el plomizo cielo.
Sus alas se pegaban entre sí por la humedad y caían al suelo.

Tomé una que deposité en la palma de mi mano, me sonrió y en agradecimiento me dijo: No soy una mariposa aunque este sea mi aspecto, dame calor para perder la humedad, mientras, te contaré nuestra historia:
Hace ciento ochenta años eran justo las doce en punto de la noche cuando escuché el trotar de un caballo. Una capa al viento y un sombrero de ala ancha se perfilaban sobre su montura. Fue tan rápido su cabalgar que desapareció entre los árboles sin apenas ver bien a su jinete.
Entonces yo no era mariposa, si no que era una joven y bonita mujer piamontesa que me alojaba en la posada situada justo detrás nuestro.
¡ Vaya cuento que te estás inventando,! ¿ no creerás pueda pensar que eras mujer y ahora mariposa?
¿ Acaso, las mariposas hablan ?. 
Su argumentación me convenció. 
Prosigue por favor, la dije
La visión del caballero me había dejado muy alterada.
A la noche siguiente, tomé posición minutos antes de las doce en el mismo lugar de la aparición de anoche.
De un carillón cercano sonaron las campanadas...
Estaba en medio del trayecto que hizo la noche anterior, cuando le vi aparecer al jinete y su caballo. 
La carrera era rapidísima. Para no atropellarme, el caballero paró delante mío. El caballo estaba lleno de sudor y por sus belfos soltaba vaho como chimeneas.
En caballero me tomó del brazo y elevó hasta sentarme tras él en su caballo. Giró la cabeza. ¡ Era tan bello... olía tan bien !.  Con una persuasiva voz me dijo: Te he buscado durante casi doscientos años, eres la única mujer capaz de romper mi hechizo.
Se giró y... mientras cabalgábamos como relámpagos hicimos el amor a lomo del caballo.
Toda la noche cabalgamos hasta al alba hasta regresar al punto de encuentro.
Ve a la posada, descansa, yo  seré libre de mi hechizo cuando el sol esté en lo alto. Pasará el tiempo y te tendré en mi mano dándote calor...
No entendí nada. Fui a la posada y me tumbé a descansar, había sido una noche increíble, que jamás olvidaré. 
Luego soñé que entraba en metamorfosis, y de mi espalda comenzaron a crecer alas hasta convertirme en la mariposa que ahora tienes en tu mano. 






7.12.18

Mis viernes: Salam Malecum Tisbe y Píramo


Estos dias Baviera me emborrachó de belleza


Sobre las doradas arenas de las dunas se recorta el inconfundible perfil de un jinete cabalgando pausado sobre su dromedario.
¡Salam Malecum!, dice el viajero tres veces llevando su mano a la frente a la vez que humilla su cabeza.
La bella Tisbe le ofrece un lugar en la alfombra vacía que ilumina la hoguera.
Sirve te casi hirviendo, tres veces le cambia de envase a taza. “El primero es amargo como la vida, el segundo es dulce como el amor y el tercero es suave como la muerte”. 
Qué te trae por aquí viajero? pregunta Tisbe
Busco mi sombra...
No la vi pasar , últimamente no veo a nadie en este desierto, sólo mis cabras, mis ovejas  y hoy a ti viajero.
Me llamo dice el viajero con el mismo nombre de mi abuelo que usa el mismo nombre que mi padre: Píramo
Bienvenido, le dice la joven, mi nombre es Tisbe, sirviéndole el segundo te. Come, hay aún algo de asado de cordero al fuego.
Tisbe, es un nombre hermoso como esta noche llena de estrellas…es hermoso, por que su dueña es hermosa.

( PD.: No os perdáis la parodia de esta leyenda Babilonia hecha por los Beatles )
Tras la cena, Píramo durmió cerca del fuego, Tisbe en su tienda. Después  no tardaron mucho en compartir lechos.
El sueño de Píramo rondó en la persona de Tisbe. Un arcano se le apareció en su sueño, y le dijo " Tisbe es tu principio y tu fin, es la última y definitiva mujer para ti".
Mientras al alba Píramo dormía, Tisbe, se fue a recoger sus ovejas, cuando vio merodear una solitaria leona en torno al rebaño. Tisbe huyó perdiendo su chal.
La leona llevaba una presa entre sus fauces, cuando viendo el chal de Tisbe, soltó la presa para olfatear aquel extraño objeto. Su hocico ensangrentado pintó de sangre  el chal.  La leona prosiguió con su presa.

Píramo sonriendo,  feliz de haber encontrado al fin a su sombra, a su amor, se dispuso ir a encontrarla para decirla la pasión que había despertado en él. Vio el chal ensangrentado de Tisbe, le reconoció, y lloró desesperado. Sacó su afilado cuchillo y acuchilló su cuello
Tisbe reapareció en escena, y tomó el moribundo cuerpo de Píramo entre sus brazos y sus besos, Píramo expiró.
Tisbe loca de amor toma de la mano de su amado la daga y secciona igualmente su cuerpo. Hoy se sabe que de la sangre de Píramo y Tisbe, brotó una altísima palmera que da los frutos más dulces del desierto.