Páginas vistas en total

29.11.19

Mis Viernes: Títulos o titulares

" Mujer de primavera "

Última adquisición
Autora: Octavia Tandea
( magnífica acuarelista rumana )



Os contaré una historia cierta apenas conocida fuera del ámbito familiar:

Mi tío abuelo apenas balbuceaba palabras cuando comenzó a leer . Llegó a la escuela leyendo alguna palabras sueltas: Orangután, Ornitorrinco, Hipopótamo..., Lorenzo que así se llamaba era niño prodigio en su época
Sus primeros ahorros fueron para comprarse un cuaderno de anillas, una pluma de ganso, con tintero de tinta color azul ultramar brillante. 
Había decidido dedicar su vida a ser escritor
Más tarde mandó a un ebanista fabricar un escritorio de madera de castaño, y una silla cómoda, que llenó de cojines multicolores
 Lorenzo tomó asiento, abrió el cajón de la mesa y sacó su cuaderno de anillas, su pluma de ave y el tintero de tinta color azul ultramar brillante. 

Escribió una frase. Otra frase suelta e inconexa y otra y otra.
Pero era incapaz de escribir más allá de hermosas frases y proseguir en su escrito
No decayó y durante unos pocos años siguió escribiendo lo que él denominó "Títulos de libros" que después clasificó por riguroso orden alfabético
Mi tío abuelo dejó su actividad de "Escribidor de Títulos", pero jamás su gozo de ávido lector de libros ajenos
Pasados muchos años Lorenzo fue tomando uno por uno los libros que poseía y adjudicándoles uno de los hermosos títulos que él había almacenado, e iba escribiéndolo con su pluma mojada en tinta color azul ultramar brillante en la contraportada

Cuenta  mi padre, que tras una larga vida Lorenzo un día falleció, sin descendientes, pero antes había legado sus bienes entre los sobrinos nietos. Y fue así como mi abuelo heredó sus estanterías repletas de libros con títulos corregidos en su contraportada.
Mi abuelo que era más listo que el hambre, ojeó los libros y vio los títulos de los libros y los que Lorenzo había adjudicado. 
Corrió presto a una editorial con un puñado de libros bajo el brazo. El editor comprobó los títulos nuevos y emocionado mandó cambiar los títulos por los adjudicados por Lorenzo. ¡ Las ventas se dispararon enseguida, la población de la ciudad compraba y compraba libros y leía ! .
Todas las editoriales del mundo imitaron y cambiaron cada uno de los títulos de los libros, por los que hoy en día conocemos
Por que el "Amadis de Gaula", no se llamaba así antes, ni " Fábula de Galatea y Polifemo", ni "Veinte mil leguas de viaje submarino", ni "Alicia en el país de las maravillas" ni mi " El Principito " Por que Todos son los títulos que mi tío abuelo ha elegido para ese libro
¿ Decidme si son o no mágicos y maravillosos los títulos de los libros ?

De los diversos instrumentos inventados por el hombre, el más asombroso es el libro; todos los demás son extensiones de su cuerpo… 

Sólo el libro es una extensión de la imaginación y la memoria”.


 -Jorge Luis Borges-


,

22.11.19

Mis viernes.: Busca los matices siempre


" Princesa aprendiendo de la vida "

- Tintas -



No hay monedas de oro donde empieza, el arco iris. No busques jarrones allí.

Asómate al balcón de la lluvia. Paseo azul entre bombillas de colores

A mi también me gusta la ensalada campera.


Érase que se era un reino de ensueño gobernado por una reina sabia.
Desde niña su reina madre a su vez, la había enseñado las puestas de sol, el alba, el olor del espliego, los bosques , los panetones y las tierras yermas






Siendo princesa, creyó valerse por sí misma y abandonó palacio para reconocer un mundo distinto que estaba segura existía más allá de su mente
Y recorrió los dos extremos del mundo, descendió a los más profundos abismos, donde habitan los seres más infectos, envidiosos  y sin capacidad del bien en sus corazones.
Y ascendió a las montañas más altas, y pudo contemplar lo insignificantes que somos y la obra perfecta que Dios hizo para nosotros
Así fue labrando su alma en la balanza del término medio.

Pasó el tiempo y la princesa fue reina y tuvo a María su hija, a la que quería tanto tanto, mucho mucho, tanto más que mucho, a la que educó muy cercana siempre a ella
Pasearon por caminos para ver teñir los cielos al atardecer, y olieron el espliego y la hierba y la tierra recién mojada por la lluvia. Y vieron colores juntas, coleccionado risas
La reino la educó en el blanco, y en el negro, y la princesa supo distinguir los infinitos matices y la dijo:

"Busca los matices siempre"

La princesa creció, sintió el rosa de sus mejillas, de sus carnes, de su cabello ensortijado. Y vio en el espejo como sus pezones apuntaban al cielo. Se sentía observada y admirada. Siempre se reconocía en los ojos de los demás

La reina sintió preocupación por su hija, por los derroteros que iba tomando. 
Una mañana buscó la cabaña del bosque donde Merlin habita, y escuchó el sabio consejo del viejo Merlin
" Déjala , la enseñaste todo lo que sabías, y no te distes cuenta que ella debe buscar su propio camino, que debe probar por si misma la vida y beber de todos los vasos que nos presenta "

Y fue así como la reina espero a que la princesa se sintiera fuerte para abandonar palacio
Conoció el sabor del primer amor, de los besos robados, de la "pequeña muerte" llevada hasta el delirio de los sentidos; pero también la envidia, los celos, y conoció su amor imposible...
Hasta que una mañana al despertar vio que la barca de la lámpara dejó de girar. Se miró las manos, eran ligeramente ocres; la imagen que devolvía el espejo había cambiado, sus pezones ya no apuntaban al cielo, y su cabello no tenía el ensortijado de antes.
En la calle la gente con que se cruzaba no devolvía su imagen en la pupila, ni volvía nadie la cabeza al pasar. Y decidió regresar
Por el camino de regreso compartió abrazos y besos y se dejó querer. Tuvo compañeros de viaje que se fueron quedando atrás. Todo menos uno...
Al llegar a palacio nadie la reconoció, salvo la reina, su madre, fundiéndose en un abrazo
¿Madre qué ves?
Hija, veo decenas de colores y miles de matices, te veo a ti
Si madre, soy feliz por que al fin yo también me veo, por fin me veo como soy
.


tres adolescentes



15.11.19

Mis viernes: El traficante de sueños


" Sueños azules "

Tintas



Mis queridos amigos: Entornad los ojos: soñad...




Había una vez un aventurero en un mundo sin sueños traficaba con los pocos sueños de las personas ingenuas que accedía para hacerse con sus sueños.

Nuestro personaje viajaba entre los escasos sueños de personas de extrema belleza interior que encontraba
Una vez recabó en una mente de colores azules
Esa noche el recopilador de sueños, posó como cada vez que lo hacía, su mano en la frente de una de las personas de mayor belleza con la que se había encontrado
¡Era tan hermoso lo que veía en sus sueños !
La niña le llevó hasta Atlantis la ciudad legendaria de altos acantilados.
¡ Todo lo que vio esa noche era tan bello ! Volveré se juró al marcharse

A la mañana siguiente de ese primer encuentro onírico, el traficante de sueños
se dirigió al mercado. Buscó el viejo buhonero que le fabricara una pócima que le llevara a la ciudad de los sueños
El buhonero le pidió que antes debía conquistar los tres elementos, y después regresara a recoger el hechizo que le prepararía.
¿ Conquistar los tres elementos se preguntó ?
Dios sólo sabe lo que tuve que ofrecer al anciano para que me diera la pócima que me llevara a Atlantis, posteriormente le ofrecería la complacencia de tu sueño. Lo de la conquista de los tres elementos ya veríamos. 

A la mañana siguiente me introduje en Atlantis. 

Está enclavada al borde mismo del Océano. Desde lejos ya ves una serie de terrazas que se escalonan hasta las nubes, a la vez que infinitas plataformas se sumergen en el mar.
Amarres en maderas exóticas, cristales,  pulidos bronces dorados como el oro brillan cuando casi alcanzan las nubes y el sol se refleja en ellos entre arco iris .
Torres coronadas de estandartes, de veletas que marcan todas las direcciones
El mar que rodea Atlantis vomita millones de burbujas que se elevan hasta el sol
Algas, estrellas de mar y sirenas juegan al corre que te pillo en sus aguas cercanas

Los habitantes de Atlantis los componen mujeres hermosas siempre sonrientes y austeros hombres de cabellos ensortijados 
Una cantidad inmensa de peces voladores aparecen de entre las aguas vuelan hasta las nubes y desaparecen en ellas.
Y todo este mundo mi querida niña. Tooodo lo que tu mente crea, todo lo que apenas he podido reflejar en mis letras está en tu sueño
¡ Tu sueño !
Y te lo he robado para traerle aquí. 

Nunca...nunca podré pagarte tus sueños azulessólo soy un intermediario y tú, su creadora. No dejes de soñar y creer en ti

8.11.19

Mis Viernes: Pide tu deseo


" Gullivesa y los globos aerostáticos "

Tintas


Se conocieron trabajando ambos en un circo, de esto hace años
Ella era la chica del número del lanzador de cuchillos
El era el trapecista que daba giros en el aire y milagrosamente siempre
conseguía agarrarse a un trapecio libre




Ella quería vivir, dejar la imagen que mantenía fija y que la atormentaba
Cada noche soñaba que uno de los cuchillos lanzados atravesaba su cuerpo
mientras los espectadores aplaudían creyendo que formaba parte del número

El la confesó que sus pesadillas le asediaban cada noche
Se veía incapaz tras una pirueta bellísima,de alcanzar al trapecio salvador
y caía estrepitosamente a un suelo sin red, entre gritos de los espectadores

Ella una tarde le confesó que le amaba que se casaran y le llenaría de hijos
El no quería dejarla viuda llena de niños
Y esperaron que algo cambiara sus vidas
Y un día llegó una nueva atracción
Era una caseta que tan sólo contenía una lámpara maravillosa
Una vez al día, concedía UN deseo
La voz corrió muy deprisa y se formaron grandes colas

A Julián que estaba en el paro, le concedió diez kilos de oro 
A ella una hija que la llamaría Alejandra
A una joven a punto de perder la fe de algún día casarse
La ocurrió que un joven alto, guapo y además diplomático la pidió delante de todo el mundo en matrimonio al salir de la caseta
A una viuda de luto riguroso, una mansión con 8 cuartos de baño de Porcelanosa
y una huerta con tomates y alcachofas, en pleno Paseo de la Castellana en Madrid

La fama fue creciendo, y hasta la televisión avisó que el próximo sábado iría para hacer que el mundo entero supiera de esa lámpara que cada día concedía un deseo.
La joven parteneraire del lanzador de cuchillos, y el joven trapecista, decidieron madrugar ese sábado y antes que nadie entrara en la caseta de la lámpara maravillosa
pidieron un deseo
Lo hicieron con tanta fuerza y convencimiento, que se cumplió

Ahora nadie va a la atracción de la caseta por que la lámpara que se exhibe ya no concede deseo alguno

La joven partenaire y el trapecista disfrutan de la vida en un lugar donde nadie les moleste, con su reloj de pulsera que cada día les concede un deseo
Habían pedido a la lámpara de los deseos que siempre los diera el reloj que su abuelo le dejó en herencia.



PD.: Por supuesto que el trapecista y la partenarie son mi abuela y mi abuelo paterno del que heredé su reloj que  ahora concede deseos deseos




1.11.19

Mis viernes: Giant’s Causeway - La Calzada de los Gigantes -


" María y su sombrero de copa azul "

Acrílico sobre lienzo 100 x 80



Hace centenios en el reino de Irlanda vivía un joven llamado Rudolf MacMahou  que yendo un día de cacería,  persiguió a una cierva, hasta que los perros la rodearon. 
El animal, agotado por la persecución, se desplomó en mitad del bosque,  quedando a merced de los perros. 
Pero  sorprendentemente, en lugar de atacarla, empezaron a jugar con la cierva. 
El cazador,  ante este hecho,  ordenó que nadie la lastimara y la llevó consigo a su castillo.
Aquella noche, como por encanto, Rudolf se despertó y encontró a su lado a la doncella más hermosa que jamás hubiera visto.



Aquella cierva era en realidad una mujer, la bella María,  que había sido hechizada por un druida perverso,  a quien ella había rechazado como amante. 
Rudolf y María vivieron juntos y fueron felices, hasta que Rudolf tuvo que partir de nuevo por negocios. 
Rudolf no tardó mucho en regresar a su fortaleza, apenas siete días, pero algo había ocurrido en su ausencia: María había desaparecido convertida de nuevo en cierva por el hechicero  ( que obsesión tenía en tío... ).
Rudolf MacMahou no dejó un solo momento de buscar a su amada, hasta que cinco años después rescató en el bosque a un niño que estaba siendo atacado por una jauría de perros. 
El niño le contó que era su hijo y que había sido criado en un hermoso valle por una cierva;  y que sólo recibían la visita de un anciano, a quien su madre,  la cierva,  rechazaba todos los días. Hasta que el anciano la ató con un lazo de niebla y se la llevó, al otro lado del mar, a tierras de Escocia, donde los hombres no llevan ropa interior bajo sus faldas, los muy cochinos.

Rudolf se armó de espada y yelmo y al llegar a las orillas del mar al norte de la ciudad de Bushmills conjuró a los ancestros y en un parto sin igual crearon un pasadizo que uniría las tierras de Irlanda con las de Escocia:  Giant’s Causeway - La Calzada de los Gigantes -


Corrió la distancia que une las islas y aprovechando el sueño del druida, rescato a su amada, y huyeron juntos a tierras irlandesas.
El druida despertó pasadas unas horas y persiguió a nuestros amigos. Pero justo cuando estaba a mitad de camino entre Escocia e Irlanda, Rudolf agradeció a los ancestro La Calzada de los gigantes y éstos hicieron que se hundieran en las frías aguas, muriendo ahogado el malvado druida.
María y Rudolf MaMahou formaron una familia feliz y llenaron de hijos las tierras irlandesas