Vistas de página en total

22.11.19

Mis viernes.: Busca los matices siempre


" Princesa aprendiendo de la vida "

- Tintas -



No hay monedas de oro donde empieza, el arco iris. No busques jarrones allí.

Asómate al balcón de la lluvia. Paseo azul entre bombillas de colores

A mi también me gusta la ensalada campera.


Érase que se era un reino de ensueño gobernado por una reina sabia.
Desde niña su reina madre a su vez, la había enseñado las puestas de sol, el alba, el olor del espliego, los bosques , los panetones y las tierras yermas






Siendo princesa, creyó valerse por sí misma y abandonó palacio para reconocer un mundo distinto que estaba segura existía más allá de su mente
Y recorrió los dos extremos del mundo, descendió a los más profundos abismos, donde habitan los seres más infectos, envidiosos  y sin capacidad del bien en sus corazones.
Y ascendió a las montañas más altas, y pudo contemplar lo insignificantes que somos y la obra perfecta que Dios hizo para nosotros
Así fue labrando su alma en la balanza del término medio.

Pasó el tiempo y la princesa fue reina y tuvo a María su hija, a la que quería tanto tanto, mucho mucho, tanto más que mucho, a la que educó muy cercana siempre a ella
Pasearon por caminos para ver teñir los cielos al atardecer, y olieron el espliego y la hierba y la tierra recién mojada por la lluvia. Y vieron colores juntas, coleccionado risas
La reino la educó en el blanco, y en el negro, y la princesa supo distinguir los infinitos matices y la dijo:

"Busca los matices siempre"

La princesa creció, sintió el rosa de sus mejillas, de sus carnes, de su cabello ensortijado. Y vio en el espejo como sus pezones apuntaban al cielo. Se sentía observada y admirada. Siempre se reconocía en los ojos de los demás

La reina sintió preocupación por su hija, por los derroteros que iba tomando. 
Una mañana buscó la cabaña del bosque donde Merlin habita, y escuchó el sabio consejo del viejo Merlin
" Déjala , la enseñaste todo lo que sabías, y no te distes cuenta que ella debe buscar su propio camino, que debe probar por si misma la vida y beber de todos los vasos que nos presenta "

Y fue así como la reina espero a que la princesa se sintiera fuerte para abandonar palacio
Conoció el sabor del primer amor, de los besos robados, de la "pequeña muerte" llevada hasta el delirio de los sentidos; pero también la envidia, los celos, y conoció su amor imposible...
Hasta que una mañana al despertar vio que la barca de la lámpara dejó de girar. Se miró las manos, eran ligeramente ocres; la imagen que devolvía el espejo había cambiado, sus pezones ya no apuntaban al cielo, y su cabello no tenía el ensortijado de antes.
En la calle la gente con que se cruzaba no devolvía su imagen en la pupila, ni volvía nadie la cabeza al pasar. Y decidió regresar
Por el camino de regreso compartió abrazos y besos y se dejó querer. Tuvo compañeros de viaje que se fueron quedando atrás. Todo menos uno...
Al llegar a palacio nadie la reconoció, salvo la reina, su madre, fundiéndose en un abrazo
¿Madre qué ves?
Hija, veo decenas de colores y miles de matices, te veo a ti
Si madre, soy feliz por que al fin yo también me veo, por fin me veo como soy
.


tres adolescentes



9 comentarios:

  1. Es precioso el relato.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. aravilloso.
    Creo que los matices sonla sal de la vida y del entendimiento.

    ResponderEliminar
  3. blanco es el no color, la suma de azul amarillo y rojo, el negro es la suma del cian, magenta y el amarillo ...vale, si, pero entre el blanco y el negro todos sabemos que hay una gama extensa de opciones

    ResponderEliminar
  4. Por mucho que nos enseñen, nos digan, nos eduquen... cada uno de nosotros somos dueños de nuestra vida y responsables de nuestros actos.
    Nadie "escarmienta en cabeza ajena" y cada persona tratará de encontrarse tras aprender de sus propias experiencias.
    Hoy tu entrada invita a reflexionar.
    Cariños y buen fin de semana.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la vida es una gran aventura, irrepetible, cada uno es dueño de sus actos. Somos individuo y no masa. nuestro aprendizaje no termina nunca

      Eliminar
  5. Los padres y madres no podemos suplir a los hijos en su vida .Ella no tiene representantes.Cada uno debe de saber vivir y aprender y salir de los errores que todos hemos tenido
    Los hijos no pueden estar en una burbuja de cristal
    Hay que prepararlos para el mundo,no al mundo para ellos,por mucho que nos cueste
    Me ha encantado,y sobre todo,la enseñanza
    Besucos amiguco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ser padres es el doctorado que la vida nos ofrece y los afortunados que tenemos hijos sabemos que un día después de esmseñarles las nociones básica, se irán
      Verles cómo es su decisión abandonar el valor de la casa familiar, nos llena de orgullo de haberles enseñado cuál es el camino.

      Eliminar
  6. Aprender a ver la diversidad desde otro punto de vista puede llevar años, para otros, en cambio, resulta casi "natural"y sencillo. Es cuestión de sensibilidad, desarrollada o adquirida, pero implica saber ponerse en el lugar del otro. Buen relato que nos hace pensar. Un abrazo rodolfo.
    P.d
    eres el de los anteojos?

    ResponderEliminar
  7. si, uso gafas desde los 11 años

    ResponderEliminar