Vistas de página en total

15.11.19

Mis viernes: El traficante de sueños


" Sueños azules "

Tintas



Mis queridos amigos: Entornad los ojos: soñad...




Había una vez un aventurero en un mundo sin sueños traficaba con los pocos sueños de las personas ingenuas que accedía para hacerse con sus sueños.

Nuestro personaje viajaba entre los escasos sueños de personas de extrema belleza interior que encontraba
Una vez recabó en una mente de colores azules
Esa noche el recopilador de sueños, posó como cada vez que lo hacía, su mano en la frente de una de las personas de mayor belleza con la que se había encontrado
¡Era tan hermoso lo que veía en sus sueños !
La niña le llevó hasta Atlantis la ciudad legendaria de altos acantilados.
¡ Todo lo que vio esa noche era tan bello ! Volveré se juró al marcharse

A la mañana siguiente de ese primer encuentro onírico, el traficante de sueños
se dirigió al mercado. Buscó el viejo buhonero que le fabricara una pócima que le llevara a la ciudad de los sueños
El buhonero le pidió que antes debía conquistar los tres elementos, y después regresara a recoger el hechizo que le prepararía.
¿ Conquistar los tres elementos se preguntó ?
Dios sólo sabe lo que tuve que ofrecer al anciano para que me diera la pócima que me llevara a Atlantis, posteriormente le ofrecería la complacencia de tu sueño. Lo de la conquista de los tres elementos ya veríamos. 

A la mañana siguiente me introduje en Atlantis. 

Está enclavada al borde mismo del Océano. Desde lejos ya ves una serie de terrazas que se escalonan hasta las nubes, a la vez que infinitas plataformas se sumergen en el mar.
Amarres en maderas exóticas, cristales,  pulidos bronces dorados como el oro brillan cuando casi alcanzan las nubes y el sol se refleja en ellos entre arco iris .
Torres coronadas de estandartes, de veletas que marcan todas las direcciones
El mar que rodea Atlantis vomita millones de burbujas que se elevan hasta el sol
Algas, estrellas de mar y sirenas juegan al corre que te pillo en sus aguas cercanas

Los habitantes de Atlantis los componen mujeres hermosas siempre sonrientes y austeros hombres de cabellos ensortijados 
Una cantidad inmensa de peces voladores aparecen de entre las aguas vuelan hasta las nubes y desaparecen en ellas.
Y todo este mundo mi querida niña. Tooodo lo que tu mente crea, todo lo que apenas he podido reflejar en mis letras está en tu sueño
¡ Tu sueño !
Y te lo he robado para traerle aquí. 

Nunca...nunca podré pagarte tus sueños azulessólo soy un intermediario y tú, su creadora. No dejes de soñar y creer en ti

4 comentarios:

  1. Has construído una maravilla.

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito!
    Esa niña no dejarà de soñar porque el paraiso es un lugar donde todo se cumple y todo lo oscuro se apaga
    Belleza de relato!
    Besucos amiguco
    Me encantô,en su pleno sentido

    ResponderEliminar
  3. Creo que la gente buena tiene bellos sueños. Los malos, los que tienen oscura el alma, deben soñar sólo cosas oscuras. De ahí se explica que tus historias de sueños siempre traen poesía y belleza. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. elegí para este blog es título de " navegante de sueños" y puede ser que mi subconsciente salga para por este medio ver siempre el vaso medio lleno y compartirlo.

    ResponderEliminar