Páginas vistas en total

24.11.21

Encuentro Juevero: Pasillo

 Una vez más agradecer a Inma su propuesta de los jueves

su tema: Pasillos

os dejo aquello que he querido proponeros 




 Hicimos el amor en el pasillo de casa, ni gritó durante su orgasmo, dejó sus marcas en mi espalda. Fumó un cigarrillo y se fue, por que dijo que tenía prisa. 

El viernes regresó, esta vez estaba radiante, venía sonriente, relajada, hicimos el amor en el pasillo de casa gritó un poquito durante su orgasmo, dejó sus marcas en mi espalda. Fumó un cigarrillo y se fue, por que dijo que tenía prisa. 

Ahora acaba de llegar me ha besado de una manera que me roba dos meses de vida. Hicimos el amor en el pasillo de casa, gritó  lo justo durante su orgasmo, dejó sus marcas en mi espalda. Fumó un cigarrillo y se fue, por que dijo que tenía prisa. 

Llevamos así mas de tres años Yo la quiero, es todo para mí 

Una vez me dijo que teníamos en su barrio, en su piso, dos hijos, que se parecen a mi, que son clavaditos. No los trae nunca por aquí.  Yo no la pregunto ni sobre los niños ni sobre nada. Ella nunca me explica nada, siempre sale corriendo, siempre con sus prisas, ella me dice al oído mientras me le mordisquea tumbados en el pasillo, que hay que apurar la vida. Luego enciende un cigarrillo y se va, yo esperándola en el pasillo...



16.11.21

Encuentro Juevero: Cambio de sexo



Este jueves es Dorotea quien nos propone escribir sobre 

" Cambio de sexo" 

No se trata sea literal, si no vernos en el sexo contrario en el relato. 

Mi aportación es la siguiente:


 Hoy soñé que soñab

Desperté del sueño de mi sueño con un escalofriante grito ¡ Aaaaah !

¡ La imagen del espejo era la TUYA 

Miré la cicatriz que une. Mire mis piernas libres de vello mis redondos senos perfectos, la ausencia de protuberancia en la entrepierna

¡Juer !, exclamé: Esto de ser mujer, no debe estar mal tampocoConozco la manera de pensar de los hombres y es una oportunidad de romper mitos sobre nosotras, ahora que soy mujer, pensé.

Exploré mi cuerpo. Mis – tus lunares, todo aquello que era un misterio, y ahora mío. Descubrí las cuerdas que hacen vibrar el piano hasta sentir, que digo sentir: ¡ hasta alcanzar el mismísimo cielo !.  Indescriptible es como…¡ pues imagínate que…, pero muuuuuucho más… y a lo bestia- ¡. ¡Ahora sé…, ahora entiendo tantas cosas…! Salí precipitadamente a medio vestir en tu, ¿ o en mi busca ? ya si que  me hice un lío  en mi sueño que soñaba ahora ya no se si soy la que desea o el que desea ser deseado por quien me desea. 

Me desperté súbitamente. lleve mi mano a mi entrepierna, suspiré, sonreí y seguí intentando dormir plácidamente como si nada hubiera pasado…

Y soñé mujer que soñaba como hombre :

Planté mi tienda de campaña en las afueras de Betulia. Allí te espero guarnecido de púrpura y de vino, con la mesa de manjares dispuesta el lecho abierto esperando tu cuerpo de Abril florido 

Como Boticcelli hizo nacer Venus de las espumas del mar, de Florencia sumergida del Arno tú naciste. No soy un hombre real. No soy un hombre como los otros, un hombre con huesos y músculos, un hombre engendrado por mujer. Yo no soy más que la figura de un sueño

Existo porque tú me sueñas, Cuando tú comenzaste a soñarme, yo empecé a existir; cuando te despiertes cesaré de existir. 

Unge tus cabellos, ciñe tus más preciosas vestiduras, derrama en tu cuerpo la mirra y el incienso. Te espero. 

Holofermes se rindió a tus encantos, perdió la cabeza por ti, y ahora ensangrentada la traes a Betulia, para que sus hombres derroten las huestes del invasor.

Mientras yo sueño que me sueñas



10.11.21

Encuentro juevero: De perdones y Venganzas

Este jueves es una vez más Neogéminis quien nos guia en nuestro navegar por estos mares de internet 

Su propuesta a elegir es: De Perdones y  Venganzas, ( o ambos )

Mi relato podéis leerle a continuación 





Homero nos cuenta en su Odisea, las aventuras de Ulises por nuestro Mediterráneo. Habla de una mujer fiel: Penélope, su constancia y fe en el regreso de su amado. La segunda, mujer de Ulises en la Odisea, fue la ninfa Calipso que le retuvo en su cama, diez años a cambio de la inmortalidad. Hasta ahí llega lo que Homero nos contó sobre las mujeres de Ulises Ahora narro la venganza de Poseidón y de Penélope sobre el aventurero Odiseo

En la isla de La Toja  hace cientos de años nació por deseo de Poseidón un niño cíclope. Se crió entre el ganado en las montañas, sus padres avergonzados le vistieron con pieles de cordero y andaba a cuatro patas como ellos 

Un día Poseidón se le apareció y le puso nombre Celto:  Su hijo: Señor de los Celtas. 

Desde ese momento, Poseidón se hizo su valedor, le enseñó andares bípedos, el arte de la guerra, el manejo del arco con tanta precisión como era capaz un ser de ojo único 

Una noche del 11 de Noviembre de un año, comenzó a escuchar voces jamás oídas que le decían: ¡ Celto, véngame, Celto, venganzaCelto ve, que no te tiemble la espada, Poseidón te protegerá, ve y cobra venganza 

Al despertar, Celto vio una capa y una bolsa con unos polvos extraños, un escudo de bronce y plata y una espada de oro. Se puso la capa, y vio que se hacía invisible a los ojos de los humanos Y probó los polvos de la bolsa, y su ardor guerrero y su fuerza se multiplicaron por cuatro. 

Una mañana recién amanecido el décimo primer día de Noviembre de ese mismo año, se puso en camino. Y cruzó mares caboteando, hasta entrar en las dulces y cálidas aguas mediterráneas hasta llegar al lugar preciso Se puso la capa, tomó los polvos de la bolsa, el escudo y la espada en cada mano. Su criado Eumeo dormía, Argos el gigante de los cien ojos nada vió y Can Cerbero  no ladró al no poderle ver Entró en palacio; panoplias repletas de armas tomadas a sus enemigos, cien estandartes de victorias ya añejas. En el centro de la sala el trono, junto al yelmo de Aquiles traído de Troya. Celto avanzó cauteloso, subió casi flotando los escalones que al segundo piso. En el tálamo dormían confiados Penélope y Ulises, reyes de Itaca. Tomó su espada y presto de  un tajo, separó la cabeza del tronco, sin que un suspiro de queja o dolor salieran de su boca .En el suelo, la cabeza con los ojos cerrados del aventurero Ulises

 Celto sólo dos palabras dijo:¡ Por Polifemo al que cegaste !

¡Por Penélope ! dijo la despechada esposa ¡ por tus engaños !

Su único ojo resplandecía de orgullo, pesaba que había vengado a sus ancestros de tantas humillaciones que en su día Ulises hizo a Poseidón y a su despechada esposa  que nunca se lo había perdonado

3.11.21

Encuentro Juevero: " A qué te dedicas ? "

 

Una vez más Mag nos lleva de su mano 

para que escribamos nuestras propuestas a su invitación 

" ¿ A qué te dedicas ? ", mi escrito versa sobre los "cuenta cuentos"







Érase un cuenta cuentos de  un lejano país malva, donde todo era malva; tumbado sobre la hierba malva a la sombra de un árbol malva, dormitaba un hombre  vestido de malva.


El hombre malva cuando se desperezo, bostezó y abrió sus ojos malva. 
De pronto vio a su lado, a una mujer azul, vestida de azul con ojos azules
El hombre malva entre sorprendido la pregunto:
¿Y tú que hace aquí, en esta historia malva?
¿Yo? -contesto la mujer azul -. Me escape de otro cuento azul porque allí me aburría con tanta monotonía.

El joven malva dijo ¿Y tú a qué te dedicas?
La chica azul después de meditar contestó entusiasmada:
He rebañado con pan  fuentes enteras con salsa de tomate. 
He llorado en el autobús al escuchar una determinada canción de Ludovico Einaudi.

He intentado olvidar a alguna persona y justo, esas son las imposibles de olvidar
He estado tumbada sobre el césped hasta la madrugada, viendo cambiar la luna por el sol

He aprendido que la vida te trae escenarios, personas, lugares  y momentos nuevos cada día .
 
Ahora es tu turno, dijo la chica azul al chico malva
 
¿Yo...? Me he escondido tras una cortina jugando al escondite, dejando fuera mis pies para ser visto
Cuando me pongo bajo la ducha termino haciendo pis
Repartí muchas sonrisas y un primer beso.
He robado frutas maduras subido en lo alto de árbol ajeno
He jurado sincero amor eterno diez veces, a diez mujeres distintas
He hecho graffitis obscenos en las puertas del aseo de mi colegio
He competido a la carrera con mi moto contra una avioneta que despegaba en Gredos
He corrido descalzo por la calle lloviendo en verano, hasta quedar empapado.

Oye: ¿ Quieres... podríamos escribir cuento juntos ?