Vistas de página en total

24.1.20

Mis Viernes: Mi ángela se fue

Playa de Famara, en Lanzarote
Una estancia en la isla volcánica más mágica



Tú que ahora me lees:

Si algún día tienes la oportunidad de pasear en Lanzarote por la bellísima playa de Famara  ves llover ángeles y te encuentras, en el suelo tirada, como si fuera un papel una chica guapa. Ayúdala a incorporarse, luego que sacuda su ropa y si tienes suerte, te diga: 
Gracias por ayudar a levantarme. Sabes caí del Cielo.




Eres una ángela entonces?
Noooo los ángeles somos asexuados, pero…digamos que sí
Por cierto me llamo Laura, dijo, mientras se colocaba sus alas de mariposa
Muuuakkks muuuakksks encantado Laura, yo Rodolfo

Me gustas para mí, Laura: te compro
¿ Estás seguro que se puede comprar un ángela ?
Todo el mundo dice que con dinero todo lo puedes comprar 
¿Cuánto pedirías  tú Laura ?

Con un beso bastaría, quiero probarle, será mi primera vez

¿Sabes qué no podremos tener hijos? , me afirma Laura

Siempre quise tener un hijo con alas la contesté

Así fue como convivimos un par de años
En ese tiempo intercambiamos lo mejor de nosotros
La enseñé un amplio repertorio de palabrotas del repertorio español
La enseñé lo que era disfrutar un estado de sopor etílico
fumar como una descosida
Provocar a los amigos, ponerlos nerviosos y ser el eje de la crítica de sus parejas
La fui descubriendo cada rincón de su cuerpo A cada momento me decía más sexo, hasta secarme como a una uva pasa

Ella intentó enseñarme a volar
Me prestaba sus alas de mariposa y me decía súbete al armario y salta
Zaaaaas !!!!! zapatazo contra el suelo: nariz sangrando e hinchada.

Como mucho llegue a planear en los espacios abiertos los días de viento suave. Eso si, sujeto con una cuerda como si fuera una cometa

Hasta que el temido día llegó:
Rodolfo me voy, me gustan los jovencitos, ellos pueden comprenderme mejor que tú
Contigo me aburro 

Y así es como se fugó con un tal Fernando de Erasmus a Cracovia
El hueco que dejó Laura en mí nunca más le he rellenado, si un día os encontráis con un espíritu puro como Laura, sabréis de lo que hablo

.

4 comentarios:

  1. De Lanzarote me creo todo lo que me cuentes: es pura magia.

    ResponderEliminar
  2. Sonrío pensando en esos ángeles y en el comentario de Tracy jeje. También me lo creo

    ResponderEliminar
  3. Pues ese angelita no era tan buena!!Se fué con uno más joven.Acaso no te valoró?
    Bueno,acepto el cuento tal cual...
    Si me encuentro con un ser con alas,le diré unas cuantas cosas
    Besucos y sonrisas,amiguco

    ResponderEliminar
  4. Hoy hago una excepción, hace tiempo que no comento a nadie, mi descanso se está alargando y no es precisamente por estar de vacaciones en una bonita playa como la que has elegido. Más bien me falta inspiración.
    Hace años estuve en Lanzarote y, aunque reconozco que no deja de tener su encanto, las arenas volcánicas de las playas no me atraen nada.
    Entre tanta negrura, tuvo que ser alentador encontrarse con Laura, pero a mí tampoco me ha gustado, resultó ser una picaflor y no te merecía. Puedo disculparla pensando que era demasiado joven y todavía no sabía apreciar lo que había encontrado, estoy convencida de que si le llegases a enseñar ese dibujo de Tammuz e Ishtar, te hubiese mirado con otros ojos.
    Te mereces a la diosa Ishtar, ella sí que sabe lo que se puede llegar a hacer por amor.
    Con estas líneas, sólo quería decirte que agradezco enormemente que te hayas acordado de los pucheros de Kasioles, de lo que sale de ellos tanto en Carnaval como en el resto del año y que, al recordármelo, has intentado estimularme para que vuelva a escribir. Mil gracias por todo, es gratificante sentirse apoyada.
    De momento estoy entretenida y presto atención a unas clases a las que asisto y tratan de la evolución de nuestra lengua desde la Edad Media hasta nuestros días, es un temario interesante aunque la fonología me parece un poco rollo.
    Cariños y buena semana.
    Kasioles

    ResponderEliminar