Vistas de página en total

17.6.20

Encuentro Juevero: Soledad ( a partir de Octavio Paz )





A todos en algún momento se nos ha revelado nuestra existencia como algo particular, intransferible y precioso. Casi siempre esta revelación se sitúa en la adolescencia. El descubrimiento de nosotros mismos se manifiesta como un sabernos solos; entre el mundo y nosotros nosotros se abre impalpable, transparente muralla la de nuestra conciencia.

- Octavio Paz ( El laberinto de la soledad) -



Regreso a Ítaca, el tapiz que tejes con fino hilo está sin terminar, como debe ser.

Cada noche... 
Mira la nube, 
tras abrir los ojos
es otra nube; 
pero su esencia es la misma

¡ Espera, antes te contaré qué sentí las noches en medio del mar !
Parados, el ancla echada. Sientes que la oscuridad más total te rodea. 
Sólo estrellas arriba y sus reflejos abajo

Todo es una esfera oscura llena de puntos, de estrellas y sus reflejos en movimiento
y, yo tendido boca arriba en la cubierta, simple espectador en algo ajeno a mí solo el chocar de las olas te da conciencia

Ni en el desierto tuve la sensación que sentí aquí

Sobre la arena escuchas en silencio, los scrins sobre las dunas
Aquí en el mar ves, sientes como una negritud que te atrapa que desciende hacia ti
Es entonces que regresan aquellas luciérnagas de la niñez
ya no son parpadeantes estrellas o negritud amenazadora. Ahora son verdes anaranjados insectos que me rodean. ¿Por qué ha de ser tan efímera la belleza, por qué tengo que llenar mi caja de madera forrada de terciopelo con esos... aquellos momentos ?

¡¡ Guardar lo bello entre terciopelos !!

Heredé de mi abuelo su estantería con apenas media docena de almas hermosas

Cada noche antes que el cielo se tiñera de amaneceres, recogía puntual la nota en la botella que cada tarde arrojabas al agua, en soledad leía la tinta indeleble con que escribías tus palabras que llenan de gozo mi gozo mi alma.

¿ Cómo no querer?
¿ Cómo olvidar ? 

Tengo cien aventuras que ir contando que allí nos han sucedido, monstruos marinos
arpías, polifemos, salvajes tormentas...

Pero eso, será...mañana


32 comentarios:

  1. Preciosa esa manera de deshilvanar esa mágica personalidad de cuenta cuentos, de soñador empedernido que viaja sin descanso por los mares de la imaginación y la poesía!...muchas gracias por sumarte a este encuentro de amigos y letras
    Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. bueno bueno, Dios nos libre del día de las alabanzas, decimos por aquí. De todas formas gracias Neo, se que tu intención es de amiga, y me sonrojas con tus palabras

      Eliminar
  2. Me ha gustado la entrada, has hecho una soledad muy amena, al menos así la he sentido yo... ese silencio en el desierto y esas botellas con mensaje donde habrá mil historias por contar... Un bello texto.
    Un abrazo y muchas gracias por compartir .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la soledad es el espacio donde mejor conversación tenemos con nosotros mismos. Gracias por tus palabras

      Eliminar
  3. El mar es tan misterioso, que siempre da belleza a las historias que desata, como olas, sus estrellas, y la negritud, todo se ve distinto.
    Hasta esa botella tan esperada.

    Saludos.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. somos agua, de ahi se supone provenimos. Yo soy de tierra adentro, pero adoro el mar como el que más de los ribereños. Gracias Cecy

      Eliminar
  4. Conforme te iba leyendo me imaginaba en un bote anclado en la noche tendida sola en la cubierta al vaiven de las olas mirando las estrellas. ¡Qué maravilla!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Creador a diferencia del resto de seres vivos, nos complementó con una mente capaz de fabricar lugares, colores, entremezclar vivencias. Usar esa herramienta para el propio deleite es amarnos y tener fe en nosotros

      Eliminar
  5. Y cuando se está en soledad y lees las palabras con más intensidad te llegan abrazando al corazón.

    Me ha encantado cómo lo has ido desarrollando a partir de ese bonito texto de Octavio.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el sueño regenera la inmensa cantidad de datos que cada día absorbemos, los archiva a la vez que los entremezcla. La soledad es la comunicación intima con nuestras vivencias. Gracias por tus palabras

      Eliminar
  6. Me ha parecido maravilloso tu texto, la prosa, la forma en que imagino es entonado...
    Un viaje me ha parecido por ese mundo de sensaciones que nos inundan. El mar, la arena... La vida...
    Esa parte del desierto me ha parecido muy hermosa, igual porque tengo reminiscencias y lo siento cerca.
    Me quedo con ese "mañana" porque huele a esperanza.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. comunicación es la palabra. cuando hablamos, escribimos, cuando plasmas situaciones fruto de tu imaginación y otra persona, sin relación directa alguna conecta con lo que plasmas, que está siempre escondido entre las letras, es cuando sabes que tu palabra ha sido recogida en su plena dimensión. gracias Mag

      Eliminar
  7. Nos haces pasajeros del barco de Ulises, contemplando el mismo cielo que el ve por las noches. Y nos acercas también al desierto. Un contraste de escenarios maravilloso. La soledad del individuo arropado solo por la belleza de un paisaje que habla con más fuerza que cualquier palabra. Pero el hombre precisa socializar y ese mensaje depositado en una botella y traído por las corrientes es el hilo que le conecta con el amor de su vida.

    Preciosa interpretación para el reto de esta semana.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has sabido encontrar el camino literario que he pretendido. Recuerdo cuando estudiaba en clases de filosofía, nos decían: piensa en una casa...o en un rio, o en... Cada cual tiene un concepto muy distinto de cada elemento, por que la palabra tiene límites mientras nuestra mente es casi infinita.

      Eliminar
  8. En soledad todo se siente distinto, como esos momentos vividos en la negrura del horizonte
    Escribes de una forma tan especial, que no dejar indiferente.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. nunca estamos solos, vivimos rodeados de nuestros recuerdos. Nuestra mente olvida lo antes que puede las malas situaciones, sólo en caso excepcionales archiva esos malos momentos, y lo normal es que tengamos a mano, noches estrelladas, arenas del desierto, campos verdes y sonrisas. Gracias por tu comentario

      Eliminar
  9. Preciosa esa descripción de la soledad, de la que es buena, de la que de verdad uno se siente a gusto.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. estoy contigo Victor, la soledad no es desesperación ni incomunicación , la soledad es el gran encuentro con tus propios pensamientos

      Eliminar
  10. Una buena descripción representa la soledad y la soledad del corazón ... Leí esta prosa perdida en mis sueños sobre mi vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. afortunado que puedes leer tus sueños, no esta al alcance de todo el mundo. gracias por tu comentario

      Eliminar
  11. Te felicito por tu comentario en mi blog
    Saludos muchacho

    ResponderEliminar
  12. Me gusta ese toque íntimo y casi lírico de tu narrativa.
    A diferencia de tu personaje, a mí me encanta la oscuridad de la noche donde las estrellas son más claras, la quietud del mar con su negrura donde no sabes en que punto termina el cielo y empieza el océano. Es como si floraras en el cosmos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. nunca, a veces, siempre, cuando escribimos dejamos retazos de nuestra intimidad, es una ósmosis imposible de evitar, por que transpira nuestras sensaciones a través de lo que escribimos. gracias por tus palabras

      Eliminar
  13. Bienvenido de nuevo y con letras tan acertadas. Un saludo afectuoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Maria Jose, siempre me he considerado juevero aunque sea a mi manera, tengo un proceder bastante anárquico.

      Eliminar
  14. En soledad, recuperando escenas del pasado, uno navega por aguas de un mar que igual que vemos calmo, se nos eriza.

    Muy bueno. Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. me pregunto, qué nos lleva a cada persona que con ilusión hemos participado con nuestros escritos a la llamada juevera última. Eran 7 opciones y es curioso que cada cuál ha sentido que una entre todas las frases elegidas por Neo sea la que cada nos hizo vibrar
    Gracias por tu comentario Albada dos

    ResponderEliminar
  16. El mar tan inmendo y tan misterioso...y ésas botellas con historia...la soledad menos sola con los seres mágicos..."las luciérnagas de la niñez" que podrían ser todas las sensaciones inocentes que nos han forjado...
    Me ha encantado.
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. la mente actúa como un caleidoscopio que nos trae figuras, formas y colores archivadas de nuestra mente

    ResponderEliminar
  18. UN EXCELENTE TEXTO LLENO DE MAGIA Y POESÍA, ME GUSTO MUCHO LEERLO

    ResponderEliminar
  19. Muchas gracias María , fue un placer haber escrito para poder ser leído para personas tan amables

    ResponderEliminar