Vistas de página en total

8.6.20

El sabio y el libro mágico



" Arlequín "

Acrílico sobre papel algodón 
                                                                           -  o00o -


Mi abuelo,  recuerdo que siendo yo niño me leyó un libro que trajo de sus viajes
" Decía que en lo más remoto de Turquía existe un sultán, más rico que todos los reyes de que hablan las fábulas. Nada conocemos de él, ni su nombre, ni el semblante, ni la seda de brocados de oro de que se viste. "

Sigue mi abuelo narrando:
" Para que heredes su infinita fortuna, basta con que toques esa medalla de oro que venía incrustado en el libro. 
Hazlo por  tres veces seguidas, mirando al cielo, al frente y al suelo. Alguien desconocido...dará tan sólo un suspiro sin dolor alguno fallecerá, en los confines de la Anatolia. 

Será entonces un cadáver. 
Y tú verás a tus pies más oro del que puede soñar la ambición de un avaro. Después cerró el libro y me le regaló.   

Proseguí mi caminar, hasta que me crucé con un hombre sabio, humilde, de tan humilde, pobre y sabio dos veces
Le regalé el libro advirtiéndole de la capacidad de hacer mal que tenía
Tomó la moneda y la destruyó.  " El oro envilece el alma, mata al cuerpo. Siempre habría otro hombre que frotando tres veces la moneda, fatídicamente matara a otro en cualquier parte del mundo me dijo.

El anciano sabio tomó el libro y abriéndole sopló sus páginas 
Centenas..., miles de letras se desprendieron de sus hojas impresas y una lluvia de letras fue cayendo al suelo componiendo palabras bellas : Eucalipto, amistad, verbigracia, mariposa, azul, sonrisa, niño... "

8 comentarios:

  1. Que bella historia... gracias.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la belleza está en nuestros ojos y en nuestra mente, gracias vecina

      Eliminar
  2. Muy bueno. Si todos enseñaramos cómo hacer el bien y no el mal, el mundo sería distinto, claro que siempre habrá alguien que escriba ese libro.
    SAludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a toda acción hay una reacción. los contrarios son necesarios, el blanco no lo sería sin el negro, la guerra y la paz. EL BIEN Y EL MAL
      Nuestro Creador nos dio libertad ( ver entrada de Neogéminis sobre el libre albedrío). y dependiendo como actuemos haremos el bien o el mal. Sin embargo la moraleja es que el bien tiene premio

      Eliminar
  3. Aleccionador.
    Habría que colgarlo en las paredes de las ciudades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya ves Tracy, y sin embargo hemos hecho del poder del dinero el becerro de oro que todos aspiran tener.

      Eliminar
  4. Este sí que es grande,amiguco!!Cómo se puede llegara a ser sabio con la humildad por bandera
    Sabía al ir leyendo que tu abuelo te lo regaló ,pero no ibas a tocar el botón.
    LAs letras sopladas al viento ,sacaron lo mejor de las enseñanzas.Así,así es como se hace la vida ,a costa de pensar en los demás,antes que en el beneficio propio.
    Qué poco costaría que fuéramos todos tan sabios,porque esto es la sabiduría que potorga la humildad.
    Te admiro,cada día más,Rodolfo!!
    Besucos y bendiciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. te puedo asegurar que mis abuelos todos eran humildes, todos ellos castellanos, pero da igual extremeños, andaluces valencianos, catalanes, cantaros, astures, gallegos isleños.. dos generaciones atrás éramos todos humildes. El milagro económico en España, no vino de la mano de un libro, si no de una buena educación en valores y principios dignos, no maquillados en " ismos" que ahora se llevan. Si Gó la sabiduría acompaña a los humildes, no sólo económicos, si no a los humildes de corazón.

      Eliminar