Vistas de página en total

6.12.19

Mis Viernes: ¿ Por qué me llamo Rodolfo ?

"  Ananda "

Tintas



Según Platón en "El Banquete" y tal y cómo nos narra Aristófanes en el mundo existían tres clases de seres humanos. Hombres-hombres, hombres-mujeres y mujeres-mujeres. Es decir, que un ser humano comprendía dos personas de ahora. Y así vivían todos satisfechos y felices.
Sin embargo los dioses para juguetear los partieron a todos con un cuchillo por la mitad. De un corte limpio. 
Como resultado, el mundo se dividió en hombres y mujeres, y desde entonces los seres humanos van corriendo desesperados de un lado para otro buscando la mitad que les falta.

"Kafka en la Orilla" - Haruki Murakami

                                                               ---

Ahora os contaré el por qué me llamo Rodolfo no siendo un nombre común en mi familia
Mi padrino bautismal se llamaba así: Rodolfo
Él era dueño de una tienda en la madrileña Plaza Mayor de mi ciudad.
Sus estantes estaban repletos de muñecas, guiñoles, soldaditos de plomo pequeños autómatas,
marionetas y toda clase de animales de peluche.
En mis cumpleaños siempre traía una bandeja de pasteles y un soldadito de plomo de regalo
Muchos sábados por la tarde, me iba a verle a su tienda. Bien sabía yo que mi padrino
me daría una propina para comprarme chucherías
Antes de salir por la tienda, observaba a Emiliano, un joven poco agraciado, de dudosa sexualidad
y al que mi padrino NO dejaba que tocara muñeco alguno bajo el pretexto que le " gafaba " y ya jamás le podría vender.
Yo me reía a carcajadas de las peleas de mi padrino con Emiliano.

Un sábado ya habiendo terminado mis estudios, me pasé por la tienda de mi padrino para saludarle
Mi padre había comentado que andaba mal de salud. Así era, le vi con una respiración fatigosa, su Epoc iba a más con los años. Emiliano hacía tiempo que se había casado con Jorgito, el joven que amaba y ya no trabajaba con mi padrino.
Mi padrino me dijo:, esta tienda, quiero que sea tuya...No tuvimos hijos, lo sabes y mi difunta esposa te quiso, como yo, como al hijo que no tuvimos
Todo, local, mercancías,  pasará a ti, incluso, mira ven: Ves esta muñeca? es mi bailarina de pie enyesado. 
Llévatela quiero que desde ya esté muy cerca siempre de ti, como lo estuvo de tu abuelo y de mi.
Es una larga historia. Tu abuelo hace años en unas vacaciones por el lago Como, conoció a una joven cerca del Valle de Aosta; vivieron un cariño para toda la vida. 
Yo en su memoria mandé fabricar esta muñeca de bailarina con tutú.
Rodolfo, esta muñeca, siempre siempre regresa...
¿Es extraño verdad? por que a veces desaparece de los estantes durante un tiempo y vuelve a ocuparles inesperadamente para volver a ser la muñeca de pie enyesado y falda de tutú. Ella sabe que aquí también tiene un hogar donde es querida. 
Cuídala Rodolfo. 
Han pasado los años, soy afortunado , sabe que nadie mejor que yo puede mimarla con tan sólo una mirada




4 comentarios:

  1. Otra bonita historia !
    Ya me gustaria pasarme horas en esa tienda! Es para mí como el mejor lugar para estar pasando unas horas
    La bailarina enyesada es en tí un talisman y mejor que tû,nadie para cuidarla
    Muy bonito ,amiguco
    Besucos

    ResponderEliminar
  2. Hace muchos años, recuerdo haber leído un libro en el que los muñecos cuidadosamente colocados en las estanterías de una tienda de juguetes, al llegar la noche, tomaban vida y...
    Yo estoy convencida de que, esa bailarina, enamorada de un trapecista del estante vecino, se iba a su lado para permanecer a su lado por largas temporadas y vivir su amor.
    Hoy no es el mejor momento para comentarte, tengo una entrada triste en mi espacio y el recuerdo de esta amiga hiere mi corazón. ¡Para que luego digan que los amigos virtuales no calan!
    Estuve un rato mirando tu cuadro y me encantan los reflejos que has logrado en el pelo de tu modelo con la tinta negra.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  3. Un tierno relato. Muy bonita historia.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Agradecida por tus letras.
    Y no dudo de que hay gente buena escribiendo y comentando en este mundillo bloguero, lo difícil es encontrarla.
    Seguramente yo he sido una privilegiada al encontrar a Ámbar, mejor dicho, ella me encontró a mí, algo vería en mis letras.
    Y es que Kasioles es transparente, si algo no me gusta o me sienta mal, no dudo en decirlo de la mejor manera posible, pero lo digo, en ello está el sentirme en paz conmigo misma.
    Escribo porque, en su momento, lo necesitaba, era mi mejor terapia, odio pastillas y medicamentos, tenía que abrirle la puerta a mi corazón y dejar que los sentimientos fluyesen y se los llevase el viento. Hoy me siento nueva, hasta voy a la universidad de mayores por aquello de reciclarme y no pensar demasiado.
    Hoy los dos hemos madrugado y tengo tiempo para poderte escribir.
    Y como me gusta decir aquello que siento, aquí dejo mis felicitaciones por tu arte al pintar, no soy ninguna entendida, pero sé cuando un cuadro me llena o no.
    Te deseo un buen día, para mí se acercan unas fechas en que me gustaría volasen los días, en mi mesa navideña tengo varias sillas vacías y por muchos años que pasen...
    En fin, ya para terminar, te deseo una muy FELIZ NAVIDAD en compañía de los tuyos.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar