Vistas de página en total

5.7.19

Mis Viernes: la regresión





La Regresión



Estoy seguro de que he estado aquí  tal como estoy ahora, 

mil veces antes, y espero regresar otras mil veces más

  

GHOETE
  
  
No nos topamos con almas gemelas de este ti­po todos los días, quizá sólo con una o dos más en toda una vida. 
La gracia divina puede recompen­sar a un buen corazón, a un alma llena de amor.
Encontrar a nuestras almas gemelas no debe convertirse en. motivo de preocupación. 
Tales encuentros están a merced del destino y, sin lu­gar a dudas, se producen.
Después del encuen­tro, prevalece el libre albedrío de ambas perso­nas. 
Las decisiones que se toman y las que se descartan quedan en manos de su voluntad, de su propia elección. 
El alma más «adormecida» tomará decisiones basándose en la mente y en todos sus miedos y prejuicios. 
Desgraciadamen­te, esto suele provocar mucha angustia. 
Cuanto más «despierta» sea la pareja más posibilidades habrá de que tome una decisión basada en el amor, 
y si los dos miembros de la pareja están «despiertos», el éxtasis se hallará al alcance de sus manos
                                             "-    LAZOS DE AMOR -"
                                                        BRIAN WEIS    

"Sabed, por tanto, que del silencio más in­menso regresaré. 
  No olvidéis que vol­veré junto a vosotros. 
Unos momentos más, un instante de reposo en el viento, y otra mujer me concebirá  "   
 KAHLIL GIBRAN

                         ……………………………………………….

  
Decidir, es el ejercicio más duro de todos en libre albedrío
por que se trata de eliminar otra opción
por que se trata de no equivocarte de no confundir
elegir el camino de la izquierda en una disyuntiva es solo retórica
por que el camino es largo, y una vez que se comenzó es en la seguridad
que es el adecuado
Mi alma hoy esta en Cracovia, ayer pudo estar en Dublin, y hace años en Madrid o Milan…o…
por que lo que Weis dice, en parte es cierto, como sicologo expone datos que su experiencia
profesional le enriquecieron, sobre regresiones o almas gemelas
Soy creyente y no creo en las regresiones, ni en las predeterminaciones
Pero, lo que mi amigo Ignacio me cuenta le ocurrió , me pone el vello de punta
-" Jajajaja…-ya les dolía el estómago de la risa, después de horas de charla y risa através del chat
cuando Ana, comentó que había vivido en Mardid
Ignacio se adelantó diciendo: si en Tetuán
Ana enmudeció
Ignacio continúo diciendo: en la calle general Yagüe verdad?
-Cómo sabes…? dijo Ana
en el número 11 verdad?
Ana enmudeció no contestó
Ignacio continúo diciendo, justo enfrente de donde yo viví
siempre miré de forma especial esa casa 
Es el piso cuarto izquierda de la escalera Externa verdad…?
Ana seguía sin contestar
En esa casa dejé de alguna manera mucho de mi amor y de mi esencia
pero eso es ya otra cuestión.
Muchos días más tarde, Ana confirmó punto por punto la autenticidad
de lo que Ignacio sentía o veía de manera natural
Ignacio, me contaba todo ésto entre sorprendido e incrédulo consigo mismo
y en su abrirse a mí, me siguió contando datos, situaciones y lugares ya
vividos antes o en la distancia con Ana, o sin ella , participar de los pensamientos y, de hasta habitar ….las mismas casas ,
en lugares tan remotos como Marruecos, 
o nacer el mismo dia el mismo mes a la misma hora…
Ambos siempre buscando sus exencias
el uno al otro, el otro al uno
  
-"El secreto del mundo es que todas las co­sas subsisten y no mueren; 
tan sólo se re­tiran y desaparecen de nuestra vista para regresar más tarde. 
Nada muere; los hom­bres fingen estar muertos y tienen que aguantar la parodia de sus funerales 
y afli­gidas necrológicas, y ahí están, de pie, mi­rando por la ventana, sanos y salvos, con un nuevo y extraño disfraz."
                                                           RALPH W ALDO EMERSON
  PD.: Sólo se acaba la vida, cuando se terminan los sueños

1 comentario:

  1. Me acoplo a la sentencia final. Sigo apostando a ello. Un abrazo
    P.d
    será un mito lo de las almas gemelas? jamás me encontrado frente a frente con la mía... aunque quiero creer que sí existe.

    ResponderEliminar