Vistas de página en total

7.2.20

Mis Viernes: La joven sin cejas ni pestañas


" Estructuras metálicas "
Tintas


Cada noche una mujer atraviesa mi casa por dentro. Disculpándose, me afirma que este es su camino hacia el trabajo, y que no quiere tomar otras vías porque esta es la única que conoce, pero hoy caso especial, se sentó al borde de mi cama.
Me senté a su lado, algo tenía de especial esa chica, que me hechizaba, no podía resistirme a mirarla de reojo.
Todo comenzó a ser extraño ahora estábamos en una parada de autobús. Pasaron varios autobuses, ella no parecía tener prisa, y yo por primera vez llegaría tarde a mi trabajo.
Al final venciendo mi timidez la saludé: ¡ Hola !
Me miró, sin decir palabra, la vista como perdida
 ¡ No tenía pestañas, no tenia cejas !
Me conmoví, pensé que estaría tan joven en un tratamiento de quimioterapia.
Luego siguió mirando al frente con la mirada perdida en algún punto
Me fascinaba esa desconocida, de bellos ojos tristes, ojeras bajos los ojos, su elegante manera de vestir con ese vestido celeste hasta medio muslo. Despertaban en mí un sentimiento de protección.
El tiempo pasaba  y ningún autobús llegaba, no circulaba coche alguno, ni personas que llegaran. Nada se movía en la ciudad, ni pájaros ni ruidos, hasta la lluvia había cesado. 
De pronto un taxis frenó con estridencia frente a nosotros. Dos forzudos salieron del coche y la tomaron una por cada brazo para introducirla por la fuerza en el taxis.
Ella me miraba sin decir palabra, con ojos que me reclamaban ayuda, pedían auxilio.
Tardé en reaccionar, y corrí tras el taxis. Paré otro y les seguí hasta el aeropuerto de Barajas.
Antes de entrar en la terminal, pude darles alcance.
Un fuerte puñetazo me dejó conmocionado en el suelo. Sus avisos de" Lárgate de aquí , o llamamos a la policía " martilleaban mi semicosciencia.
¿O llamamos a la policía..?
Me incorporé aún desconcertado. 
Les había perdido de vista
El taxis de los raptores estaba aún aparcado, corrí hacia él
Abrí la puerta, y en el suelo se habían dejado una  carpeta con un informe y las fotografías de mi chica de la parada.

Con diferentes uniformes: de camarera, trabajando con un ordenador, de ama de casa, y al final un texto y un teléfono " ÚLTIMA GENERACIÓN DE ANDROIDES "
El precio es desorbitado, pero me he pruriempleado para ahorrar y poder hacerme con una asi
.

4 comentarios:

  1. Me has dejado boquiabierta
    NO esperaba ese final.NI idea!!
    Mira que tienes imaginación...
    Pues mucho tiene que costar para pluriemplearte.
    O dicho de otra manera,mucho te conmovió
    Besucos contador de cuentos ,y amiguco siempre

    ResponderEliminar
  2. cuando estudié recuerdo que en literatura me enseñaron que cualquier obra se componía de inicio trama y desenlace. Y hete aquí que como en las novelas policiales el desenlace si lleva añadida sorpresa parece te deja un sabor de boca más intenso
    Gracias siempre amiga Go

    ResponderEliminar
  3. jeje cómo es que se te ocurren estas cosas?... supongo que se te darán en sueños...
    un abrazo

    ResponderEliminar
  4. No me gusta analizar lo que escribes.
    Para comentar con gracia hay que admirar al artista
    Y desde Miami sentada con mi ordenador te leo


    Pienso que estás bien
    qué eres bueno y eres artista

    ResponderEliminar