Vistas de página en total

7.6.19

Mis Viernes: Derviches





DERVICHES  

  
Desde lo alto del minarete, cantaba el Almoacin  invitando a la oración:
¡ A-Sha-Al   maleek
A-Sha-Al   maleek
Sa-Mi-yan-ma-qa   Mu-hu
Kha-fi-qa-tin   fil   ma-ali
a-lam   m-hu ! 


Mi mente y la tuya, estaba en la imagen sincopática de los danzantes Derviches y su ritual Sema
"Sólo hay un Dios único " .



Ellos buscan tan sólo el amor universal
¿ La escena recuerdas ?: En el Dublín de Ulises
Mi mano entre las tuyas: formando parte de la mística que impregnaba el escenario y a todos los espectadores. Absortos en los círculos que trazaban, como si fueran planetas girando en torno a un sol imaginario.
Aquellos vestidos blancos , cubiertos por capas negras, y tocados por altos gorros de fieltro en color rojo intenso.
Los Derviches avanzan, dan las tres vueltas a la sala : los tres caminos que llevan a Dios
El camino de la ciencia
El camino de la intuición
Y el camino del Amor.
Extasiados participando todos en comunión , en alma, plenos. Varios seres que unidos  dan vida a una sola armonía. 
Caen sus capas, y aparecen limpios, blancos puros, como las almas puras que son
Elevan su mano derecha al cielo, sin parar de girar, para recoger la Gracia que viene de Dios; mientras su mano izquierda señala la tierra, para hacerla extensible a todo el mundo.  Así la comparten con nosotros, silentes espectadores que en ese momento compartimos el alma con ellos, dando vueltas en la pista.
Cada vez sus giros son más mágicos, más rápidos, al compás de la flauta de caña, del neis…mientras la sala, y sobre todo ellos están es éxtasis divino, en comunión con la Realidad Suprema.

In a noter life whit you.

Os contaré una historia: Tomad asiento

¡¡ Merhaba, günaydin !!

Mi nombre es Satelmüch, antes me llamé Piri Mehmed Pazha, 
y más tarde me llamaré Simbad

Antes que se me nuble la mente os dejo mis reflejos en otro tiempo anterior 
Viví en la Anatolia, " tierra de los bellos caballos", cuando Nevsehir, fue favorecido por su hijo predilecto, el Gran Visir Ibrahim Pacha

Ambos fuimos amigos de infancia, Ibrahim  fue hombre de gran prudencia que pasó de esclavo a halconero del futuro Suleman el Magnífico, llegándole a otorgar todo el poder del mundo
Mi amigo nunca se olvidó de nuestra ciudad, que enriqueció con mezquitas, madrasas y sembró la región de moreras

Yo me convertí gracias a su influencia en el más próspero cultivador se gusanos de seda , haciendo de mi ciudad centro de tan preciada tela en el imperio otomano
Pero yo no era feliz
Mi amigo lejos en Constantinopla , y mi vida solitaria repleta de oro con el que no podía comprar la felicidad de la que carecía

Fue como ahora, primera decena del mes de Haziran y estábamos en la fase lunar de Dolunay , cuando vi como un rayo de luna abría paso entre las nubes y junto al estanque de lotos proyectó la imagen de una joven mujer, que ante mi estupor, fue materializándose

Cómo te llamas la pregunté
Ayın dünyaya (Nacida de la Luna) me contestó
A partir de ese momento mi vida tuvo sentido. Ayın dünyaya comenzó a hablarme de RUMI, y de su filosofía, de Mevlana,
poeta y místico,que pensaba que todas las religiones buscan el mismo objetivo que es encontrar a Dios. Sólo hay un Dios único para todas las religiones

Ayın dünyaya una noche tras yacer juntos , disfrutando de la paz del momento se incorporó, comenzó a danzar trazando círculos en pleno éxtasis místico, Ayın dünyaya era Derviche

Los Derviches saben que que la música, la poesía y la danza son el camino que lleva a Dios, desde la destrucción de la personalidad propia para asumir una nueva a semejanza de Dios
Ayın dünyaya me enseñó "Sama" ese viaje místico de ascensión a través de la mente y el Amor, mediante el Ser Perfecto

Ahora ambos danzamos juntos, en cualquier tiempo en que nos encontremos, Dublin, Tetuán, Cracovia, Tánger...

Estamos vestidos con túnicas blancas cubiertas por capas negras y tocados con altos gorros de fieltro rojo
Lentamente damos tres vueltas a la sala; tres vueltas que simbolizan las tres etapas que llevan a Dios: 
el camino de la Ciencia, 
el camino de la Intuición 
y el camino del Amor. 
Luego, dejamos caer las capas negras, símbolos de la tumba, aparecemos luminosamente blancos y nos poneos lentamente a girar, con la mano derecha elevada hacia el cielo para recibir la gracia y la mano izquierda vuelta hacia la tierra para transmitir esa gracia al mundo. 
Giramos cada vez más rápidamente al compás purísimo del ney, la flauta de caña que transmite, a quien sepa oírla, los misterios divinos
Todo nuestro ser está abandonado y al mismo tiempo tenso en éxtasis místico, la unión con la Realidad suprema
Esa realidad a la que me llevaste, en la que te encuentro dentro o fuera del tiempo

1 comentario:

  1. Maravillosa danza de giros que nos transporta con finura hacia tus mundos de relatos y fantasías!
    Un abrazo Rodolfo, que tengas una linda semana!

    ResponderEliminar