Vistas de página en total

22.6.22

Encuentro Juevero: Infrecuente, improbables, imposibles

 

Este jueves es Neogéminis que una vez más dos da libertad para elegir entre sus propuestas

La mía podéis leerla a continuación:




 



Es reportero de guerra, lleva como arma su máquina fotográfica, está inmerso en un campo de batalla inabarcable en la lente de su objetivo, con miles de caídos sobre el terreno.
Todo lo observa a través del visor de su cámara.  No existe otra realidad que un fragmento visible a través de la lente.

Un instinto extraño, le lleva a accionar el zoom y escoge una porción de lo que antes era vista general: un charco de barro con una docena de cuerpos, es improbable que exista vida ahí.
Aumenta el zoom casi al máximo para acercarse a la escena: un joven soldado flota en el charco junto a su arma. ¡ parece imposible !

Una vuelta más y enfoca la mano izquierda del muchacho.
El chico tiene algo entre sus dedos le llama la atención lo que ve es infrecuente.

El pulgar y el índice sujetan con infinito mimo una minúscula criatura con alas blancas.
Es imposible aumentar El zoom no da más de sí.
Desea obtener la fotografía que le haga ganar el deseado Pulitzer 
Para capturar la imagen, el fotógrafo tiene que acercarse

Se levanta, olvida que no es primavera ni las campiñas que ahora le rodean son las de su aldea

Suena un trueno. que le espanta Siente un súbito calor en el costado.

Su vida escapa entre borbotones rojos, vaciando su cuerpo de sueños y esperanzas.
La minúscula criatura con alas blancas, se le acerca, besa sus labios, cierra sus ojos
y permanece junto a él hasta su postrer aliento.

















15 comentarios:

  1. Qué pena que no fuera primavera, y que la guerra sea tan cruel, pero al menos el corresponsal de guerra muere besando la tibia mariposa, imposible, de la paz.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que pena...las guerras demuestran lo peor de cada uno y no son los dirigentes l9s que se baten Un abrazo

      Eliminar
  2. Que pena que fuera una guerra, podría haber sido una aparición donde esas alas blancas fueran mensajeras de buenas nuevas, en vez de muerte y penas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Campi, creo que esa aparición es un alivio, saber que en tu último suspiro algo o alguien tomará tu mano hasta el último suspiro. Un abrazo

      Eliminar
  3. Una historia conmovedora que me ha hecho recordar un suceso real llevado al cine y cuestionado moralmente por plantear hasta dónde el profesionalismo de un cronista de guerra se antepone al instinto de solidaridad ante una víctima. Muchas gracias por sumarte, Rodolfo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Neo, a veces me he preguntado que si un fotógrafo obsesionado por la mejor foto de su vida, se olvida de prestar auxilio en ese momento crucial para la vida de un ser humano. Un abrazo

      Eliminar
  4. Un magnífico relato al que has desentrañado a golpe de zoom y nos has hecho ver hasta los diminutos detalles que llenan de humanidad el relato.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces tenemos que poner zoom a tantas cosas !! En el detalle está la esencia Un abrazo

      Eliminar
  5. Al menos no murió solo. No tuvo la mejor muerte tal vez pero tuvo un hada que le acompañó en sus últimos suspiros. Supongo que un reportero de guerra, o uno en cualquier situación extrema, tiene una dicotomía no siempre comprensible. Pero si estaban muertos, ¿qué más podía hacer? Salvo morir.
    Un beso enorme ,y como siempre te digo, tus textos me parecen geniales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso que el paso de los años te enseña a ver el momento de tu propia muerte con tranquilidad e igualmente ver la muerte de alguien joven con rebeldía e injusticia Espero cuando me llegue ver esa Hada diminuta. Un abrazo

      Eliminar

  6. Beautiful blog
    Please read my post

    ResponderEliminar
  7. De que hablas?.. dios mio, pero como se le vino a la cabeza el premio... olvidos que cuestan la vida. Nunca pierdas la perspectiva, y nunca quites la vista de lo que pasa a tu alrededor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gustab asi es, la cabeza siempre sobre los hombros, si no, terminas con ella en los brazos. Un abrazo

      Eliminar
  8. Cuando veo escenas de un csmpo de batalla, siempre piendo en ña inmensa cantidad de suerte que hay que tener para llegar al dia siguiente y volver a tener esa inmensa cantidad de suerte, solo para llegar al siguiente y repetir. Me extraña que haya gente que sobrevivacen un csmpo de batalla
    Saludos Rodolfo, precioso dentro de lo triste

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios quiera no nos veamos nunca en una guerra es la solución más inhumana que existe. Matarse por qué? un absirdo, nada que no pueda hablarse Un abrazo

      Eliminar