Páginas vistas en total

15.9.21

Encuentro juevero: Improvisación


Este Jueves improvisando es Neogéminis quien conduce con el tema: Improvisación

A continuación mi caleidoscópica entrada improvisada




Plomo líquido en los suelos, violetas imposibles en el cielo,
brillos metálicos, el aire cargado de olor a ozono, agridulce olor que entre truenos y relámpagos, impregna los cuatro vientos. 
Castilla mojada de secas tormentas de verano. Agosto se acaba 
El grano en el granero, la parva mojada con fuerte olor a heno, a campo, duro de surcos en tierras y en frentes de castellanos viejos. Pasan los bueyes yuntados camino del pajar. 
¡ Huelo aromas de mi niñez ! 

¡ Pasad a merendar!, dice mi abuela Lorenza 
Rebanada de pan con nata de leche sin pasteurizar. Azúcar que brilla corona el pan. 

Tinajas de barro, zafras de quesos, panzudos estómagos de rojo barroMe asomo al balconcillo de madera del  sobrao,  higos que secan  cubiertos del sol,  manzanas que perfuman el aire, ristras de guindillas colgadas de vigas, estalactitas vegetales. 
Fantasías de un niño.
Mi abuela cuenta leyendas de su niñez... 
Me arrimo a ella para tener contacto humano y tirito sin tener frió

Cuenta como mi bisabuelo siendo "quinto" del lugar; en una noche de luna llena los mozos del pueblo provocan su hombría. 
Boina que vuela, que surca la valla del camposanto, ¡ Allá vaaaaa... !
¡ Melchor no hay cojones, si no vas ! Le retan 
Melchor alto delgado como un espiga, gen portador dominante familiar, salta la tapia entre los dos mundos y cae al de las tinieblas. Tirito, me acurruco contra mi abuela

..." Y, nada más pisar la tierra santa, un velo de nube tapa la luna...
¡ Dios mío que espanto! , yo viviéndolo con él.. 
prosigue Lorenza.."Melchor se quedó paralizado, cuando entre las sombras de las tumbas vio que unas se movían prestas a llegar...
Risas del otro lado de la valla...¿ Melchor te has cagado ya.? jajajaja ¿ Has encontrado a alguna moza para compartir sábanas esta noche..? jajaja risas grotescas para quien incapaz de reaccionar esperaba que todo ocurriera ya. 

Y la luna descubrió su faz oculta por velo; navajas de plata llenan los cielos. 
Y las sombras se volvieron formas.  Malvas que se mecían a las caricias de la brisa, almas en pena que Melchor veía venir para resarcirse de los humanos, por encima de lo divino 

Y Melchor saltó en camino inverso la tapiaAplausos, vítores, gritos y halagos.  Cuenta mi abuela que le costo cinco días de camas casi tan vivo como muerto por lo vivido. 

Retazos de vida. 
calidoscopios de mis recuerdos... formas caprichosas de nuestro Yo. 

.

32 comentarios:

  1. Pero qué despliegue de imaginación y viveza de imágenes nos regalas con este vuelo improvisado de tu mente creativa, Rodolfo! Un gusto enorme leerte! Muchas gracias por sumarte a esta convocatoria improvisada. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. como digo al final, es un caleidoscopio de mis recuerdos Gracias Neo Un abrazo

      Eliminar
  2. En ese caleidoscopio había un sinfín de imágenes que hacia que las vivieras todas de manera brillante. Nos has llevado con tus letras a cada una de ellas. Un abrazo y una imaginación asombrosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es fantasía son recuerdos con alguna licencia literaria Gracias Un abrazo

      Eliminar
  3. Jo, qué hermosos retazos, nada como improvisarse en la infancia al calor de lo vivido para sentirse en la gloria y hacérnoslo sentir. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. nuestra infancia forma los cimientos de todo aquello que construyamos, Un abrazo Esther

    ResponderEliminar
  5. Wowwww tienes una imaginación,
    estupenda mi amigo, la verdad
    te quedo de maravilla.

    Besitos dulces

    Siby

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Siby, a veces la realidad supera la imaginación. Gracias por tu comentario Un beso

      Eliminar
  6. Retazos de vida, donde todo brilla. Me hiciste recordar el lado paterno, la abuela cocinando, el abuelo contando historias tan maravillosas que siempre volvía a buscarlo.
    Parece una regla universal "provocar la hombría"

    Un placer, Rodolfo

    ResponderEliminar
  7. Estamos atados a estereotipos cambian las maneras per o el trasfondo es el mismo no cambia con los tiempos Gracias por tu comentario Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Qué bonitos esos recuerdos de la niñez que nos asaltan y nos invitan a ponerlos por escrito.
    Estupendo, como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la niñez es la base en lo que con el tiempo nos convertimos, sus recuerdos siempre están cercanos. Un abrazo Tracy

      Eliminar
  9. Me gustaron casi más las imágenes del principio, como flashes de la vida en el campo,hace ya algún tiempo. Como han cambiado las cosas. Ese mundo ya no existe, creo que en ningún sitio más que en la memoria,quizás colectiva. Leyéndolo azuzas tus propios recuerdos, si no iguale, parecidos
    Abrazo Rodolfo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hay imágenes, como hay olores que persisten en el tiempo. Hoy recordé una situación de la adolescencia a través de un olor. De mi madre algunos objetos pero son dos de sus colonias que aún pasado años cuando las huelo cerrando los ojos...
      Gracias Gabiliante un abrazo

      Eliminar
  10. Pero que recuerdos!! Me has hecho sentir nostalgia de mi infancia y también se me han puesto los pelos de punta. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pueden cambian infinidad de detalles pero nuestras infancias tienen muchísimo en común. Traer sus recuerdos de vez en cuando nos dice de dónde procedemos y en dónde estamos.
      Un abrazo

      Eliminar
  11. Debo agradecer a Mónica que organizara esta convocatoria improvisada porque me ha permitido leer a través de tu caleidoscopio literario, retazos de recuerdos de tu niñez. ¿Gracias!

    Un abrazo, Rodolfo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Myriam cuando termino un cuadro, o un dibujo, no tiene sentido alguno guardarle en una carpeta o en un estante su lugar es ser visto por otra persona, El escribir es igual, lo hacemos para leernos, un escrito que nadie lee es un testimonio sin sentido, Un abrazo

      Eliminar
    2. No son retazos de vida, Rodolfo. Son los trazos de un muy buen escritor.
      El relato desprende sencillez pero una gran maestría en la narración. Unos recuerdos de infancia que a algunos nos reverberan nuestro pasado.Un placer leerlo.
      Muy bello.
      Un abrazo

      Eliminar
    3. Eres muy amable como todos intento que quien me lee se implique en la lectura. Gracias por tu comentario Un abrazo

      Eliminar
  12. Te he visto en mi blog y vengo a saludarte, el mar y los sueños me gustan y tu aporte juvero es genial. Saltibrincos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias éster, fue un placer leerte Eres muy amable un abrazo

      Eliminar
  13. ¡Cómo se nos incustran los recuerdos de nuestra infancia! Nos marcan mucho y para los restos. Fíjate, yo te sugeriría que siempre que puedas, nos regales esos retazos tan espectáculares como divertidos y curiosos...

    Me encantó leerte, Rodolfo, felicidades por tan lograda improvisación.

    Un abrazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. nunca dejamos al niño que llevamos dentro, a veces abrimos una ventana para que respire. Un abrazo

      Eliminar
  14. La narrativa así, de instantes, de flashes, un relato de infancia, muy original. Me ha gustado este tipo de narrativa que parece anárquica, pero no lo es.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias en el fondo todo son diferentes maneras de expresarse para exponer ideas, vivencias recuerdos. Un abrazo

      Eliminar
  15. me encanta lo que escribes
    tienes salero muchacho
    un abrazo desde el calor del verano
    Sigue asi de bueno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias, aprendo muchísimo de todos vosotros, un abrazo

      Eliminar
  16. Preciosos retazos Rodolfo, muy bien contados, me ha encantado leerte, me has hecho sonreír.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el mejor premio a un trabajo, ver que lo escrito tiene aprobación. Un abrazo

      Eliminar