Páginas vistas en total

21.1.18

Irremediablemente






Existe el complejo de Diógenes anímicoGuardo instantes para mí son bellos, recortes de fotogramas de una película jamás proyectada. Guardo aleteos de mariposa, besos al aire . De mi abuelo el coleccionista de almas bellas heredé su vitrina donde siempre hay un hueco disponible
Escasean las personas que brillan como luciérnagas despidiendo una luz especial. Hay algo en común en todas, además de su inteligencia, es su prudencia. Guardo en mi interior ese primer unicornio que nunca pude leer de tu blog, o la poesía que eres capaz de crear, en las cosas más nimias
Guardo esas lágrimas que sólo el cloro de la piscina disimulaba, el queso parmesano y el
panetone de Navidad. Ah ! y la ensalada hebrea o la campera
Guardo las veladas nocturnas con Nicanor chascanco la lengua y bebiendo aguardiente mientras cuenta leyendas de lejanas cercanías...y tus coletas de niña
¿Tanto cambiamos , tanto he cambiado? 
Hay veces que me resulto extraño a mí mismo, que me pregunto por qué he dicho, escrito algo que en sano juicio no siento, que lo digo por hacerme notar, como si gritara ¡ Estoy aquí, que estoy vivo y que siento intensamente !
Y veo como se pasa la vida irremediablemente 

3 comentarios:

  1. Trasmites maravillosamente
    lo
    que
    sientes

    ResponderEliminar
  2. Yo también tengo ese síndrome anímico de Diógenes.

    ResponderEliminar
  3. Amiguco,y no es bonito guardar a montones esas emociones, esos estados de ánimo esas nostalgias,,,que nos han llenado y nos llenan tanto!!
    Nunca te arrepientas de lo con cariño hiciste.
    Besucos en negro

    ResponderEliminar