Páginas vistas en total

19.6.17

La vida regala una oportunidad





Un tenue velo de indefinido color, transparenta sus carnes deseadas
El seno generoso de blanco terciopelo, la aureola rosa perfectamente perfilada
Se mueve con donaire , casi flotando sobre la tierra

Una ligera brisa mueve sus cabellos, brillantes, del color de la mies;
un mechón se queda entre sus labios de carne en flor
Mira a lo alto, ve volar en círculos los pájaros. Suspira… y se dirige hacia allí
Flotando sobre la helada tierra, entre cuerpos muertos, entre armas semienterradas por las explosiones. Fusiles rotos, cascos despedazados cadáveres de hombres y de caballos mezclados

¡ Ya no son centauros !

La bella joven, se acerca a uno de los yacientes pone su oreja cerca de sus labios. Un hálito de vida, al que aún, el joven se aferra
La bella le abraza y le susurra palabras sensuales; le besa en la boca. Sus labios le arrullan por última vez.
CABALGAN.
Absorbe de él su última pasión, un amor de niño, un color, una canción y un paisaje un recuerdo
Antes del último estertor el joven suspira.

Sonríe. La joven del hermoso seno, de la dorada cabellera, coloca sus ropas y prosigue.
Mira a las nubes, son hermosas en el atardecer



Nubes plomizas sobre mi cabeza; el cielo envía gotas del tamaño de una cereza
Me miro los pies, llevo mis katiuskas y mi paraguas

Por fin, de nuevo veo llover ángeles

Muy cerca mio veo una joven en el suelo, sus alas de mariposa mojadas, por la lluvia
la ayudo a levantarse , me dice:
¡ Me he caído del cielo ! ¿ Tú concedes deseos ?

La vida a veces nos regala una nueva oportunidad

1 comentario:

  1. Es inquietante y precioso!!
    Tu manera de darle forma me llama la atención porque no es previsible y eso lo hace más intenso.
    te felicito por este relato
    Besucos

    ResponderEliminar