Páginas vistas en total

5.5.17

Planta once del Ramón y Cajal


Acrílico sobre lienzo



Habitación 1103 del Hospital Ramón y Cajal. Visito a un amigo de toda la vida, una intervención de poca importancia. 
Recuerdo que le llevaba un libro recién publicado de otro amigo "juevero"
En el hall del hospital, en su ala izquierda, excepcionalmente no había nadie, sólo un raro silencio. Entré en la cabina del gran ascensor capaz de transportar camillas. Paró en la primera planta, una ráfaga ligera y fresca antecedió a una mujer hermosa que vestía el clásico pijama azul celeste del centro sanitario. Entró y me preguntó: ¿ A qué planta vas? Contesté: A la once
Tenemos tiempo
La miré desconcertado. Desabrochó su chaqueta del pijama y deshizo el nudo de su pantalón
Por discreción no relato los siguientes veinte minutos ( ¿ o serían bastante menos...? )
Después aún agitado la pregunté: ¿No se como te llamas?. Tomó mi mano y besó su dorso y me dijo: ¿Sabías en en esa planta hace años, justo la once murió una mujer? Dicen que si fue por un fallo del anestesista, otros que si por una distracción fatal al inyectarla demasiado suero...
El sonido de la campanilla anunciando la planta once rompió el momento. Se giró y salió de la cabina del ascensor, yo tras ella. Quedé paralizado ante su belleza a y andares elegantes. Y antes que pudiera reaccionar la vi atravesar las paredes del pasillo




1 comentario:

  1. Vaya !!!La espíritu estaba muy viva(sonrisa).No sabía yo que fueran tan fogosos..
    Pero fuiste a ver a tu amigo después?Jajaja
    Besucos amiguco

    ResponderEliminar