Páginas vistas en total

10.4.17

sirenita de aquí, sirenita de allí



Sirenita " de aquí "

acrílico




Cuando lo cree oportuno, la sirena viene a visitarme. Se sienta en el borde de la cama y me cuenta historias que cree inventar, sin saber que son recuerdos. Sé que es una sirena, aunque en este momento camina sobre dos piernas. Lo sé porque mirando dentro de sus ojos hay un camino que conduce al mar. Ella no sabe que es una sirena la verdad es que no sabe en realidad que es, cosa que me divierte bastante. 
Cuando ella habla y habla y mas y mas habla yo simulo escucharla con atención pero, al mínimo descuido, me voy por el camino que conduce al mar, entro al agua y llego a un pueblo sumergido donde hay una casa, donde también está ella, sólo que con escamada cola de oro y una diadema de pequeñas flores marinas en el pelo. 
Sé que mucha gente se ha preguntado cuál es la edad real de las sirenas, en qué lugar de su cuerpo termina la mujer y empieza el pez. Sólo diré que las cosas no son exactamente como cuenta la tradición y que mis encuentros con la sirena, allá en el mar, no son del todo inocentes, ufff  yo diría que tormentosos. La de tierra afuera, naturalmente, ignora todo esto. Me trata con respeto, como corresponde hacerlo con los pintores y cuentacuentos de cierta edad. Me pide consejos, libros, cuenta historias de piratas y prepara zumos de limón y jugo de tomate. La otra la del mar,  está un poco más cerca del animal. Grita cuando hace el amor. Come pequeños pulpos, anémonas de mar y pececitos crudos. No le importa en absoluto la literatura. 
Las dos, en el fondo, sospechan que en ellas hay algo raro. No sé si debo decirles cómo son las cosas, de momento observo y comparto

4 comentarios:

  1. Pues yo creo que ya es momento de que ledigas la realidad.Más tarde tal vez sea peor,o no decirles nunca nada
    Besucos de vuelta, cuentacuentos

    ResponderEliminar
  2. Tu déjalas estar pero sigue contándonos cuentos.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. No sé como llegué
    me gusta como escribes.
    Sentada te siento en cada una de tus letras
    gracias por compartirlas

    ResponderEliminar
  4. Tanto tus cuadros como tus letras destilan poesía y color. Bellos!
    un fuerte abrazo.
    P.d
    me encanta el efecto visual de esa agua-velo verde

    ResponderEliminar