Páginas vistas en total

5.4.17

Séptimo sello en Bagdad



El Arno que de sus espumas nace una primavera



-"Nunca no existe, la mente no esta procesada para comprender la Nada"-


Hay vida bajo las aguas
tinta china en puntillismo y acuarela

Cierro los ojos y siento, siento como Simbad regresa a su isla. Amanece y la silueta de las bóvedas, las rectangulares terrazas, los alargados minaretes que señalan el camino  Al-lha.
Blancos tan intesos que duelen a los ojos, en un armonioso azul el color de mi Mediterráneo, desde  Cadiz a el Bósforo,  como el almendro, ahora en flor,
Simbad saluda a Ulises, que regresa a su Itaca
¿ Pero y mi premio? 
Voy a recogerle. Entregaré mi alma según lo pactado

-"La ausencia sólo es la no presencia del cuerpo"-

Un mes antes, Simbad navegaba con su Princesa de lunas y estrellas
Ocurrió. No me preguntes cómo?, pero así fue que ocurrió. Mi Princesa simplemente desapareció de mi barco
Grité, busqué, me lancé al agua buscando en las profundidades hasta que sentí dolor en mis oídos, ascendí derrotado

No me lo perdonaré jamás - dije pero que estúpido? cómo pudo pasar?
Y fue cuando vi levantarse las aguas hasta casi llegar a las nubes
y la tormenta de su voz , como truenos me dijo: -"La tengo, tengo a tu Princesa"
Atónito, conteste. " ¿Qué dices… no entiendo."?
¿Qué me darás con su entrega viva.?- Atronó el gigantesco Señor de las Aguas
Lo que sea.. oro, mi barco.. lo que sea…
Tu alma…? me dijo el torrente de voz
Sí, mi alma contra su vida
En un mes, en Bagdad, tu ciudad, allí será el intercambio
Y con la misma prontitud que apareció fue tragado por las aguas
El silencio más grande jamás vivido. Pensé que todo era un mal sueño, pero mi princesa….mi princesa, no estaba.

_"No hay en mi mente un Arco Iris sin el azul, ¡es impensable!"-

Y Bagdad me envolvió cuando llegué, gritos, carcajadas, canciones que salían de las casas borrachos a trompicones, olor a sésamo ábrete,  a cilandro, a menta y hierbabuena, colores  que invadían la pupila. Al fondo el lugar de encuentro 
cercano a el mercado, cercano al puerto, cercano al faro 
Era justo la hora en la que el sol no hace sombras, y la intuí
No me moví, no me giré, sin verla supe hasta la ropa que llevaba, el perfume que aún no me emborrachaba, y la sonrisa que galardonaba sus ojos de largas pestañas
Simbaaaad…¡¡¡¡  oí su llamada
Un anciano de túnica vetusta se me acercó y tendiéndome la mano me dijo:
"Cumple: Dame tu alma" Sentí un frío que me congelaba el cuerpo, sentí que mi aliento salía por todos los poros de mi piel y que por mis ojos y mi boca algo vital se me escapaba

-"Hay un desorden perfectamente ordenado"-

Caí exhausto al suelo
Mi princesa limpió mis labios que sangraban y con sus lágrimas lavó mis ojos
llenos de tierra 

El anciano del manto vetusto, intentó dar el definitivo tirón de mi alma
mientras mi cuerpo inerte, como pellejo en el Juicio Final,  se debatía entre la inanición o la entrega
Un rayo, un último rayo vital, quizás del álito de alma que aún quedaba en mí
me hizo reaccionar
De entre mis labios sin fuerza salió la palabra: RETO
Era más un suspiro que un sonido; el Señor del mar, rió a carcajadas tronando los cielos

De pronto todo desapareció de nuestro entorno, y quedamos él y yo solos, en una más solitaria playa. Tomó dos fichas una de cada color en cada mano, las llevó a su detrás y dijo… Sales tú, yo esta vez , también elijo las negras.
Esta vez la peste no cabalgaba; ni yo regresaba de cruzada alguna, se trataba no de luchar por mi vida, si no por mi alma, y por no perder a Princesa
-"Tú sólo eres la voluntad de Dios"- le dije moviendo peón de reina dos cuadros
-"tú Dios… dices? qué Dios, el que te ha abandonado?, el que ha permitido que perdieras el alma?"- dijo, mientras movía peón de caballo reina un sólo movimiento
-"Tu existencia sólo es comprensible desde la vida, sin ella tú no existirías", le dije mientras adelantaba alfil en posición claramente de ataque
-" ¿ huuuuuummmmm pretendes darme un jaque mate? jaajajaja a la misma muerte? jajajajajaja"  mientras adelantaba su caballo protegiendo peón de reina
-"Qué harás con un alma que, jamás ganarás, como la mía? intentas parecerte a Dios…?" – reí esta vez yo jajajajajajaja
Mi aseveración le dejo desconcertado
Y, esta vez cometió su primer error defensivo, adelantando inadecuadamente su peón reina dos cuadros, sin apoyo de su caballo
"Nada existe después de tu llegada eres la Muerte. Dios te creó como testimonio de la vida, cuando te lleves mi cuerpo, mi alma volverá a quien me creó, tú sólo eres un ente necesario para la vida misma".
Adelanté mi reina justo en posición de ataque al mismo peón que mi alfil señalaba
La muerte estaba furioso, ciego de furia
Se levantó y comenzó a dar vueltas sobre el tablero hablando un idioma ininteligible. Luego, esta vez ya en castellano me dijo: "Te concedí el deseo de salvar a tu Princesa y regresarla a la vida, y tu alma me pertenece según lo pactado"
-"¿ Te rajas?" le dije mirándole don seguridad. Sabía que podía vencerle
jajajajaja esta vez su risa no tronaba, era nerviosa , y otra vez, ciego de ira, de soberbia, volvió a dejar desprotegido el peón, único bastión 
que se anteponía a mi victoria
Adelantó caballo con intención de atacar mi reina. Esa fue su derrota

De nuevo, la partida transcurría justo en el puerto de Bagdad, cerca del faro, y allí entre una multitud, y ante mi Princesa que, me sonreía: Moví lentamente mi reina , quité su peón defensivo y dije: JAQUE MATE

Hoy tres año después Princesa está de nuevo embarazada. Alejandra, mi hija mayor de un año y medio duerme ignorante, que su hermano Mayo viene en camino
¡ Y colorín colorado…este cuento se ha acabaaadoooo !

No hay comentarios:

Publicar un comentario