Páginas vistas en total

27.4.17

La gata



Dibujo a puntillismo de tinta china


Siéntate Rodolfo, me dijo mi abuelo de manera contundente, voy a contarte algo que nadie sabe.
Quieres tomar algo?, un gin tónic?, Pondré dos. -Deja, yo le voy poniendo mientras me cuentas-le contesté
Nieto... te he contado cien historias de mis navegaciones, algunas algo exageradas, otras fruto de mi fantasía, pero precisamente la que te voy a contar es tan real que aun persiste en mi mente cada detalle
Yo tendría no más de 32 años, soltero y con mucho vigor.  De las navegaciones a vela o mucho antes, algunos dicen que desde Noé, siempre en los barcos han navegado gatos, para mantener los alimentos a salvo de las ratas
El gato era querido por toda la tripulación, estábamos convencidos que podían oler las tormentas antes que llegaran, y que si les maltratabas tenían poderes para hacer naufragar el barco
En uno de mis viajes nada más embarcar, una hermosa gata dormitaba sobre la amura de cubierta; una mosca jugando con sus bigotes la despertó. Se estiró cuan larga era y se me quedó mirando
Yo aún llevaba mis pertenencias, y la llame: ¡ Gato, ven ! La gata se acercó a  mi, olió el bajo de mis pantalones y comenzó a frotar su lomo contra mi ropa marcándome con su olor. Jugué con ella rascándola debajo la barbilla, al ponerse de patas arriba la dije: ¡ Pero si eres una linda gatita !
La relación entre la gata y yo en esa ruta,  fue estrecha, ella me había elegido. Los gatos te eligen, no tú a ellos. Por la noche dormía a los pies de mi cama, encima de las mantas, y yo tenía cuidado de no tirarla en mis vueltas dormido
Llevábamos casi treinta días embarcados sin tocar puerto, y mi mente no hacía si no pensar en cada una de las preciosas y seductoras mujeres en tierra
Una noche ocurrió algo inexplicable.  La gata olfateó mi alto grado de tetosterona y... así: simplemente se hizo mujer
¡ Una increíble mujer, con el cuerpo felino!, de movimientos pausados, rodeándome y ronroneando a mi al rededor me agarró por detrás y beso mi cuello, a la vez que su mano descendía por mi cuerpo hasta llegar a (ioiojòjoppowe - censurado -). Me incliné sobre ella y recorrí la piel de su vientre con la yema del dedo.  Dejó caer los párpados, los ojos y me sonrió, segura y fuerte. -Hazme lo que quieras .. -susurró.

Nieto, aquella fue la noche en la que por primera y única vez vi fuegos artificiales dentro de mi camarote.  No te voy a dar más detalles. Eres hombre y tendrás experiencias similares... pero, te aseguro que ningún otro mortal disfrutó lo que aquella noche yo con...
¿Te puedes creer nieto que  no la pregunté el nombre?
Esta es la historia real  nieto, tras yacer juntos, me contó que una bruja la había hecho un encantamiento por que ambas, bruja y ella se habían enamorado de un joven vendedor de pócimas y esa era la explicación de su aspecto felino. La bruja arrepentida por la faena, la había dejado una puerta abierta a ser humana cuando se enamorara de otro joven, pero que...¿Esa es mi desgracia ! tendría que separarse irremediablemente de él e incomprensiblemente vivir en  tierras lejanas donde la niebla y la lluvia todo lo humedecen. Y tal y como sucedió, nieto, te lo cuento 


Viens, mon beau chat, sur mon cœur amoureux;
Retiens les griffes de ta patte,
Et laisse-moi plonger dans tes beaux yeux,
Mêlés de métal et d'agate.
Lorsque mes doigts caressent à loisir
Ta tête et ton dos élastique,
Et que ma main s'enivre du plaisir
De palper ton corps électrique,
...                    (Baudelaire )

1 comentario:

  1. Siempre poéticas tus historias y muy románticas. Una suerte que tu abuelo haya sido tan creativamente fantasioso y aventurero!
    =)

    ResponderEliminar