Páginas vistas en total

26.4.17

Tanabata


" Recordando "
Acrílico SIN TERMINAR 

Mi taza de café ya esta fría, vacía con un extraño dibujo en su fondo. Ven querida te contaré un cuento que mi abuela me contó de niño, entorno al fuego de la chimenea, allá en Gredos
Hay una vieja tradición en Japón, consiste en escribir deseos en pequeñas tira de papel que después se cuelgan de las ramas de los árboles, o se dejan flotar sobre cortezas que desciendan aguas abajo
" Tanabata " mes de Julio en Japón

( Tanabata (七夕 Tanabata?) o Festividad de las estrellas es una festividad japonesa derivada de la tradición china qui xi (七夕 "La noche de los sietes")

La fiesta celebra el encuentro entre Orihime ( y Hikoboshi ). La Via láctea, un río hecho de estrellas que cruza el cielo, separa a estos amantes, y sólo se les permite verse una vez al año, el séptimo día del séptimo mes lunar del calendario lunisolar Ya que las estrellas sólo aparecen de noche, la celebración suele ser nocturna.)

"Hace más de muchos años El Emperador de Jade reinaba con sabiduría sobre los hombres y sus destinos. Tenía los poderes de los dioses y las limitaciones de los humanos
El Emperador tenía una hija de tanta belleza que la luna envidiaba la blancura de su tez, y la noche el negro de sus ojos.
Orihime era su nombre y de tantas virtudes, que trascendieron fuera del Imperio de su padre
Orihime tejía todos los días las nubes que flotan sobre los cielos, con tal premura que su padre constantemente la animaba que lo hiciera. A diario bajaba al río cercano, a bañarse, vistiendo la misma túnica sagrada tejida por ella misma, que la hacía invisible a los ojos de los hombres.  Allí desnudaba su cuerpo para sumergirse en las tibias aguas
Un día, este pastor de estrellas que os habla Hikoboshi, vi cuando desnudaba su cuerpo, y antes que se diera cuenta, recogí su túnica y la escondí.  Cuando salió del agua, al vernos nos enamoramos
Orihime se vino a vivir conmigo a la Tierra de los Rebaños de EstrellasSu padre el Emperador de Jade enfureció, pero nada hizo al saber del amor que nos teníamos
Pasado el tiempo Orihime quiso regresar a visitar a su padre, tomó la túnica mágica y bajó a tierra de mortales
Fue entonces que su padre el Emperador de Jade retuvo a su hija y la amarró a un fuerte Tejo cercano al río con la túnica que invisible la hacía,  puesta.
Lloré tanto que, mis lágrimas crearon un río de estrellas llamado Vía Láctea.
Mi princesa, todas las mañanas dejaba notas llenas de amor prendidas en el Tejo, o sobre cortezas que descendían río abajo, para que yo pudiera llegar a leerlas

El Emperador de Jade descubrió las notas de amor que Orihime me escribía, y ablandó su corazón, liberándola y haciéndola llegar hasta mis tierras de pastoreo de estrellas, para siempre, pero siempre... siempre, estar juntos.

24.4.17

...el que te lleva a lo imprevisible


" Ofelia VI ", puntillismo tinta china y acuarela



Nos quedamos  un ratito más en el parque, 
sentados en unos columpios diminutos y oxidados. Ahora ya no había niños jugando, estábamos solos como muchas otras veces

Habíamos crecido de golpe. Te ibas, te fuiste, y te dije: no me vas a dejar solo aquí, ¿verdad?. Pero sí, te marchabas, y yo te vi partir sentado en el bordillo de enfrente 
- Vamos- me dije. Me levanté y me fui caminando, solo, como había venido.

Estoy seguro que me hubieras hecho muy feliz 
Estoy segura que me hubieras hecho muy feliz

Sigues tras la pantalla del ordenador, ¿ verdad ?. Yo soy el sendero equivocado, el que siempre te lleva a lo imprevisible

When he looks at your face as though you had gone nuts, and nods and smiles and says "never" and leaves, then tell me oh, genius, how life is so sweet?

 






 

21.4.17

...y dejo de escribir para llamarte









21 de Abril del  2037:

Querido diario:
Desde aquel verano, han ocurrido muchas cosas, y han pasado 20 años de aquello. 
Tu aroma se ha despegado de mi nariz y los timbres y peculiaridades de tu voz se pierden al  intentar recordarlo después de tanto tiempo.
Aquel verano que fue el nuestro, marcó el resto de mi vida, cambió el rumbo de mis pasos, fue decisivo para que me dedicara a dibujar y pintar.


No quise buscarte. No quise decírtelo. Nuestros mundos eran muy diferentes. 
No podías darme nada mejor de lo que ya me habías dado. Era mejor así.
El azar ha querido ponernos frente a frente de nuevo. Este lunes pasado inauguré una nueva exposición.
Mi marchante cerraba una venta, y yo preparaba el lector de tarjetas de créditos.
Te pedí la tarjeta y el DNI, tu nombre y apellidos explotaron sobre mi presente,  fue entonces que me di cuenta que eras tú, unos años mayor, más gordita, más mujer. 
A tu lado, un hombre atractivo de más o menos mi edad y una niña muy parecida a ti, esperabais comentando la calidad de la exposición. Alejandra tiene los ojos más bonitos del mundo: tus ojos.
Después de firmar el resguardo de pago, te has fijado en mi, relajando la mirada y sonriendo con tus ojos como sólo tú sabes hacer durante un largo instante:

-¿Nos conocemos? Has balbuceado dubitativa.
-No lo creo. Te he dicho sonriendo

....

Aún late alocadamente mi corazón recordando:
"Aquel temblor del muslo y el diminuto encaje rozado por la yema de los dedos,
son el mejor recuerdo de unos días conocidos sin prisa, sin hacerse notar
igual que amigos tímidos.

Fue la tarde anterior a la tormenta, con truenos en el cielo.
Tú apareciste en el jardín, secreta, vestida de otro tiempo con una extravagante manera de mirarme, jugando a ser el viento de un armario la luz en seda negra y medias de cristal; tan abrazadas a tus muslos con fuerza con esa oscura fuerza que tuvieron sus dueños en la vida
Bajo el color confuso de las flores salvajes, inesperadamente me ofreciste tu memoria de labios entreabiertos, unos rojos difíciles y el rayo apenas vislumbrado de la carne, como fuego lunático como llama de almendro donde puse mi mano sin dudarlo
Por el jardín el ruido de los últimos pájaros, de las primera gotas en los árboles.
Aquel temblor del muslo y el diminuto encaje de vello traspasada su resistencia elástica; vencida por el paso de los años, vuelve a ser verdad, oleaje en el tacto
arena humedecida entre las manos, cuando otra vez aquí, de pensamiento me abandono en la desolación de tus ingles y dejo de escribir para llamarte"

de gatos



inicio mujer a  puntillismo en
 tinta china


Esta mañana subí al tejado de casa, desde allí venía mi mundo desde desde lo alto. Pasado un rato subió Cola ese curioso gato amable, y  se sentó a mi lado. Transcurridos unos instantes de silencio, me miró y dijo: "Te voy a contar algo sobre mis antepasados"

"-Durante el siglo XVII, en una isla de Japón en la época de los señores feudales, existía un templo venido a menos, con serios problemas económicos. 
El sacerdote del templo siendo muy pobre, compartía la escasa comida que tenía con su gato. 
Un día, un señor feudal, hombre de gran fortuna e importancia fue sorprendido por una tormenta mientras cazaba y se refugió bajo un gran árbol cercano al templo.  Mientras esperaba a que amainara la tormenta, el hombre vio que un gato azul, le hacía señas para que se acercara a la puerta del templo. Tal fue su asombro que dejó el refugio que le ofrecía el árbol y se fue hasta el templo. En ese momento, un rayo cayó sobre el árbol que le había dado cobijo.
El hombre rico agradecido financió las reparaciones del templo y éste prosperó.
La Diosa del Bosque concedió el gran honor de la inmortalidad al gato azul
Y ahora, camina por las ciudades muy despacio pegado a las paredes y cuando escucha débiles maullidos de gatitos llorando de frío y hambre, los agarra con delicadeza  y se lo lleva.
Camina con el pequeño gato en la boca y lo deja en la puerta de una casa. Se esconde y espera. El bebé gato llora con poca fuerza porque está debilitado, triste y asustado.
Cuando pasa alguien que se detiene y levanta al chiquitito, lo arropa y le habla con dulzura y el gato azul le ve en la cara y en los ojos que puede dar amor y protección, entonces sale de su escondite y su pelaje va convirtiéndose a un color azul celeste tan claro y diáfano que se desvanece en el aire y desaparece.-"


¡ Cola, le dije: deja de contar tonterías !, ¿ Cómo va a ser un gato azul inmortal ?
Pues, de la misma manera que un gato como yo puede hablar.  Todo es posible si nuestra mente así lo desea, además a mi  mi ama, me recogió en una carretera tiritando de 
frío

18.4.17

El reloj de arena





Se conocieron en un circo ambulante y de eso haca años. Ella era la chica del número del lanzador de cuchillos. Él era el trapecista que daba giros en el aire y milagrosamente siempre conseguía agarrarse a un trapecio libre
Ella Cada noche soñaba que uno de los cuchillos lanzados atravesaba su cuerpo mientras los espectadores aplaudían creyendo que formaba parte del número
El la confesó que sus pesadillas le asediaban, se veía incapaz tras una pirueta bellísima de alcanzar al trapecio salvador y caía estrepitosamente a un suelo sin red, entre gritos de los espectadores

Ella una tarde le confesó que le amaba que se casaran y le llenaría de hijos. El no quería dejarla viuda llena de niños Y esperaron que algo cambiara sus vidas
Un día llego una nueva atracción. Era una caseta que tan sólo contenía una lámpara maravillosa. Una vez al día, concedía UN único deseo
La voz corrió muy deprisa y se formaron grandes colas. A Julián que estaba en el paro, le concedió diez kilos de oro 
A una joven a punto de perder la fe de algún día casarse la sucedió que un joven alto, guapo y además diplomático la pidió delante de todo el mundo en matrimonio al salir de la caseta. A una viuda de luto riguroso: una mansión con 8 cuartos de baño de Porcelanosa y una huerta con tomates y alcachofas, en plena Castellana de Madrid
La joven parteneraire del lanzador de cuchillos, y el joven trapecista, decidieron madrugar ese sábado y antes que nadie entrara en la caseta de la lámpara maravillosa pidieron un deseo Lo hicieron con tanta fuerza y convencimiento, que se cumplió. 

Ahora nadie va a la atracción de la caseta por que la lámpara que se exhibe ya no concede deseo alguno
La joven partenaire y el trapecista disfrutan de la vida en un lugar donde nadie les moleste, con su 
reloj de arena que cada día les concede un deseo

16.4.17

La cita



Acrílico ya propiedad de una querida amiga



Fiel a la cita una vez más en este día, cuatro veces cuatro del mes cuatro.
Perlas Peregrinas, Ciudades invisibles, entre demonios y ángeles. la bañera azul repleta de estrellas doradas, la bailarina de pie enyesado, y mil etcéteras más





Olía a papaya. Surgió una sonrisa de su rostro olvidado, mostraba sus blancos dientes infantiles, que relucían a la luz de la vela, una aureola blanca la envolvía.
Se sentía tan mal…, su estado no era ni de desolación ni de frustración. Ella no estaba ni desolada ni frustrada… quizás sola.
Mientras seguía jugando con la llama, sintió una mano sobre su hombro, luego  un dedo caminando de arriba abajo, lentamente  su espalda. 
Un escalofrío  recorrió su cuerpo, erizando su vello.Cerro los ojos, suspiró. Su cuerpo comenzó a oler a sal, a Mar Mediterráneo.
La joven sin rostro levantó sus pesados párpados, separó los visillos de la ventana. La gente en ese atardecer tibio paseaba ajena a su mundo, a sus miedos, a sus soledades
Se giró, dejó olvidado de nuevo a su compañero de viajes. 
Habían ido juntos tantas veces al cielo, al infierno…recorriendo cada centímetro de su piel , con sus besos y caricias, miles de veces.
Siguió jugando con la llama de la vela
Él se la acercó por detrás y la tomó por su cintura. Comenzó a contarla un cuento nuevo, una nueva historia de viajes a alguna parte…
Era su amor, su compañero para toda la vida, su amor platónico
Le hacía venir, eternamente enamorado, para compartir atardeceres y lo mejor de cada uno.
Se sentó en la silla de terciopelo rosa,  juntó sus rodillas y separó su piernas en una postura de muñeca rota.
Sus ojos increíbles seguían concentrados en la llama de la vela blanca

15.4.17

mil y una reencarnación






Érase que se eran un fantasma y un hombre. 
El fantasma vivía en un viejo edificio en ruinas, que en mejores épocas había sido hotel cinco estrellas, Four Seasons. 
El hombre vivía en la calle, una calle cualquiera de tu ciudad, de la misma ciudad de las ruinas del hotel cinco estrellas. Una noche en que hacía mucho frío y nieve, el hombre entró al edificio para guarnecerse. Andando por los pasillos oscuros y en ruinas, hombre y fantasma se encontraron de frente al doblar cierta esquina. 
Ambos se asustaron. 
El hombre quiso huir, aterrado; confundió el vacío con una puerta y cayó por el hueco de un montacargas que dormía su óxido seis pisos más abajo; murió y se transformó en fantasma. 
El fantasma, huyendo del encuentro como alma que ha visto al diablo, también huyó. Intentó apoyarse en un tabique para doblar un recodo del pasillo, pero, repleto de pánico como iba, olvidó su condición de fantasma y atravesó la pared. Afuera era noche y nieve y seis pisos de altura. El fantasma cayó, murió y se reencarnó en hombre, que luego quiso guarnecerse del frío en el viejo edificio que hace años pretendió ser hotel cinco estrellas Four Seasons. 
Ambos protagonistas han repetido esta historia tantas veces que ya han perdido la cuenta
y lo peor: son incapaces de sacar consecuencias.

12.4.17

Hace diez años...


Ghost 
Acrílico sobre lienzo sin terminar


EL PARQUE

 
 
La tierra todavía olía a mojada, el cielo estaba cubierto de grises nubarrones, el ambiente seco, había mucha electricidad estática que nos envolvía 
El doctor, me había dado de alta…." ya estás bien puedes irte a tu casa…." me dijo . ¡ ja ja ja…! A qué casa ? le dije con tono de sorna. 
Vagaba por la ciudad,me encontré con lo que algunos llaman parque, pero que no es si no el ensanchamiento del cruce de cuatro calles, apenas 40 x 60 metros,  unos matojos desatendidos, llenos de papeles que quedaron presos entre sus ramas. Unas acacias y el resto, álamos. 
Arena por suelo y en los cuatro puntos cardinales unos bancos que fueron en su día de maderas barnizadas sobre estructura de hierro forjado 
Me senté en uno de ellos, y cabizbajo observé la punta de mis zapatos…. 
¡ HOLA! ¿ tú no eres del barrio verdad?
Miré los zapatos de trenzados de finas correas en unas piernas bonitas la falda blanca por encima de las rodillas. 

No, contesté 
Se puso a hablar y  hablar como si fuéramos colegas de toda la vida. Era bonita, de carnes prietas y jóvenes
Entonces, ¿ no tienes dónde vivir siquiera? 
Ven…y sin poder siquiera quejarme me arrastró hacia una de las casas que daban al parque . Era decadente, de tres alturas, se veía una terraza remetida en lo que seria el ático. Ladrillos que comenzaban a deshacerse, imitando las grecas del mudéjar, barandas de hierro forjado por balcones donde se depositaban botellas de butano vacías, alguna ropa tendida tan desgastada y comida por el sol como la fachada del edificio. Pasamos al portal. ¡ Estaba tan oscuro !
Lo primero que me llamó la atención fue el olor a humo, a pis, a repollo y a guisote adherido a cada átomo del ese edificio 
El techo muy alto, las paredes con un friso de gastado estuco 
Me llevó a la escalera que arrancaba del lado izquierdo, con gastados peldaños de madera que al soportar nuestro peso, crujían, eran como teclas de un piano que daba su nota al ser presionada .La vista se me fue acostumbrando a la penumbra, al sobrepasar el primer piso y dejar atrás el rellano noté que éramos espiados a través de la mirilla de uno de los pisos. No se de dónde sacaba esta chica las fuerzas para ascender casi de dos en dos los peldaños
Entre el segundo y el tercero, nos cruzamos con un viejecito de pelo gris; vestía un batín ceñido por un cordón, todo él a juego con las zapatillas de franela que llevaba
Al verte, te sonrió y te dijo…
¡"Eres el cascabel de esta casa,bendita seas"!
tú te acercaste hasta él y le besaste la mejilla diciéndole ¿Don Pío…. por qué no quiere casarse conmigo? entre las risas nerviosas que a él le producía tus palabras.
El tercer piso, la puerta de la derecha era la de tu casa, eso me dijiste
Seguimos subiendo hasta un ático que, efectivamente, estaba remetido sobre la fachada a la calle
Atravesamos el patio, sucio, de baldosa  roja, y abriste la puerta que nos llevó hasta una estancia de una sola pieza, donde en un rincón, se veía una cocina de carbón,  una mesa renquean, dos sillas, un jergón en el suelo. Y lo que supuse que era el aseo. Olía como toda la casa a humo
Era de mi tío, me dijo, pero él ya no lo necesita, vive en Barcelona
Sabes que yo no podré pagarte al menos de momento la dije
¡Eres bobo ! jajaja.
Tú descansa y busca trabajo, luego ya irás a algún sitio mejor que éste.
Dos días de trabajo, para dejar aquello adecentado y eso que era un cuartucho de mala muerte. Las viejas sabanas, las emplee en cortinas para la única ventana, compré tierra y robé plantas de otro parque más expléndido que el nuestro, para poner vida en la casa : simples margaritas blancas.
lavé, lavé  y tiré lo inservible 
Sábanas limpias y utensilios mínimos de comida compré en Ikea, aquello ya olía a limpio
y…me puse a buscar trabajo : Era un hombre nuevo
Ese mismo día me contrataron como reponedor en Carrefour no era mucho y tenía que madrugar , pero era trabajo…
Los cielos grises del primer día ya no me cubrían lucía el azul y todo era bonito. Hasta el parque me parecía vivo
No había vuelto a ver a mi bienhechora, desde aquel día afortunado
Cené y después de escuchar un poco de música en la radio, me acosté. No conseguía dormirme, estaba nervioso; presentía algo.
Serían las doce cuando escuché el inconfundible sonido del crujir de las maderas de entre el tercero y el ático
luego escuché que andaban en la cerradura
Tomé un palo de béisbol que había comprado y dispuse cerca mío en las noches
La puerta se abrió; era mi amiga
Su silueta se recortó sobre las tenues ropas que llevaba, al contraluz del exterior ; mi respiración se agitó. Esperé…
¡Hola! ¿te he asustado?
Bueno al principio, no sabía, luego, al verte  me dije: tengo mi primera visita en la casa jejeje. Espera que enciendo la luz
¡No….! me dijo: no, no la enciendas, déjame estar cerca de ti, así, sin luz
No supe contestarla, temblé, estaba tan nervioso, ansioso más bien hacía mucho que no besaba a una mujer 
No dejaba de mirarme a los ojos
Tomó mi cara con sus manos y me besó, despacio me fue comiendo los labios,  mi cuerpo experimentó una sensación…
Me estremecí, mis sienes latían como para reventar
toda mi sensibilidad estaba concentrada en mis labios ,veía, oía, palpaba olía…gustaba por mis labios
Nada mas existía
Toda una vida pasó en ese beso, toda una eternidad  por un beso por el que, no importaba perder el cielo o ganar el infierno. Las manos componían carnes, las moldeaban como el alfarero da formas al barro húmedo
Caímos, no hubo palabras, rodamos, gemimos
El alba con sus luces tenues me despertó, no estaba ella, pero su olor invadía la habitación a sudor, a sal, a sexo….
Ese día en el trabajo me llamaron la atención varias veces; colocaba compresas junto a zapatos, cacerolas con pijamas y bombillas con perejil jejejeje
Durante ocho noches cada una de ellas, teníamos nuestra cita
me estaba enamorando de ella. Me sentía amado, aquello no era sexo, y yo me daba, me daba con todas mis fuerzas
Ese sábado coincidía con el día de pago, era mi primer sueldo ganado jejeje
Compré salmón ahumado, y una botella de cava , aceitunas rellenas, quesos, foi, panecillos, tomates, una cebolla , estaba radiante de alegría

Y llegué al parque… y me quede desconcertado
no era capaz de  articular palabra alguna
paralizado como una estatua, no entendía nada…..
NO HABÍA CASA
….
….
….
Me senté en el banco, el que me recibió el primer día;
paso una mujer enfundada en negro, y la pregunté:
¿Señora y la casa.de ahí ? ¿Esa casa…?
Se prendió fuego hace 3 años,me dijo
…..
….
Y que fue de la gente?
Estarán con sus familiares. Bueno no, Don Pío, y una jovencita muy alegre no pudieron salir y ahí quedaron

Me desplomé.
Sujete la cabeza entre mis manos y lloré
No entendía nada… 
¡HOLA!  ¿tú no eres del barrio, verdad?
Mire los zapatos de trenzado de finas correas en una piernas bonitas, la falda blanca por encima de las rodillas…. 

10.4.17

sirenita de aquí, sirenita de allí



Sirenita " de aquí "

acrílico




Cuando lo cree oportuno, la sirena viene a visitarme. Se sienta en el borde de la cama y me cuenta historias que cree inventar, sin saber que son recuerdos. Sé que es una sirena, aunque en este momento camina sobre dos piernas. Lo sé porque mirando dentro de sus ojos hay un camino que conduce al mar. Ella no sabe que es una sirena la verdad es que no sabe en realidad que es, cosa que me divierte bastante. 
Cuando ella habla y habla y mas y mas habla yo simulo escucharla con atención pero, al mínimo descuido, me voy por el camino que conduce al mar, entro al agua y llego a un pueblo sumergido donde hay una casa, donde también está ella, sólo que con escamada cola de oro y una diadema de pequeñas flores marinas en el pelo. 
Sé que mucha gente se ha preguntado cuál es la edad real de las sirenas, en qué lugar de su cuerpo termina la mujer y empieza el pez. Sólo diré que las cosas no son exactamente como cuenta la tradición y que mis encuentros con la sirena, allá en el mar, no son del todo inocentes, ufff  yo diría que tormentosos. La de tierra afuera, naturalmente, ignora todo esto. Me trata con respeto, como corresponde hacerlo con los pintores y cuentacuentos de cierta edad. Me pide consejos, libros, cuenta historias de piratas y prepara zumos de limón y jugo de tomate. La otra la del mar,  está un poco más cerca del animal. Grita cuando hace el amor. Come pequeños pulpos, anémonas de mar y pececitos crudos. No le importa en absoluto la literatura. 
Las dos, en el fondo, sospechan que en ellas hay algo raro. No sé si debo decirles cómo son las cosas, de momento observo y comparto

7.4.17

El contrato





Primero fue aquel extraño anuncio en el diario: 

" Busco varón joven que no sea ni rubio, ni moreno, ni alto ni bajo, que no destaque por ser el más listo ni el más torpe. 
No es necesario que tenga trabajo o sea estudiante.
Busco anfitrión perfecto para pasar completamente desapercibido en mi primera estancia en La Tierra durante un periodo de seis fases lunares.
Garantizo devolver el cuerpo en buen estado, y seré generoso en el pago "


Recuerdo que eché a reír y mentalmente me dije: Encajo en todo

Cuando desperté había supuestamente pasado seis fases lunares y no había riqueza alguna al alcance de mi mano.  Palpé mi cara para certificar que era humano y no un ser recurrente ¿ Y mi generoso pago dónde está?. 

Rasqué mi cabeza, carraspeé y busqué mi imagen en el espejo de la hoja central del armario. Ahí estaba yo, no, no era un fantasmaMe giré  y fue entonces que comprendí todo

"De entre los olivos nace la luz
y yo me  giro para que la belleza no me hechice
Una ola hembra me seduce con el aroma de sus senos"


Tumbada sobre la cama, tu cuerpo desnudo, dormías plácidamente relajada. Te observé mejor. Todos tus lunares estaban en su sitio

Ahora tengo los carrillos rojos de tanto pellizcarme

5.4.17

Séptimo sello en Bagdad



El Arno que de sus espumas nace una primavera



-"Nunca no existe, la mente no esta procesada para comprender la Nada"-


Hay vida bajo las aguas
tinta china en puntillismo y acuarela

Cierro los ojos y siento, siento como Simbad regresa a su isla. Amanece y la silueta de las bóvedas, las rectangulares terrazas, los alargados minaretes que señalan el camino  Al-lha.
Blancos tan intesos que duelen a los ojos, en un armonioso azul el color de mi Mediterráneo, desde  Cadiz a el Bósforo,  como el almendro, ahora en flor,
Simbad saluda a Ulises, que regresa a su Itaca
¿ Pero y mi premio? 
Voy a recogerle. Entregaré mi alma según lo pactado

-"La ausencia sólo es la no presencia del cuerpo"-

Un mes antes, Simbad navegaba con su Princesa de lunas y estrellas
Ocurrió. No me preguntes cómo?, pero así fue que ocurrió. Mi Princesa simplemente desapareció de mi barco
Grité, busqué, me lancé al agua buscando en las profundidades hasta que sentí dolor en mis oídos, ascendí derrotado

No me lo perdonaré jamás - dije pero que estúpido? cómo pudo pasar?
Y fue cuando vi levantarse las aguas hasta casi llegar a las nubes
y la tormenta de su voz , como truenos me dijo: -"La tengo, tengo a tu Princesa"
Atónito, conteste. " ¿Qué dices… no entiendo."?
¿Qué me darás con su entrega viva.?- Atronó el gigantesco Señor de las Aguas
Lo que sea.. oro, mi barco.. lo que sea…
Tu alma…? me dijo el torrente de voz
Sí, mi alma contra su vida
En un mes, en Bagdad, tu ciudad, allí será el intercambio
Y con la misma prontitud que apareció fue tragado por las aguas
El silencio más grande jamás vivido. Pensé que todo era un mal sueño, pero mi princesa….mi princesa, no estaba.

_"No hay en mi mente un Arco Iris sin el azul, ¡es impensable!"-

Y Bagdad me envolvió cuando llegué, gritos, carcajadas, canciones que salían de las casas borrachos a trompicones, olor a sésamo ábrete,  a cilandro, a menta y hierbabuena, colores  que invadían la pupila. Al fondo el lugar de encuentro 
cercano a el mercado, cercano al puerto, cercano al faro 
Era justo la hora en la que el sol no hace sombras, y la intuí
No me moví, no me giré, sin verla supe hasta la ropa que llevaba, el perfume que aún no me emborrachaba, y la sonrisa que galardonaba sus ojos de largas pestañas
Simbaaaad…¡¡¡¡  oí su llamada
Un anciano de túnica vetusta se me acercó y tendiéndome la mano me dijo:
"Cumple: Dame tu alma" Sentí un frío que me congelaba el cuerpo, sentí que mi aliento salía por todos los poros de mi piel y que por mis ojos y mi boca algo vital se me escapaba

-"Hay un desorden perfectamente ordenado"-

Caí exhausto al suelo
Mi princesa limpió mis labios que sangraban y con sus lágrimas lavó mis ojos
llenos de tierra 

El anciano del manto vetusto, intentó dar el definitivo tirón de mi alma
mientras mi cuerpo inerte, como pellejo en el Juicio Final,  se debatía entre la inanición o la entrega
Un rayo, un último rayo vital, quizás del álito de alma que aún quedaba en mí
me hizo reaccionar
De entre mis labios sin fuerza salió la palabra: RETO
Era más un suspiro que un sonido; el Señor del mar, rió a carcajadas tronando los cielos

De pronto todo desapareció de nuestro entorno, y quedamos él y yo solos, en una más solitaria playa. Tomó dos fichas una de cada color en cada mano, las llevó a su detrás y dijo… Sales tú, yo esta vez , también elijo las negras.
Esta vez la peste no cabalgaba; ni yo regresaba de cruzada alguna, se trataba no de luchar por mi vida, si no por mi alma, y por no perder a Princesa
-"Tú sólo eres la voluntad de Dios"- le dije moviendo peón de reina dos cuadros
-"tú Dios… dices? qué Dios, el que te ha abandonado?, el que ha permitido que perdieras el alma?"- dijo, mientras movía peón de caballo reina un sólo movimiento
-"Tu existencia sólo es comprensible desde la vida, sin ella tú no existirías", le dije mientras adelantaba alfil en posición claramente de ataque
-" ¿ huuuuuummmmm pretendes darme un jaque mate? jaajajaja a la misma muerte? jajajajajaja"  mientras adelantaba su caballo protegiendo peón de reina
-"Qué harás con un alma que, jamás ganarás, como la mía? intentas parecerte a Dios…?" – reí esta vez yo jajajajajajaja
Mi aseveración le dejo desconcertado
Y, esta vez cometió su primer error defensivo, adelantando inadecuadamente su peón reina dos cuadros, sin apoyo de su caballo
"Nada existe después de tu llegada eres la Muerte. Dios te creó como testimonio de la vida, cuando te lleves mi cuerpo, mi alma volverá a quien me creó, tú sólo eres un ente necesario para la vida misma".
Adelanté mi reina justo en posición de ataque al mismo peón que mi alfil señalaba
La muerte estaba furioso, ciego de furia
Se levantó y comenzó a dar vueltas sobre el tablero hablando un idioma ininteligible. Luego, esta vez ya en castellano me dijo: "Te concedí el deseo de salvar a tu Princesa y regresarla a la vida, y tu alma me pertenece según lo pactado"
-"¿ Te rajas?" le dije mirándole don seguridad. Sabía que podía vencerle
jajajajaja esta vez su risa no tronaba, era nerviosa , y otra vez, ciego de ira, de soberbia, volvió a dejar desprotegido el peón, único bastión 
que se anteponía a mi victoria
Adelantó caballo con intención de atacar mi reina. Esa fue su derrota

De nuevo, la partida transcurría justo en el puerto de Bagdad, cerca del faro, y allí entre una multitud, y ante mi Princesa que, me sonreía: Moví lentamente mi reina , quité su peón defensivo y dije: JAQUE MATE

Hoy tres año después Princesa está de nuevo embarazada. Alejandra, mi hija mayor de un año y medio duerme ignorante, que su hermano Mayo viene en camino
¡ Y colorín colorado…este cuento se ha acabaaadoooo !