Páginas vistas en total

16.2.17

Dientes de león


" Dientes de león"
Acrílico sobre lienzo

Cerca del lago Como, hace años paseó por su altiplano DabmiS un antepasado mío, siempre interesado en las cosas sencillas. 
Durante un tiempo vivió de manera ascética, en una cueva y mediante disciplina diaria durante trece días y catorce noches de meditación su espíritu encontró la paz con el Universo. Pronto su fama de santón se extendió y los padres le hacía llegar sus hijos para purificarles.
DabmiS les iniciaba en la contemplación en las artes de visualización del universo, potenciando así su imaginación. Una vez concluida su tarea,  el alumno recibía una semilla de la Flor de Diente de León, lista para ser arrastrada por el viento, transportándose colgada de ella  camino a su casa
Hace algunos años  en Gredos regresaba a casa al anochecer,  cuando junto a un arroyo del camino había un niño sentado. Le pregunté si estaba perdido, que yo le llevaría a su casa.  Sin mirarme tomó una flor Diente de León, la sopló suavemente y cada una de sus semillas cual paracaídas salieron volando surcando la suave brisa 
Luego, aún sin mirarme el niño me dijo: " Aprovecho justo este momento que ni es noche ni día por que es la hora entre la vigilia y el sueño para dar la mano y ayudar a los espíritus de los niños que no quieren perder la magia a volar a sus casas para crecer como espíritus dignos de " Noel ed etneiD ".  Si prestas atención verás las semillas con algunos niños, entre ellos Alejandra. 
Entonces lo vi, sin duda lo vi y lo escuché. Eran minúsculos cuerpecitos que se saludaban entre ellos y jugaban, siempre sujetos a su semilla paracaídas perdiéndose entre los árboles cercanos, para sin duda llegar a sus casas antes que ellos mismos se despertaran


2 comentarios:

  1. Acabo de dejarte un me encanta en facebook y es que la pintura bien se merece eso y mucho más, y ahora vas y la acompañas con esta historia, pues ha el maridaje es perfecto.
    Un abrazo artista.

    ResponderEliminar
  2. Me encantan tus cuetos,lo sabes y me pacifican si son tan bonitos como este.
    Diente de león!!quién no ha jugado con ellos,o ha soñado?Y la magia de los niños jugando con las semillas ...Precioso!!
    La pintura,es especial.Pintas como escribes.Me gusta el fondo y los colores,y que la cara del retrato esté cortada.Sabes que lo "impar"como yo lo llamo,me atrae un montón
    Besucos Simbad(sonrisa)

    ResponderEliminar