Páginas vistas en total

9.1.17

éxtasis




Junto a la cama, un racimo de besos.                                                      Redondos, perfectos.
Una plantación infinita a los ojos,
                                                                     un color exacto a la luz 
                                                                                                                       y unos labios húmedos 
Pero en el fondo de la copa, donde por fin los secretos se revelan,   la chica de uva lloró. 
Lágrimas como zarcillos atravesaron ilusiones, tal vez porque jamás volvieron a verse

Ella lo supo desde el principio,    y pese a todo,   se dejó beber hasta la última gota de si

1 comentario:

  1. A veces puede merecer más la pena amar que pasar por la vida sin haberlo sentido
    Besucos

    ResponderEliminar