Páginas vistas en total

22.1.17

caja de música


Bailarina descansado entre funciones
Acrílico sobre lienzo


Abro la caja de música suena el monótono sonido del viejo cilindro musical…


Se hizo la noche, desapareció la esquina y con ella la luna que recién llegada también se fue 
Desaparecieron los macizos florecidos, el piso grisáceo, la ventana entreabierta de la casa de enfrente, la señora regando los geranios blancos, el chico que abrillantaba las  botas y silbaba una canción triste, el perro que dormía sus penas, el portero del edificio de la esquina, que acumula litros de cerveza en su panza.

Pasan los segundos y la bailarina que yace en el fondo, se levanta con desgana, se acicala el vestido y comienza a girar. Sólo cuando pasa delante del espejo es cuando toma vida y su cara expresa sentimientos humanos
Llora, una lágrima resbala por su mejilla
Gira la cabeza una de sus vueltas buscándome dice "Luego, cuando la música termine líbrame. Lo harás?"
Te lo prometo la contesto. La música termina, veo cómo de su espalda comienzan a crecerla unas preciosas alas de mariposa, la poso en mi mano, abro la ventana y con un soplo dejo en libertad a la figurita que antes daba vueltas y vueltas. 
Ahora se eleva entre risas, ya no hay lágrima alguna en sus mejillas.

2 comentarios:

  1. Ahora ya es libre,ahora ella surca los mares de tus caminos.
    Me gustan muchoooo esta forma de escribir tan genuina tuya
    Y la pintura,ese primer plano de las piernas,genial!!
    Besucos

    ResponderEliminar
  2. Recuerdo una caja de música con una bailarina así que em hacía soñar...
    Hermoso.
    Un fuerte abrazo, Rodolfo.

    ResponderEliminar