Páginas vistas en total

14.11.16

Mi sirena y yo


" Sirena " tintas y pastel, año 2007



Cuando leí tu historia de sirena, perdí la cabeza. Embarqué como marinero en el puerto más cercano, yo que jamás había subido a barco alguno en mi vida. Bordeé los mares conocidos y  desconocidos. Desalentado, casi derrotado para siempre por un amor inalcanzable, decidí el regreso a casa y la encontré nadando a un costado del buque. 
Ahora los dos vivimos en una preciosa isla en el Pacífico
La primera vez que la vi, temí que me embrujara con su canto, pero al conocerla, comprendí que la advertencia de Circe no era más que un mito. 
Ambos renunciamos a nuestros mundos: yo, a la mujer que me esperaba en casa y ella, a los cientos de tritones que la pretendían. Cualquiera puede comprender que un mortal como yo se pierda por la belleza de una sirena, pero lo que nunca me cupo en la cabeza fue que ella me correspondiera. Un día, incrédulo ante el amor que me profesaba, le pregunté qué era lo que más le gustaba de mí. “Tus piernas, guapo”, respondió sin dudar.

1 comentario:

  1. Jajaja,me ha hecho gracia tu final.Muy bueno
    El cuento es muy bonito,ya sabes cómom e gusta que me cuenten cuentos y siempre que que vengo aquí ,me encuentro con un trocito de infancia
    Besucos

    ResponderEliminar