Páginas vistas en total

21.10.16

Sirtaki


 " Sirtaki " Acrilico 80x 80 EN CURSO


“Dígame su mal, aquí tengo el remedio.”
Rodeado por un mar de rostros azorados y bajo un gran sauce llorón, estaba el mago, iluminado por la luz de sus remedios. Iba vestido de blanco y su voz era un misterio: suave como la seda, firme como el correr del tiempo y retumbaba muy adentro en el alma de quien la oyera. 

Desde cualquier lugar que se viera, su voz se escuchaba igual, ¡siempre de la misma manera! Así que cuando ella llegó a la plaza, escuchó su voz por todos lados:
“Acércate”, le dijo el mago. Ella se acercó, mientras la multitud se abría.
“¿Qué te ha traído hasta mí?” ,No lo sé. Acaso mi fe ciega o no tener nada que perder.
“¿Y qué es lo que quieres, mujer?” ¡Salir de aquí!.. Irme muy lejos… unirme a ese vuelo de palomas y dejar este pueblo atrás. No se habló más…
El mago abrió uno de sus frascos, lo elevó al cielo, se lo llevó a los labios, bebió de él y lo volvió a cerrar. Luego, alzó la cara, hinchó el torso y sopló una sola vez. De sus labios salió volando un trino muy dulce que subió rumbo a una nube de palomas. Un ave bella bajó y bajó hasta posarse en el hombro de ella.  El ave abrió su pico rosado . “¡Llévala contigo! ¡Vuela con ella!,” se oyó la voz suave y firme del asceta.
De pronto, paloma y mujer se alzaron y poco a poco fueron ganando altura. Subieron y subieron hasta que se unieron al resto de la nube, en la mitad de la luna. La gente en la plaza no los perdió de vista hasta que sin remedio se desaparecieron… allá… entre los hilos violetas de la inmensidad del cielo…
“Y usted, ¿qué tiene? Dígame su mal, que aquí tengo el remedio…”






2 comentarios:

  1. Nos has transportado al cielo gracias a ese mago! Precioso
    =)
    Me encanta cómo pinta ese "Sirtaki"

    ResponderEliminar
  2. Nota: cuando digo "pinta"me refiero a cómo ya se advierte que va a ser, no a que pinta con pincel!! jajaja

    ResponderEliminar