Páginas vistas en total

1.10.16

cuento de cómo nacieron los ricos y los pobres





¿Abuela, qué es un pobre y para qué sirve? pregunté en Gredos una noche de verano a mi querida abuela, que cada noche, nos contaba cuentos a mis primos y a mi, arremolinados a ella como los pollitos a la gallina.
Os contaré una historia cierta, nos dijo:
Hace mucho tiempo en este pueblo todos  los habitantes salían cada noche con un saco y llaves maestras para abrir toda clase de cerraduras y así robar la casa del vecino. Cuando regresaban encontraban su propia casa saqueada por otro vecino. En el pueblo, había concordia, por que como uno robaba al otro hasta llegar al último y éste al primero.
Pero un día ocurrió algo. Apareció en este pueblo un hombre honrado que por las noches no salía a robar y se quedaba en casa. Los ladrones veían luz en ella y no entraban.
Un día en cónclave, los vecinos transmitieron al hombre honrado que si él no quería robar no era suficiente razón ya que cada noche por esa causa, un vecino se quedaba sin poder comer.



El hombre honrado entendió la explicación y por las noches se iba al puente a ver pasar el agua, y así le podían robar. Pero ocurrió que como él no robaba, cada noche un vecino se hacía rico, por que nadie le robaba. Día tras día en el pueblo cada noche una casa no robada se convertía en más rica que el resto de las si robadas y al lado que le tocaba robar en casa del hombre honrado, como estaba saqueada, se volvían cada día más pobres. Hasta que los ricos imitaron al hombre honrado y también se iban al puente a ver correr el agua. Esto provocó que algunos se volvieran más ricos si robaban en sus casas y también que hubiera más pobres-pobres
Contratemos a los pobres para que vayan a robar para nosotros, dijeron los ricos, y así lo hicieron. Y así lo hicieron y además para no ser robados ellos, pagaron a los pobres para defenderles de los pobres , ya que estos les robaban. E instituyeron policías y cárceles
Pasó el tiempo ya no se hablaba de robar , si no de ricos y pobres, y a todo esto, el único hombre honrado de verdad, había muerto de hambre





4 comentarios:

  1. Preciosa historia digna de ser contada por una abuela.

    ResponderEliminar
  2. si Tracy, a pesar que éramos niños quedó grabada en nuestra memoria

    ResponderEliminar
  3. si, Ufff, ya echaba en falta tu comentario :-)

    ResponderEliminar