Páginas vistas en total

23.8.16

El gato del Templo de debord





Al caer la noche en torno al Templo de Debor , cuando no queda un alma, suele aparecerse un gato negro. La imaginería popular ha querido identificar a ese gato con el dios egipcio Amón, "el oculto". Se dice que la diosa Isis dio a luz a Horus en ese preciso lugar, o bien que comenzó a sentir allí los dolores del parto. 

En el Libro de los Muertos, el conjunto de textos funerarios del antiguo Egipto, el dios Amón -padre de todas las deidades- asume la apariencia de un gato. Un felino que, según la imaginería popular, al caer la noche, suele pasearse por el Templo de Debod(calle Ferraz, s/n), el santuario que el  rey rubio Asjalamani de Meroe ordenó levantar en su honor al sur del país africano hace más de 2.200 años.
 Su núcleo más antiguo fue quizás erigido bajo el  faraón Ptolomeo IV  y decorado posteriormente por el rey nubio Adikhalamani de  hacia 200-180 a. C., siendo dedicado a Amon de Debod e  Isis, aunque a decir verdad la mayoría de los investigadores piensa que su erección fue obra de Adikhalamani, interviniendo posteriormente Ptolomeo IV en él. Posee importantes añadidos de época ptolemaica y romano-imperial (del siglo I a. C. al II d. C.).
Con la puesta en servicio de la presa de Asuán, en 1970, el templo permaneció nueve meses bajo las aguas del río Nilo. Ante la inquietud de los arqueólogos, la Unesco localizó, excavó y trasladó veinticuatro de estos monumentos a ubicaciones más seguras; cuatro de ellos fueron donados a los países que colaboraron en el rescate: a España, el de Debod, el más grande y valioso de los cuatro; a Estados Unidos, el de Dendur; a Italia, el Ellesiya; a Países Bajos, el de Taffa. Solo el de Madrid permanece al aire libre. Todos están bajo techo: en el Metropolitan Museum de Nueva York, en el Museo Egipcio de Turín y en el Museo de Leiden. 

Hasta aquí lo tangible de esta historia, pero sigamos al " oculto ", en su apariencia de gato.
Todos sabemos que los gatos eligen a sus dueños, y sin lugar a dudas, este gato que a pocos 
se nos aparece, eligió a su dueña una mañana de lluvia. 
hoy  no vengo sola, no lo pude evitar, estaba en el carretera desorientado cuando baje solo lo tome y subí con el ahora duerme , ha comido y parece estar cansado yo también lo estoy "

2 comentarios: