Páginas vistas en total

21.8.16

De nuevo vendo






p.d: ejem… ejem….

pensaste bien  lo del piso?
besos

Si, de nuevo vendo, ( es estudio, no piso ) quiero comprar otra cosa en otro lugar

...


Y el marinero descendía y descendía braceando, los ojos desorbitados, hasta que vio como una luz se le acercaba. Es la muerte pensó, cerró los ojos, y se entregó
¡ No tengas miedo !, sintió que en su mente le hablaban, abrió los ojos y vio que tenía a su lado una joven, de ojos azules, bellísima y la sonrió. Mas la sonrió al ver su cuerpo semidesnudo. Luego gritó  AAAAHHHHH..¡ al ver que era una sirena. ¡No es verdad lo que me esta pasando! , se dijo, las sirenas no existen, sólo son leyendas, afirmó
Yo te salvé, vi que no podías vivir dentro del mar como yo. No te asustes le dijo Maruxaina, yo al verte pude superar el horror y miedo que me distes cuando te vi tan deforme

Se miraron y.. rieron a la vez los dos, jajajajajaja. Eres hermoso dijo ella, mientras le acariciaba los cabellos con sus dedos, el marinero, la sonrió
¿cómo te llamas, pregunté? Maruixaina, contestó
La trajo hacia sí, y la beso. Hicieron el amor durante dos días y dos noches sin parar. Al tercer día, el marinero dijo: Maruxaina, debo partir por esos mares de Dios. Ella dijo: Espera, te traeré un recuerdo para que siempre me tengas presente Y descendió
Apareció al momento con una caja de bronce. No la abras hasta que no estés en tu mundo, dijo y cuando ya la silueta del marino se perdió por la linea del fin del mundo, ella rompió a llorar. Por eso saben saladas las aguas de mar cercanas a Muxía
Sabía que era todo imposible, y que, jamás le volvería a ver. ¿Pero, quizás llevara su fruto plantado en su jardín..?
Cuando llego a su casa, el marinero entregó la caja a su madre, dentro había un mejillón de negra cascara, sobre ella en primorosa filigrana blanca, un molusco había trazado un hermoso dibujo.
Qué hermoso dijo la señora, lo copiaré y lo repetiré con hilos de fino algodón
Así nació el Encaje de Camarillas

……

Desde la piedra sobre la que estabas sentada, abristes los ojos para tomar de nuevo realidad
y sonreistes por la historia hermosa que un marinero y Maruxaina vivieron
Su fruto: algo muy hermoso que jamás…jamás el tiempo puede borrar
Un beso Maruxaina de este marinero: simbad

No hay comentarios:

Publicar un comentario