Páginas vistas en total

18.7.16

Chavo



Chavo está en el país asiático de Georgia pasando unos días. Ese país de religión ortodoxa tiene en sus genes la hospitalidad. Se fue solo por Airbnb a compartir habitación con una familia del lugar.
Georgia le ha enamorado, están sus montes, ríos y lagos vírgenes, y el segundo día de llegar, cenó
tres veces, una en la casa de sus anfitriones, y después siguiendo la tradición, fue Javier, compartido 
con los vecinos, en hermandad, haciendo visitas a las casas de los más cercanos a la familia que le hospeda. En cada una de las casas que visitó le ofrecieron un plato de su cena que compartieron con él, y un vaso bastante grande de buen vino georgiano.
Tras varios días más irá a Armenia.
De tres hijos no se cuál me da más satisfacciones, pero Chavo, es el más rico de todos. No en dinero
si no en experiencias de convivencia humana. 
De Georgia me traerá un " Principito" en el idioma local. Y hoy camino de Tiflis, descubre al español más universal, al pie de la carretera, de lo que doy fe con esta fotografía que nos envió: Un D. Quijote





“Cada persona que pasa por nuestra vida es única.
Siempre deja un poco de sí y se lleva un poco de nosotros.
Habrá los que se llevarán mucho, pero no habrá de los que no nos dejarán nada
Esta es la prueba evidente de que dos almas no se encuentran por casualidad.
-Jorge Luis Borges-

Chavo no se busca en los lugares que recorre por el mundo, él sabe de donde viene y a donde quiere ir en la vida. Busca entender a su prójimo, compartir unas risas, un plato una hermandad que hace que todo el mundo que le conoce le quiera.
Por que vamos dejando un poco de nosotros en cada persona que se para en nuestro camino, y tomas de ella en la parte que quiera darte.
Me doy, y tomo, y soy tú en alguna parte de mi, y eres yo, en algún rincón de tu ser.




No hay comentarios:

Publicar un comentario