Páginas vistas en total

21.6.16

Bailarina de porcelana, con el pie enyesado






Hoy una vez más, traigo una de mis narraciones preferidas, os la escribo tal y como me contó mi abuelo "El coleccionista de almas y mentes bellas".




La historia, transcurrió en su adolescencia. Corría finales de Junio, de un año muy caluroso. Mi abuelo, en su peregrinar, ese año, lo hizo buscando la frescura del  lago de Como. 
Algo le llamó la atención y desvió su caminar hacia, en una determinada casa, de grandes y corridos balcones a sus cuatro caras
Sobrepasó las caballerizas y la bodega, se llegó hasta una de las ventanas. Miró a través de los cristales, cuando, escuchó un siseo

Ssssssssshhhhhh oiga…?

Miró y no vio a nadie. Rodeó la casa, preguntado ¿ Hay alguien ? La puerta de entrada, estaba abierta golpeó con los nudillos la puerta para después entrar

Era una mansión con un gusto sencillo, ya en el hall pudo soltar un lacónico " ¿Se puede….?"
Luego un silencio y un "…Pasa, ven " Se dirigió hacia el salón de donde procedía la voz. Al pasar vio a su derecha un baño con una gran bañera a ras de suelo de color azul celeste, llena de estrellas doradas incrustadas 
Salió del aseo, luego escuchó un "- Te esperaba Tengo enyesado un pie me lo rompí al caerme de un caballo, no puedo llegar a ti, ven -", me dijo de manera imperativa. Entré en el salón decorado todo él en todos blanco, perfectamente equilibrado. Miré y no vi a nadie. Una chimenea, una vitrina con figuras de porcelana, al fondo una barra de bar con  diferentes bebidas.

-Sssssshhhhh, mírame-, escuché. 
Giré la cabeza al lugar de donde procedía la voz. Era de la vitrina con las figuras de porcelana. -Ven, acércate-, me decía una de las figuras.
¡ Joder….!.Sssshhhh calla, me dijo la figura. Era de porcelana italiana una hermosa figura de bailarina que posaba todo su peso sobre uno de sus pies ,el otro en perfecta posición, estaba enyesado
Sus mejillas sonrosadas resaltaban más la palidez de su tez.
Cómo es que hablas…?
-Cómo es que hablas…?me repitió con sorna, -¿ por qué no puede hablar una figura de porcelana?-.

Bueno, bien mirado…si.
¿Qué quieres de mí? la pregunté
Dudó y luego dijo-…Vivir -
Vivir… y qué te lo impide?.
-Señor, me lo impide todo. Estoy atada a esta casa, a esta vitrina Mi vida es una constante búsqueda de cariño. Quiero ser normal. No tengo necesidad de nada material, tengo todo lo que necesito. ¡ Sólo ser , amada, querida…!-

-Me fabricaron para estar cercana a alguien, sino no tengo sentido; mi existencia no vale nada
¡¡¡¡ Quiero viviiiir, quiero depender de alguien, y que alguien dependa de  mi, saber
que me espera, y esperar, compartir un hogar, algún día tener hijos…!!!!-

Entiendo, entiendo, pero por qué a mí, por qué soy yo precisamente esa persona?
-Te necesito para salir de aquí, te elegí-, me dijo la hermosa figura de porcelana
Mmmmm medité durante unos segundos.

Me puse un gintonic y me le bebí de un trago
Vale, hecho, te llevaré conmigo a vivir fuera de esto preciosos muros, que te esclavizan, dijo mi abuelo a la figurita de porcelana.

Y así, la tomó dulcemente entre sus brazos, ella pasó los suyos por su cuello y le hacía mohines y carantoñas llenas de mimo.
Lo que mi abuelo vio fue hermoso durante el tiempo que en sus brazos la mantuvo. Su interior era mucho más hermoso que la perfección de su exterior.

Reía, y le tarareaba canciones, entre mimos y besos. Se sentía libre de su celda de oro.
Sentía que podía ser feliz, que era al fin amada, y que iba a formar parte para siempre de un hogar.

Pero, tras doblar un recodo de la finca, justo antes de abandonar el mundo que la bailarina podía ver a través de la ventana del salón, la entró un miedo que la bloqueó.

Y, entre ruegos y llantos le gritó a mi abuelo…

¡¡¡ NO POR FAVOR, SEÑOR POR FAVOR DEVUÉLVAME A MI SALÓN  !!!!
Por favor señor, se lo suplico

Estaba verdaderamente aterrada, jamás en este tiempo le había hablado " de usted"
Mi abuelo se dio cuenta que sólo quería regresar a la seguridad de su vitrina;
dio la vuelta e invirtió los pasos que le llevaron de la casona, hasta justo la pileta de agua entre los castaños…

Sobrepasó las caballerizas, la bodega y entró portando la bella figura, de porcelana blanca, de pálidos colores, hasta la vitrina que tanta seguridad la daba.
Con los ojos húmedos la dijo: " De verdad, ésto es lo que deseas?"
- Si, afirmó la figurita… ¡Gracias señor, ha sido usted muy amable conmigo!.
 ¡¡¡¡Fuera me da miedo… !!!!, aquí me siento protegida.

Mi abuelo cuenta, que besó su mejilla, y notó como el sonrosado de sus mejillas se tiñó de púrpura.

-Ve…. me dijo, ve…por favor-

Mi abuelo se dio la vuelta, y abandonó la estancia, sobrepasó el estanque de sus sueños,
entre sombríos castaños, y se dirigió hacia la loma que domina la casona.

Cerró lo ojos y sintió cómo el alma, como la mente hermosa de la figura, lo impregnaba todo y a él para siempre.


Ahora os lo cuento yo, para honor de mi abuelo, (que jamás la olvidó )y en Gloria esté, y de la figura de porcelana de esa bailarina de pierna escayolada, que habite en alguna vitrina, de algún lugar del mundo y a la que deseo sea siempre feliz y amada

2 comentarios:

  1. Anónimo03:34

    Me gustaría tener tu email. El ángel.

    ResponderEliminar