Páginas vistas en total

19.4.16

Mariposa azul




Boubacar Traoré es un músico de origen maliense. Autodidacta, su singular estilo le ha llevado, a la música árabe y al kassonké, la música tradicional de su tierra. 
La melancolía que rezuman las canciones africanas es capaz de atravesar fronteras, de transportarnos a mundos imaginados o soñados, a paraísos perdidos, a esas tierras desconocidas que nos invitan a adentrarnos en ese ancestral viaje que nos lleva a lo más hondo de nosotros mismos. Por eso es un crimen, uno más, que la todopoderosa e injusta globalización que estamos viviendo pretenda acabar con ellas, y por eso es un deber, uno más, que las defendamos ante este atropello que estamos sufriendo a escala mundial. El ser humano nació en África, no permitamos que también muera allí..




Cerca de Bamako, en Mali había un hombre viudo que vivía con sus dos hijas curiosas e inteligentes. Las niñas siempre le cuestionaban todo, hacían muchas preguntas a las que el padre a veces sabía responder 
Como pretendía brindarles la mejor educación, mandó a las niñas de vacaciones con un sabio que vivía en lo alto de una colina.
El sabio siempre respondía todas las preguntas sin siquiera dudar. Impacientes con el maestro, las jóvenes decidieron inventar una pregunta que él no pudiera responder. Entonces, una de ellas apareció con una hermosa mariposa azul que usaría para engañar al sabio.
-¿Qué vas a hacer? –preguntó la hermana. –Voy a esconder la mariposa en mis manos y le voy a preguntar si está viva o muerta. Si él dice que está muerta, abriré mis manos y la dejaré volar. Si dice que está viva, la apretaré y la mataré. Así, cualquiera que sea su respuesta, ésta será equivocada.
Las dos niñas fueron entonces al encuentro del sabio que estaba meditando.
-Tengo aquí una mariposa azul, dígame, sabio, ¿está viva o muerta?. Muy calmadamente el sabio sonrió y respondió: -Depende de ti…ella está en tus manos…

No hay comentarios:

Publicar un comentario