Páginas vistas en total

9.4.16

8 de Noviembre del 2013

" El árbol de la vida "
Puntillismo tintas año 2007



8 de Noviembre del 2013
En mi diario de sueños absurdos leo:


Eran pequeñas islas muchas de ellas inexploradas, en un lugar del planeta olvidado no ya de las rutas turísticas si no también de la mano de cualquier ser viviente.
Allí llegue, sabe Dios cómo, ( cosa de sueños ), pero todo lo que me rodeaba me producía desazón e intranquilidad
Sus habitantes eran ralo, sin brillo, de apenas 150 de estatura, raza indoeuropea
De vez en cuando me cruzaba con algunos que se me quedaban mirando, eran los mas afectados sin duda.
El cuello casi rígido, muy grueso para sujetar unas cabezas algo más grande de lo que sería normal, eran como cilindros unidos a sus torsos
Sabiendo de mi llegada ( no bromees ) comenzaron a aparecer chicas y mas chicas engalanadas de domingo llenas de alegría en los ojos e intentando llamar mi atención, regalando sus mejores sonrisas
Tras proseguir mi andar llegué a un lugar donde los nativos se estaban bañando
Era un lugar extraño, donde el agua transcurría en arroyos que lo eran en piedra pura como canales sin que la mano humana los hubiera labrado
Estaba una chica que eras tú, en traje de baño bastante antiguo, como de los años 20
Intimidamos enseguida, luego triste bajando la vista me dijiste: Tenemos un problema, llevamos centenares de años cruzándonos entre nosotros y los genes han degenerado. 
Nos tienen prohibido tener relaciones sexuales 
Sólo un nuevo varón puede salvarnos, mejorando nuestra genética
Yo en broma te dije: Fenomenal, iré como buen semental entregando mis cromosomas a todas las jóvenes fértiles de la isla
Luego, con mirada triste dijiste. NO, ni se te ocurra. La tradición aquí es que la mujer que queda embarazada sin pareja, es condena a muerte

No recuerdo más de ese sueño tan raro, no se si hubo unión y una esperanza de regeneración para ese pueblo entre las brumas del tiempo

Querida niña olvida los que escribí, es triste. Este es el dulzor que quiero persista en tus oídos: 
Huele tu silencio cuando callas y te encierras en ti misma. Perfume de tu esencia. Hueles a verbo fácil, a endecasílabo encadenado, a pasar hojas de un libro; a corre que te pillo, a esconderte bajo la cama. A meterte bajo las sábanas sin moverte y esperar que nadie que entre te vea; hueles a esa niña que de la mano llevas
A veces quisieras ser invisible y pasar por todos sitios sin ser vista , a fundirte con el tono del campo, o del río que te recorre, dame la mano y vayamos juntos 

No hay comentarios:

Publicar un comentario