Páginas vistas en total

29.12.16

53°20′33″N 6°15′57″O - "La ciudad invisible"




Tengo ganas de tomar una copa de vino blanco contigo, en tu bañera
Hoy, querida voy a contar a todo el mundo cómo fue que...


Hace muchos años me adentré con mi coche por un bosque totalmente desconocido a medida que avanzaba, se iba haciendo más tupido hasta llegar a ser casi un túnel entre vegetación. Y fue que comenzó a llover de tal manera que detuve el vehículo.  Mis limpia parabrisas no daban a basto quitando agua. Encendí la radio pero no captaba emisora alguna. Los cristales se habían empañado
De pronto escuche unos golpes en mi ventanilla. Mire y entre el vaho pude ver que era una niña empapada. Abrí la otra puerta y accedió a subir
Estaba chorreando agua, a pesar de ello, una sonrisa dibujaba su rostro.
Hola Rodolfo, me dijo, yo me llamo Lisette, ahora tengo 13 años y tú bastantes más que yo
pero cuando yo tenga 30 habrá menos diferencia y a los 40 , ya no se notará.
Búscame en el tiempo, te estaré esperando. Y para mayor sorpresa vi como desaparecía ante mis ojos, no sin decirme..." No dejes de hacerlo"




Quedé impactado por la visión no había bebido y pensé sería el champiñón que almorcé que alguno de ellos tendría efectos alucinógenos
Había escampado, y el sol se colaba entre las ramas. Baje del coche y me puse a andar entre el bosque buscando una explicación a lo ocurrido. Estaba un tanto desorientado, cuando al apartar una ramas, vi un claro en medio del bosque
Accedí a él y cuando estaba en medio de la pradera, se fue materializando toda una ciudad ante mis ojos. Comercios, casas familiares, un parque.
Poco a poco fue apareciendo personas. Y yo iba de sorpresa en sorpresa. Allí estaban aquellas personas que habían sido importantes en mi vida: D. Javier, mi profesor de literatura, D Francisco, que luchó conmigo para transmitirme matemáticas, Charo mi primer gran amor platónico.
Estaba Manu y Fernando y Mingo, y Josele y...
Al fondo de la ciudad vi que estaba la niña que se me había aparecido entre la lluvia
Me dirigí hacia ella. Hola de nuevo me dijo, has dado con la Ciudad Invisible.
De igual manera que comenzó esta confidencia, todo: la Ciudad Invisible, Tú, mis profesores ya amigos,  todo desapareció, y me vi sentado de nuevo en el coche conduciendo, y ya fuera de ese bosque.

Han pasado once años de lo que voy a contar a continuación. Me entretenía por Internet cuando en uno de esos chats de la primigenia de este medio, coincidí ¿ Dios sabe cómo?, contigo por tercera vez.  De nuevo me volviste a sorprender. Ya tenías veintitantos años y volviste a dejarme helado, contaste como en la pausa de esos años nos habíamos buscado , en Tetuán, en Tánger en Madrid en ese piso que compartimos...
Y fue que de nuevo desapareciste
Esta vez no quise perderte, me habías dicho que en la siguiente reencarnación la viviríamos juntos, y yo no estaba dispuesto a esperar, así que repetí paso por paso aquel viaje del bosque
Transcurrido unos kilómetros comenzó a llover de igual manera que la anterior. pare el coche y esperé. Los cristales se habían empañado, pasó el tiempo y tú no aparecías.
a pesar de la lluvia , descendí del coche y me adentré en el bosque, hasta que mi buena fortuna me hizo dar con el claro del bosque Ya en su centro, la ciudad Invisible se fue materializando
Todos mis seres queridos, mis amigos y profesores, me observaban tras los cristales
Charo, me gritó: ¡¡ Rodolfooo, Lisette  está al final de la calle ..!!
Y hacia allí me encaminé
Te fuiste materializando
Eras mi chica te abracé y besé
Luego, ambos simplemente nos difuminamos


Os lo prometí, las coordenadas de la Ciudad Invisible son: 53°20′33″N 6°15′57″O

28.12.16

وعدد





جبن الماعز،



وسرقة التين



أشجار التين القريبة ...



للمتعة الطعام الخاصة بك وأترك هذه الحلوى لذيذة لتناول العشاء مع الأصدقاء يوم الجمعة



التين البحر الأبيض المتوسط نضجت الأشجار، والكثير من جبن الماعز

وعدد قليل من أوراق النعناع أو نعناع🍃


jabn almaeiz,
wasariqat altin
'ashjar altyn alqariba ...
lilmuteat alttaeam alkhassat bik wa'atrak ​​hidhuh alhalwaa ladhidhatan litanawul aleasha' mae al'asdiqa' yawm aljumea
altyn albahr al'abyad almutawassit ​​ndajat al'ashjar, walkthyr min jubn almaeiz
waeadad qalil min 'awraq alnnaenae 'aw hierbabuena🍃


Sólo quería gastar una broma por ser Los Santos Inocentes, y con el traductor se Googgle hice esta no se si correcta traducción

Os pongo en español el texto:

" De los quesos de cabra, 

y de robar higos en 

las higueras cercanas...

Para tu deleite te dejo este delicioso postre para tus cenas 


con amigos de los viernes

Higos del Mediterráneo madurados en el árbol, porciones de 


queso de cabra


y unas hojas de menta o hierbabuena "

25.12.16

El costurero de los hombrecillos






Hace tanto tiempo que no puedo precisar cuánto, sucedió…Dejadme un sitio entro vosotros, os lo contaré. Paula era vecina de mi abuela, allá en Gredos, habían sido, amigas, además de vecinas, no existían secretos entre las dos.
Lo que os voy a contar, sé que es difícil de creer.  Eso mismo me ocurrió a mi cuando mi abuela nos lo contó.
Paula contó a mi abuela Lorenza algo que la ocurrió siendo moza. Regresaba sola de regar la huerta del soto cercano al río. Cuenta Paula, cómo asustada vio escondida entre zarzales lo que ocurrió entre un hombre vestido con traje negro y un gigante de voz de trueno, grande y alto como el campanario de la iglesia.
"Alto ahí, no des un paso más" gritó el hombre de negro al gigante- "¿Quién eres tú para dirigirte a mí de esa manera" – contestó el gigante- "cómo te agarre te trituro", dijo con un torrente de voz. "Soy la Muerte "contestó el señor vestido de negro- "Nadie me contradice, y tú seguirás mis órdenes"
El gigante soltó una carcajada, dio dos pasos hacia el señor de negro y de un puñetazo, le dejó atontado a un lado del camino. El gigante siguió su camino. Paula que había visto todo, se acercó tan despacio que pudo escuchar al señor de negro decir:  "Debo reponerme, si me paro aquí, nadie moriría en este mundo y pronto estaría tan superpoblado que tendrían que subirse los hombres unos encima de los otros."
A Paula la pareció gracioso aquello que soltó una carcajada, tendió su mano para ayudar al señor vestido de negro. "Gracias por la ayuda," mira, prosiguió el señor de negro, "soy la Muerte, y en premio a que me has ayudado no te llevaré conmigo ahora…Es más, cuando vaya a hacerlo antes te pincharas con una aguja ,el dedo índice como señal que voy por ti." Y se fue
Paula se lo contó a mi abuela Lorenza
Pasaron los años, y en los veranos de mi niñez, recuerdo a Paula, siempre malhumorada, pero cariñosa a la vez, siempre cocinando. Paula tenía un costurero cuadrado, con tapa a manera de tejado de una casa. Decenas de veces intenté levantar la tapa del costurero para ver su contenido. Siempre un manotazo cariñoso y un ssshhhhhhhh 
Rodolfo, eso no se toca !!, interrumpía mi inspección curiosa.
Yo imaginaba que en esa casita-costurero vivían seres diminutos, sin poder ver el sol ni las montañas. Una vez conseguí a solas acercarme y tenerle entre mis manos, estaba cerrado con llave, sólo pude ver una tela azul con lunares blancos.
Pinté con mi boli una puerta en uno de sus lados y ventanas en las demás, para que esos seres que allí vivían pudieran ver el sol y las montañas. Paula se enfadó conmigo cuando lo vio.
Tres años después de eso, una tarde me llegó el olor a carne quemada, que provenía de la casa de Paula. Miré por la ventana, Paula estaba en el suelo, el fogón encendido, sobre él una parrilla con un filete tan abrasado que era carbón.
Corrí a avisar a mi abuela Entramos todos corriendo para ayudar a Paula. Mi abuela puso su mano como barrera para que no me acercara a Paula. Supo en seguida que estaba muerta. Su corazón debió fallarla…y además, tenía una aguja clavada en el dedo índice de su mano derecha
Miré en el aparador, la casita-costurero, estaba abierta. Hilos, tijeras, dedales, ovillos de distintos colores…
Sonreí: Comprendí que los hombrecitos habían tenido tiempo de huir para vivir en libertad entre los pinares de Gredos.

23.12.16

El templo blanco de Wat Rong Khun


Templo de Wat Rong Khun

En cierto lugar de Tailandia  vivía un labrador llamado Haridata,  trabajaba de la noche a la mañana en sus campos, no podía conseguir jamás una buena cosecha, y su pobreza era cada día mayor.  Un día, cuando cansado de trabajar se tendió a descansar a la sombra de un árbol, vio salir de un agujero una gran serpiente. “Sin duda debe de ser la diosa de este campo -se dijo el labrador- y como no le he dedicado ninguna ofrenda estará enfadada conmigo y por eso no obtengo ninguna buena cosecha. Voy a remediar enseguida mi falta.”
El labrador corrió a su casa y regresó con un tazón lleno de leche que dejó a la entrada del nido de la serpiente, diciendo en voz alta:– ¡Oh, diosa de este campo, perdóname por no haber conocido tu presencia hasta este momento!,  pero te prometo que de hoy en adelante no te faltará nada.  A la mañana siguiente, cuando volvió al nido de la serpiente, encontró vacío el tazón y dentro de él una moneda de oro. Desde entonces, cada tarde llevaba un tazón de leche a la serpiente, y al otro día, invariablemente, encontraba una moneda de oro.
Ocurrió que un día el labrador tuvo que ir al pueblo a comprar unas herramientas y ordenó a su hijo que llevara la leche a la serpiente. El muchacho así lo hizo, y cuando al otro día regresó a buscar el tazón, encontró una moneda de oro. ” Sin duda la serpiente esa debe de estar llena de oro -se dijo.- La mataré y me quedaré todos las monedas.”
Aquella tarde, cuando volvió a llevar la leche, iba armado de una espada, con la que trató de cortar la cabeza a la serpiente. Esta se libró de la muerte por verdadero milagro, ya que la espada golpeó a medio centímetro de ella, y para vengarse del ataque, mordió al muchacho, matándolo en el acto.
El labrador y su familia dispusieron una magnífica pira, donde quemaron el cadáver del joven. Pasó mucho rato antes de que la serpiente saliera a tomar la leche, y cuando lo hizo fue asomando solo la cabeza.
– Sé que lo único que te trae aquí es la avaricia ­dijo, pues ni tú puedes olvidar que yo maté a tu hijo, ni yo olvidaré jamás que él intentó cortarme la cabeza. Por lo tanto si quieres mi protección y la de Buda, construye un templo blanco como la pureza y brillante como los espejos, símbolo de la sabiduría.  
Y así se construyó con el oro de la serpiente el templo de Wat Rong Khun ( el templo blanco)


15.12.16

Mereció la pena


 
                                                                   
                           
 
 
 
 
Mereció  la pena?. 


Todo fue inútil; pensó para sí  Amelie von Hunziker 
Después de hacer todos los intentos, resignada suspiró con frustración. Prendió las velas, con un ritual, primero la blanca luego la vela rosa y una vez más dejó su mente en blanco mirando el danzar de las azuladas llamas

No le gusta la luz, los focos la intimidan, aún recuerda con horror el día que bailó sola en el escenario un St Patrick’s. Prefiere la levedad, la tibieza cromática que en aureola envuelve el campo de la llama parpadeante.
 
Postrada sobre el cálido tacto del suelo de madera, acariciando a su gato, miró las vacías paredes del cuarto.
 
Blanco, todo es blanco, paredes techo suelo.
 
No  hay cuadros, no hay nada, ni color…
Todo se quitó para poder volver a empezar.
 
Toca las paredes, resbalando con la humedad de sus dedos, traza sobre ellas las iniciales que ama.Se pone un chal en los hombros, la cubre de un frío insoportable, el de la ausencia.
Recuerda que buscó unos fuertes brazos que la abrigaran y dieran cobijo

Recuerda cómo desde la lejanía sintió caricias en su rostro, en sus brazos; nostalgia de otro tiempo

 
Las velas lentamente…, despacio, sin prisa, van recorriendo el mismo camino que ella, entre sus manos temblorosas.
 
¿Cómo renunciar , a su mundo?
Ya esta cansada de resolver problemas ajenos. ¿ Quién resuelve los suyos ?
 
Hoy hay luna llena, la lluvia juguetea con la noche. 
 
Quiere ser besada
Aunque sea comprando los besos
 
Cae rendida 
Aguarda el día.
Le gusta el fuego, le gusta sentirlo, tocarlo, que sea azul.
 
La han dicho que su amor puede estar en esa esquina llena de flores,  llena de todos los colores. Quizás Cola su gato la ayude y pueda entre los dos, encontrarle con su instinto, como otras veces en otras vidas
 
Las velas no avanzan, se han detenido. Frota sus manos.
 
Toma el libro que está leyendo, de Haruki Murakami es el tercero que empieza a leer.
La provoca nostalgia, silencios provocadores, aturdimiento.
 
Al fin decide dejar su mundo, y buscar a ese hombre que tan bien la conoce.
Las velas se han apagado
La ceguera la envuelve
 
Se pregunta si todo mereció la pena, se pregunta si toda su vida serás así ? Luego mira el libro aquel, impregnado de él, hojea las páginas destacadas, poesía sin concluir, hablando de amor, En su lenguaje, lenguaje mudo, ese que la enseñó, aquel que también aprendiste el día que diste la vuelta

13.12.16

Por una cabeza (tango )







Algunas personas viven toda una vida en un minuto
....

¿ Mujeres, ¡hum! que puedo decir ?. Dios debía ser un jodido genio. 


El pelo, dicen que el pelo lo es todo. ¿Alguna vez has enterrado la nariz en un monte de rizos y has querido dormirte para siempre?. Sus labios cuando han tocado los tuyos es como ese primer trago de vino después de haber cruzado el desierto. Las tetas. ¡buf!, grandes, pequeñas, los pezones mirándote como si fueran reflectores secretos. Y las piernas, no importa si son columnas griegas o vulgares palos de escoba. Lo que hay entre ellas es el pasaporte al cielo. Necesito otra copa.

....

¿Eres ciego?

....

Ante la duda, folla. 

8.12.16

Caléndulas arvensis amarillas


Tintas " punto sin retorno "



Due convergono nell'affetto, come uno straniero si rallegra a vedere un altro straniero in una terra lontana, i cuori che si uniscono per mezzo del dolore non saranno separati dalla gloria della gioia,l'amore lavato dalle lacrime rimane eternamente puro e bello ... ti... vo.... be.... cosi, cosi


Luego mirándome preguntaste : ¿ Por que mi sangre sabe a sal?
- Por que en otra vida fuiste sirena-
Mientras yo arañara la hierba recogiendo caléndulas  y mis uñas se emponzoñaran de arena tú bailabas para mi sobre mi nube
Un rato después me salvaste de mí mismo y mi locura, 
me ayudaste a subir hacia la calle del ayuntamiento... 

antes te vestí un hermoso hábito que te confeccioné con caléndulas arvensis amarillas yema de huevo
Y allí fue donde me perdí, entre la gran multitud que se amontonaba bajo las puertas de un enorme hipermercado.


Hoy el suelo de mi habitación no está repleto de mis nubes y el sol no saldrá hasta que tú regreses
La tonalidad del ambiente es ocre formato digital y sus ojos son azules analógicos.

7.12.16

Praga bien vale un concierto




Siéntate niña de mis ojos, te contaré un sueño muy raro que tuve anoche.
Próximamente estaré en Praga, será por ello que se me comunicó en sueños la historia.
Era de noche y descansaba. Fuera, en las calles de Praga, había fiesta, la noche se iluminaba con castillos de fuegos artificiales, tú dormías profundamente, me levanté y observé a través de los cristales los coloristas fuegos
Me puse el pijama, y calcé mis zapatillas para verlos fuera. Al salir al jardín no había nadie, y los fuegos habían desaparecido. Todo era oscuridad

Sentí unos pasos de algodón detrás de mí. Era una niña. Una niña que estaba, que se la veía sola

Su cara estaba pálida, sus ojos parecían pedir permiso para mirar. La niña acercó su mano y rozó la mía. Me dijo: " Decidle a... Decidle a alguien que estoy aquí ". Luego la imagen se desvaneció
Quedé impresionado por el sueño...

Mira, niña bonita, niña de mis ojos, esa preciosa estatua de Bruncvík, su hermosa coraza y a los pies el escudo. Según se dice, partió a recorrer el mundo para encontrar un león vivo para poner en su escudo. Durante el viaje, recibió una espada, que como no podía ser de otra manera, era mágica, y tenía el don de cortar por sí sola las cabezas de los enemigos.




¿Tienes algún deseo pendiente que se te cumpla?. Ven, no te sueltes de mi mano. La mayor parte de los turistas tocan la estatua de San Juan Nepomuceno, o la figura de su perro, pero ni uno ni otro tienen el poder de cumplir deseos. Te enseñaré donde puedes poner tu mano para que se cumplan.

Justo es en el lugar donde fue arrojado al Río Moldova el santo tras ser torturado hasta la muerte. En justo ese punto hay una cruz, con cinco estrellas en su cabecera. Pon tus dedos, uno en cada estrella y pide el deseo



¿Por que te has puesto colorada...?Praga tiene tiene ya para siempre tu olor, y tu sonido. 


Fue después de un magnífico concierto de cuerda en la sinagoga española, ¡ ohhh, qué precioso concierto, de verdad! Un aforo chiquitísimo, casi privado, en aquel sitio privilegiado, de noche, donde me dejaron muy amablemente tocar el clave antiguo después del concierto. Esta vez fue Concierto para piano y orquesta nº 2, II. Andante (Shostakovich) claro, no podía ser otro...




Flotábamos henchidos tras tu mini concierto, reíamos con que nos íbamos a premiar con una buena dosis de chocolate fuera como fuese, en bombones, en helado o en tarta.

Me quedé helado. Paré de andar, y señalé con mi dedo un retrato de una niña que colgaba en la pared de la sinagoga
Cesaste la risa ante mi actitud.
¿Qué ocurre Rodolfo?. Es ella, Dios mío, es la niña de mi sueño. Recuerdas su frase 
¿ Decidle a...Decidle a alguien que estoy aquí...?

Si


Encima de la colección de fotografía un cartel " Pequeños héroes del holocausto". Te vi llorar, yo debería haber sido el fuerte, pero no pude evitar que mis lágrimas también resbalaran por mi mejilla


Esa noche dormimos muy abrazados. Praga tú y yo, siempre

22.11.16

El duende Yuyu y la niña

La niña y el duende Yuyuacrílico sobre lienzo -


Esta es la historia cierta de una niña y un duende que ocurrió hace años. La niña nació en un lugar de cuentos de hadas, con un fondo de altas montañas coronadas de nata y azúcar , que reflejan sus brillos sobre los fértiles valles al pie del lago, la niña nació delicada:  Una sola picadura de avispa podía ponerla en una situación crítica.
Desde muy pequeña, su madre, la fabricó una urna de cristal , sin puertas ni ventanas y desde alli veía jugar a los niños desde su jaula de cristal, pero cada día tenía más ojeras y su tez de por si como la nieve, tomaba colores de cera virgen. Sus ojos azules no perdía detalle. Callaba, necesitaba el silencio 
Un día su madre tuvo que ausentarse de casa, y dejó a su hijita en su urna, en medio del jardín. El sol ya calentaba la primavera, y apareció un duende de esos con alas de libélula, con gorro y risas que todo lo envolvía: ! yuyuuuuuu…¡
y flaaaaaash se metio en la urna con la niña, atravesando las paredes como si fueran de viento. Puso su mano en la frente y dijo en su idioma de duende " caroatival diurti firnumbea"
El duende la sonrió y salió al exterior, comenzando a cantar y llamando al viento
Y el viento llegó levantando del suelo las hojas que se pusieron a bailar  Y croaron las ranas, y las moscas zumbaban ronroneando de dos en dos
La niña gritó: ¡ quiero salir a bailar con vosotroos…! - por favor -.
El duende silbó al viento que obediente envolvió con sus invisibles brazos, la urna y con suavidad, la dejó caer, para que no se dañara la niña
Y la niña se unió al cortejo, jugando con las flores, y cantando la  melodìa que el duende tocaba con su flauta, imitando a los pingüinos en sus movimientos. La madre casi se muere al ver a su hijita fuera de los cristales , pero contempló que el color regresaba a sus mejillas, supo que estaba curada 
A todo ésto, el duende montó a horcajadas sobre su amigo el viento, y raudos se elevaron hasta lo más alto de las montañas más altas, coronadas de nata y azúcar al el grito de  ¡ yuyuuuuuuu..¡



14.11.16

Mi sirena y yo


" Sirena " tintas y pastel, año 2007



Cuando leí tu historia de sirena, perdí la cabeza. Embarqué como marinero en el puerto más cercano, yo que jamás había subido a barco alguno en mi vida. Bordeé los mares conocidos y  desconocidos. Desalentado, casi derrotado para siempre por un amor inalcanzable, decidí el regreso a casa y la encontré nadando a un costado del buque. 
Ahora los dos vivimos en una preciosa isla en el Pacífico
La primera vez que la vi, temí que me embrujara con su canto, pero al conocerla, comprendí que la advertencia de Circe no era más que un mito. 
Ambos renunciamos a nuestros mundos: yo, a la mujer que me esperaba en casa y ella, a los cientos de tritones que la pretendían. Cualquiera puede comprender que un mortal como yo se pierda por la belleza de una sirena, pero lo que nunca me cupo en la cabeza fue que ella me correspondiera. Un día, incrédulo ante el amor que me profesaba, le pregunté qué era lo que más le gustaba de mí. “Tus piernas, guapo”, respondió sin dudar.

11.11.16

La demolición que terminará con el mundo


Detalle de " Enfadada " Acrílico y papel de seda sobre lienzo 


Hay en la Plaza Mayor de mi ciudad una estatua extraordinaria, y lo es por que cambia de forma. Por las noches representa a Artemisa, en el día asume la figura de Poseidón. Si viste los atributos de Marte anuncia la guerra. En la ciudad nadie se atreve a contemplarla más de un segundo, pues si ve en ella la imagen de Thánatos sabe que en pocas horas encontrará la muerte...
Quizá la estatua no exista y sólo existe en la imaginación de quienes creen verla. En otros tiempos hubo quienes se prestaron a tocarla y, antes de morir, nos dejaron su testimonio. La verdad es que la estatua obsesiona a los habitantes de mi ciudad. El alcalde quiso demolerla. El Consejo de Ancianos vetó siempre la orden ya que, de acuerdo con la leyenda, cuando la estatua sea demolida se terminará el mundo.


8.11.16

El sueño de Monterroso




Diferentes puntos de vista de una  misma imagen
" El sueño de Monterroso "
Tintas, terminado ayer


“Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí.” (Augusto Monterroso)
Invito, entusiastamente, a explicar este cuento clásico; que casi todos rehúsan…



Everett, físico norteamericano, postula la idea de los universos paralelos. 
La teoría sugiere que cada historia permite múltiples opciones; cada una de las alternativas humanas provoca mundos paralelos. Digamos que un hombre ama a una mujer, es correspondido, se unen y tienen hijos, mueren viejos y felices. Esto ocurre en uno de los mundos posibles. Pero la historia permite infinitas modificaciones. Por ejemplo, el hombre que ama a la mujer no se atreve por prejuicios a pesar que ella también le ama y calla y deja pasar la oportunidad y muere solo y arrepentido.
O ese hombre y esa mujer que  se llegan a  conocer como su alma gemela, ambos saben que son los elegidos y que sus vidas van a ser paralelas a la espera de una nueva oportunidad en la que confluyan una vez más
Cada una de estas variantes vive en un mundo paralelo. ¿Cuál es el correcto? Todos o ninguno. Cada quien defenderá como suyo el mundo en el que viven.
Puede ser también un alegato a favor del derecho de elegir nuestro destino y asumir al elegirlo las consecuencias.
Acaso tal vez, en un mundo paralelo, la noche en la que debía escribir un cuento un contador de historia llamado Simbad se sintió cansado, se durmió temprano y el cuento jamás se escribió. Y acaso ese sea finalmente el único mundo probable y nosotros pálidos reflejos del verdadero.

6.11.16

Mis 42 Principitos





42 Idiomas diferentes para un mismo libro: " El Principito "
la manera: comprados en mis viajes o regalados por familiares o amigos en los suyos



A LÉON WERTHPido perdón a los niños por haber dedicado este libro a una persona mayor. Tengo una excusa seria: esta persona mayor es el mejor amigo que tengo en el mundo. Tengo otra excusa: esta persona mayor puede entender todo, hasta los libros para niños. Tengo una tercera excusa: esta persona mayor vive en Francia, donde pasa hambre y frío. Tiene mucha necesidad de ser consolada. Si todas estas excusas no son suficientes, quiero dedicar este libro al niño que este señor ha sido. Todas las personas mayores fueron primero niños. (Pero pocas lo recuerdan). Corrijo entonces mi dedicatoria:
A LÉON WERTH
CUANDO ERA NIÑO


PRIMER CAPÍTULO


Cuando tenía seis años, vi una vez una imagen magnífica en un libro sobre la Selva Virgen que se llamaba "Historias Vividas". Representaba una serpiente boa que tragaba una fiera. He aquí la copia del dibujo.
En el libro decía: "Las serpientes boas tragan a su presa entera, sin masticarla. Luego no pueden moverse más y duermen durante los seis meses de su digestión".
Reflexioné mucho sobre las aventuras de la jungla y, por mi parte, logré trazar con un lápiz de color mi primer dibujo. Mi dibujo número 1. Era así:
Mostré mi obra maestra a las personas mayores y les pregunté si mi dibujo les daba miedo.
Me contestaron: "Por qué un sombrero podría dar miedo?"
....

4.11.16

Ejemplo de perseverancia


Trabajo en esta " Tinta " , esta sin terminar

Había un planeta con dos lunas y en él un país que castigaba con severidad a todo aquél que escribiera una mala historia. Juan Tozudo supo de este decreto: Tras de publicar su primer novela que era aburridísima, los soldados del emperador le cortaron las manos.
Las televisiones reseñaron el hecho, dijeron que Tozudo sería siempre un pésimo escritor
Sin embargo Juan Tozudo aprendió a escribir con los pies y publicó otro libro tan malo o peor que el anterior. La ley, en esta ocasión, fue implacable: le cortaron las piernas.
Tozudo ya no publicaría más obras, en cambio pasó a contar cuentos en los parques, insulsos aburridos. Todos los que por casualidad lo oían, temerosos de perder las orejas -le denunciaron y la justicia le arrancó la lengua.
Hoy, lo único que hace es tomar el sol en un banco del parque, y piensa inevitablemente en una buena historia: la de la azarosa vida de Juan Tozudo

30.10.16

Caleidoscopio de mi niñez


Tintas-" Fausto " terminado hoy


Plomo líquido en los suelos, violetas imposibles en las tardes de tormenta.
El aire cargado de olor a ozono, agridulce, olor a trueno y relámpago, impregna los cuatro vientos. Castilla mojada de secas tormentas de verano. Agosto se acaba
El grano en el granero, la parva mojada, fuerte olor a heno, a campo duro de surcos en tierras y en frentes de castellanos . Pasan los bueyes yuntados camino del pajar. Aromas de mi niñez 
Culebrillas de luz que saltan de nubes a tierra. 
Uno, dos tres, cuatro: EXPLOSION, ¡ BOUUMMMM ! retumba la tierra y los cielos tres cuatro, cinco….la tormenta se aleja ya, llega setiembre.

Pasad a merendar, dice mi abuela. Rebanada de pan con nata de leche sin pasteurizar. Azúcar corona el pan. Juego a ser niño una vez más…un dos tres…treinta y tres y me escondo  
Tinajas de barro, zafras de aceites, despensas de quesos. Panzudos estómagos de barro rojo 
Me asomo al balconcillo de madera del sobrao. Higos que secan al resguardo del sol, manzanas en cestos, que perfuman el aire, ristras de guindillas colgadas del tejado
Al calor del hogar el puchero de barro gorgojea blup…bluff, es el momento de los cuentos
Mi abuela cuenta leyendas de su niñez. Me arrimo para tener contacto con ella y tirito sin tener frío
Cuenta como mi bisabuelo siendo quinto del lugar; en una noche de luna llena los mozos del pueblo provocan su hombría.
Boina que vuela, surca la valla del Camposanto: ¡ allá va…! ,Melchor: no hay cojones, si no vas. Le retan. Melchor alto delgado como un espiga, salta la tapia entre los dos mundos y cae al de las tinieblas 
Tirito me espanto y acurruco a mi abuela.
"...Y, nada más pisar la tierra santa, un velo de nube tapa la luna", prosigue Lorenza
¡ Dios mio que espanto !
"...Melchor se quedo paralizado, cuando entre las sombras de las tumbas vio que unas se movían prestas a llegar"
Risas del otro lado de la valla. Melchor ¿ te has cagado ya.? jajajaja. ¿ Has encontrado a alguna joven para compartir sábanas esta noche ? jajajja
Luna llena de verano que extiende su manto
luna llena de verano que levanta promesas
luna de verano cuerpos de plata .¡ Ven ya …!, rezaba para mis adentros
Y la luna descubrió su faz oculta de velo. Navajas de plata llenan los cielos. Y las sombras se volvieron formas. Malvas que se mecían a las caricias de la brisa, almas en pena que Melchor veía venir para resarcirse de los humanos, por encima de lo divino
Y Melchor saltó el camino inverso la tapia. Aplausos y vítores, gritos y halagos.
Y la boina era siempre perdida entre las sombras

Cuenta mi abuela que le costo cinco das de camas, casi tan vivo como muerto, por lo vivido
Retazos de vida. Caleidoscopios de mis recuerdos, formas caprichosas de mi existencia

.