Páginas vistas en total

17.11.15

tú de junto al mar, yo las doce en punto




Tú de junto al mar, yo del sol, las doce en punto

Escena Primera, parte I
A mitad de camino de la aventura nos encontramos.
277 euros hasta caer agotados. Eso da para recordar toda una vida.
La mochila con kleenex de repuesto, colores de cielo y de esperanza, tú tres sostenes ¡ talla 34 C  !, vaqueros y un paraguas por lo que pudiera pasar.

Escena segunda, parte III
Grandes superficies que se quedan pequeñas escuchando cómo recitas, yo pegando colores con pinceles y espátulas. Noches de bocadillo y coca cola light, y mucho mirar las estrellas. Mi respeto contra mi deseo otra noche más

Parte quinta, escena IX

Iluminada por el sol de la mañana, la habitación se llena de silencio, dejo que rebose de paz, que se amanse. Me lleno de tu música, esa que escucho cuando estás cerca
Aún quedan aromas de ti en el aire, inhalo otra bocanada de tu olor.
¡ Comunión íntima perversión de instintos !

Sobre mi cama tu calor aún perdura, dos láminas en blanco y mi rotring
He de perfilar tus límites al tacto y encontrar los colores y la palabra que te define

Sobre la mesa una urna de pulidos cristales con tus alas ¡ Qué libertad me producen verlas !!
En tus orillas nace la piel que me sirve de excusa para acariciarte, esa piel que se convierte en pluma cuando deseo volar, que se alargan para acariciar el cielo
En tus orillas sueño despierto mientras llega el alba y me dejo seducir por tus silencios y el calor de tu deseo

¡ Déjame tus alas, seré Ícaro !. No te muevas, regreso con otros 277 euros hasta caer agotados y volver a repetir cada instante esta vez en nuestra isla secreta donde se tocan las nubes con la punta de los dedos

No hay comentarios:

Publicar un comentario