Páginas vistas en total

11.11.15

El árbol del más dulce fruto




Eran los años románticos en los que navegar de España al sur de África en busca de paprica, nuez moscada u otras especias valiosas suponía un viaje de varios meses. El barco de tres palos tenía de todo lo que llevaba y carecía de aquello que le faltaba, entre ello mujeres jóvenes y guapas como tú

Era verano. Finales de Agosto, cuando las más apetitosas frutas maduran en los árboles
El capitán decidió reponer agua en una isla que no venía en carta alguna de navegación
Tres yardas mal contadas y pisabas agua mínima extensión de tierra con el cielo infinito sobre ella

Llegamos a golpe de remo y pronto dimos con un arroyo de fresca agua para reponer la necesaria y proseguir viaje. Mientras mis compañeros hacía esa labor, me alejé un centenar de metros y...
Lo que mis ojos pudieron contemplar parece sacado de un libro de magia. Un árbol tan alto como una iglesia, de copiosa copa repleto de maduros frutos...
Parecían adormecidos.
Colgando de sus cabellos, el árbol estaba repleto como fruto, de bellísimas jóvenes 
Las había de tez pálida, morenas, de rubios cabellos, de diminutos senos y de pechos opulentos. Las había bellas, hermosas y de ensueño.
Nunca hay una mujer que no sea bella a los ojos de un hombre. No existen
Me dirigí a una de las muchachas que colgaban del árbol sin que sus pies rozaran el suelo. Abrió los ojos y contestó a cada una de mis preguntas que en mi asombro la iba haciendo
Bájame, tómame y me darás la vida me contestó
Y en mí portaré tu semilla. Y de mí otro árbol como éste crecerá y parirá mujeres si es de mujeres o parirá varones si es así como ha de ser

Es un sueño, la dije, tú sólo existes en mi sopor y desaparecerás cuando despierte.

Tómame y gozarás a la manera que Adán gozó de Eva para crear una raza de hombres nuevos.

Sé que no es elegante hablar a una mujer de otra mujer. Querida mía, pero esa muchacha no me mintió, tras yacer juntos,  ella se levantó y se perdió entre la maleza del bosque
...
Muchas noches me he preguntado si seré padre de un árbol que de fuertes y sanos jóvenes

No hay comentarios:

Publicar un comentario