Páginas vistas en total

1.8.15

Cerca de ti

 "Colores de otoño ", terminado

Le he girado a sabiendas, por que en cada posición
tiene diferente visión 



Recuerdo perfectamente aquel momento. Era el otoño de...casi hace ya veintipocos años
Llevabas recogidas tus coletas haciéndote un moño trasero en el cogote, como una ensaimada.
La mayor parte de los cabellos se salían de su imposible orden, y parecía más un nido de gorriones que un peinado de niña bien educada en colegio de monjas.

Vestías una falda larga, de talle alto y tirantes estampada de diminutas flores, debajo una camiseta de manga larga azul añil. Tenías, 14 años y estabas enamorada... mucho. Te apoyaste en mi tronco para reposar y refrescarte con mi sombra de castaño viejo
Leí tus pensamientos, me es fácil cuando me concentro y la persona está cerca mío. Ayer te habían besado de verdad por primera vez.  Hoy no hacías si no suspirar

Llevabas la merienda, pero nada te importaba si no el recuerdo de "ese " beso. Ni el mar al fondo, ni las dulces montañas de verde perpetuo, ni la ligera brisa que con el movimientos de mis ramas producía para refrescarte
Yo ya era una promesa de fertilidad, mis ramas estabas repletas de "erizos" en cada uno de ellos al menos dos castañas

La primera vez que te vi, venías con amigas, era invierno. Mi fruto estaba caído y los erizos abiertos, con sus castañas dentro. Harías más tarde mermelada de castañas según te oí decir. Era feliz sabiendo que algo mío sería útil para ti.

Así pasaron muchos años hasta que dejé de verte. Ya no venías a sentarte apoyando tu espalda sobre mi tronco
Ya no podía regalarte mi sombra, ni siquiera venías en el invierno a recoger mis castañas.

Hasta que un triste día sentí una herida que me quemaba en la base de mi tronco
Un ruido ensordecedor me sobrecogió.
No pude hacer nada.
Caí desplomado con un estruendo

Luego me llevaron con mis hermanos.
Íbamos cientos, de todas las razas, Eucaliptos, Pinos, Fresnos, Robles, y...Castaños
Nos metieron en una tremenda trituradora, sus fauces desgarraron mis carnes, luego me pasaron a una mezcla de sosa y agua hasta hacer de mi una pasta lechosa
Perdí el sentido durante el proceso

Fue tu olor. Si, fue ese olor que emanabas el que me hizo recobrar el sentido de nuevo
Mire mi cuerpo: No tenia ramas, ni castañas, ni veía el mar, ni las montañas de perenne verdor
Ahora era un libro.

Habían hecho de mi un libro, y justo estaba encima de tu mesita de noche
Te vi entrar. Ya no eras una niña
Vi como te desnudabas, quise mirar para otro lado, pero no pude, no lo hice
Disfruté de tu contemplación pura carne, puro calor, mujer plena
Luego te vestiste ese camisón color melocotón en suave piel de ángel y fue entonces que me tomaste

Con todo el mimo que eres capaz de entregar. Primero me oliste. Me agité, agité mis páginas para llamar tu atención y expandir mi nuevo aroma a...papel recién impreso
Por primera vez besaste mi lomo y abriste la primera página- Yo seguía la trayectoria de tus ojos, hacían barridos sobre mi página luego vi que movías los labios vocalizando

Mi sublimación, fue cuando mojaste tus dedos para pasar página
¡ Ya para siempre tendría tu aroma, tu beso, tu saliva !
Luego, metiste un marcador de páginas y me devolviste a la mesita de noche. Te deseé buenos sueños

Ahora, en el silencio, en la nocturnidad, los temores me llenan
Tu interés por mi durará poco...sólo el tiempo de pasar tus ojos por cada página
Y luego... me colocarás con otros muchos hermanos
Pero no me importa
Estaré cerca tuyo
Es lo que quise siempre
Oliendo tu aroma cada vez que pases cerca
O si tengo suerte, posando muy cerca tuyo siempre, si el título que me pusieron
fuera el de " El Principito "

No hay comentarios:

Publicar un comentario