Páginas vistas en total

17.7.15

Ese niño...




No recuerdo con precisión la edad que tendría, pero seguro que sabía ya leer, un día, con una gran bolsa, casi arrastrándola, me llegué hasta un rincón del jardín, sólo tuve que agrandar el hoyo que existía. En él fui depositando mis cuentos, esos cuentos, todos los cuentos.
Luego los tapé con tierra, a la mejor manera posible ¿ de mis cinco años ?
Pisotones para aplastar la tierra que cubría lo enterrado.
Estaba convencido que si enterraba allí mis cuentos, pasado el tiempo
brotarían castillos, dragones y princesas, al igual que brotan las adelfas, magnolias o rosales

"Nieblas intensas que ocultan islas enteras…
Calmas terribles que hacen que durante días el barco no avance…
Apariciones de monstruos, y extrañas desapariciones..
Todo ésto esta íntimamente ligado a la navegación -"


-"Los portugueses en su búsqueda al sur de África, habían dado cuenta que hay lugares donde las leyes físicas no se cumplen. Aguas de intenso color verde, lagunas innavegables, llenas de monstruos, que ya habían sido citadas por navegantes árabes"
-"Más al sur, se llega a una zona tórrida, donde los hombres se tornan negros, donde hay montañas que vomitan fuegos al mar y era tanta la calor que los barcos se prendían fuego-"

-"Entre Javalón y Horatisan, está el país de Uhttarakurudi.  El otro Mundo de los hindúes.
Este país de los lagos de dorados lotos. 
Hay miles de ríos en él que discurren plácidos, sus aguas bajan llenas de hojas del color del zafiro y del lapislázuli
Y los lagos resplandecientes, como el sol del amanecer, están adornados con purpúreos brillos de rojo loto.
Todo el campo, esta cubierto de joyas y piedras preciosas, con mantos extensos de lotos azules, de dorados pétalos. En lugar de arenas en sus playas las perlas y las joyas forman las orillas de sus ríos, a lo largo de los cuales, se elevan árboles de un oro que brilla como el fuego. Estos árboles dan constantemente flores y frutos: y despiden una suave fragancia que hacen cantar trinos celestiales a los pájaros de hermoso plumaje que les habitan-".


Ya ha pasado el tiempo, y ahora se que la vida comienza cuando el sol de pone.
Lo que hay antes: trabajos, rutinas aburrimiento nada tiene que ver.
Luego me acerco hasta ese bar, bastante sórdido y oscuro, en el que las mujeres fuman y los hombres llevan sombreros, y que todos visten como en los finales de los años veinte
En un rincón apenas iluminado hay un pianista
Siempre toca borracho, ( mil historias para olvidar), pero sus dedos sacan melodías de
Coltrane a un ritmo verdaderamente frenético  
Y me doy cuenta que entre ese niño que escondía cuentos bajo la arena
para que crecieran y el que ahora soy... sólo años le separan


1 comentario: