Páginas vistas en total

24.5.15

Kamasutra





Adán: 39 años, de profesión soltero; tenía en mente una por una las posturas del kamasutra incluso estaba seguro que podía depurarlas y mejorarlas
Siempre fue lo que se llama un buen partido: vicios? ni fumaba, ni bebía, y su mama ( Que en Paz Descanse ) decía que tampoco roncaba.
Jamás había ido con fulanas. En su juventud fue muy popular con las chicas, pero, nada de nada en claro.

Adán en las fiestas era el que ponía los Cds mientras contemplaba como sus amigos bailaban. Y hasta ponía música lenta y apagaba las luces, mientras su mente ensayaba una imaginaria postura "Fuego en el suelo" con alguna de aquellas amigas

Adán tiene una preciosa perrita Bichón Maltés que atendía al nombre de Niebla
Todas las mañanas a las 7,30 AM bajaba al parque de enfrente a que hiciera pipí-cacá, 
estaban veinte minutos y luego se recogían

Eva, huérfana de padre desde muy niña, había dedicado su vida a su mamá, cuidándola siempre tan enferma. Vestía de oscuro y ya con 38 años había perdido la esperanza de dejar de ser " soltera y casi entera"
Nunca había trabajado, su mamá la educó para que se casara y un hombre se encargara de ella
Cosía todas las tardes frente al balcón que da al jardín, su mente fantaseaba en una cama con ese chico que pasaba justo en ese momento. Cada vez imaginaba con cada joven, una postura diferente del kamasutra

Eva tenía un perro, fuerte, lustroso, de raza Labrador Retriever llamado Polka, que parecía entender todo lo que le decía

Ladraba todos los coches de color azul marino que veía y de no ser por la correa que le sujetaba habría mordido más de una rueda.

Eva bajaba puntual todas las mañanas a las 8,00 AM, treinta minutos de cortesía y subían a casa. Pero el destino hizo que aquella mañana, Eva tuviera que adelantar veinte minutos la bajada al parque
Eva encontró a Adán
Niebla encontró a Polka
Se saludaron.
"Buenos días. Eres del barrio ?"
"Sí, vivo justo ahí enfrente, no te había visto nunca por aquí"

Soltaron de sus correas a los perritos
Eva le dijo a Adán
"Tengo una manzana, quieres la mitad?"

Los perritos comenzaron a saludarse a su manera olisqueándose el culo

"Las manzanas me dan acidez" contestó Adán
Polka se subió sobre Niebla
Eva, miró a Adán y se rieron

Polka y Niebla hicieron la única postura de Kamasutra que conocían
Eva se sonrojó, se frotó las manos; miró de reojo a Adán
Adán para romper el hielo dijo " Qué frío verdad…?"
"Sí"
Polka con la respiración fatigada se fue al pie de su amo
Niebla fatigada también se acercó a Eva
"Bueno… Encantado"
"Igualmente" dijo Eva
Adán con Niebla se fueron a la izquierda
Eva y Polka hacia la derecha
Algo más tonto que veinte minutos les separaba


PD : ( Debí cambiar el final de este relato que los perros se dedicaran a morder ruedas de los coches y Eva y Adán quedaran para cenar... verdad? )

No hay comentarios:

Publicar un comentario