Páginas vistas en total

25.5.15

Hemingway, Picasso, Bienvenida




Hemingway nunca fue un héroe de guerra - quizás en su juventud , aún así es dudoso-
Cuando participaba en acciones peligrosas generalmente iba protegido…bien protegido y mejor pertrechado. Tampoco era un alegre bebedor sino que un alcohólico perdido con delirios de persecución del FBI.



Hemingway tenía terror a perder su felicidad, su salud, no soportaba la idea del sufrimiento. Tenía cuatro años cuando su padre lo sentó en las rodillas de José Sánchez del Campo, Cara Ancha .
A Pablo Ruiz Picasso, Pablito, le fascinaron para siempre las culebrinas de los alamares, el brillo de los bordados, todo el oficio bullicioso y dramático de la habitación del matador.
"Conocí al Gran Pablo Picasso en la casa del Jean Cocteau, nos sentó juntos". 
Decía Dominguín que Picasso lo miraba con cierta desconfianza porque sabía de su amistad con Franco y pensaba, que , al igual que él, odiaba a los comunistas.
Decía que cuando iba a comer con Picasso, pagaba siempre el pintor, y l hacía con cheque por que sabía que el propietario no le llevaría al banco y se quedaría con él de recuerdo y lo enmarcaría para tener su firma.
De sus tres hijos el más famoso es el cantante Miguel Bosé, del que es padrino bautismal. Su hija Paola lleva su nombre en honor a Pablo Picasso
Durante el verano de 1959, Ernest Hemingway presenció todas las corridas en las que coincidieron los cuñados Dominguín y Ordóñez  Entre ellas el famoso mano a mano de Málaga y luego escribió un libro titulado "El verano sangriento" en el que no ocultaba su pasión Ordoñista hasta límites exagerados.
Tanto que Luis Miguel Dominguín aún siendo amigos, montó en cólera y hasta quiso querellarse contra él, de lo que le disuadió Pablo Picasso.
Pero Luis Miguel proclamaba a voz en grito que Hemingway era un ignorante taurino y, además, un embustero que presumía dando consejos, como si supiera de toros…
Hemingway se suicidó en 1961, a los 62 años de edad, totalmente alcoholizado y deprimido
"Cuál fue el tiempo más feliz de tu vida ?" , se preguntó
Tuvo que admitir que fue feliz siempre, es sus días de inocencia y cuando carecía de dinero inútil y ganaba lo suficiente para comer. Cuando una bicicleta le resultaba mucho más divertida que un automóvil. Desde la bicicleta se veía el paisaje perfectamente bien y además montarlala ayudaba a mantenerse en forma. Volver a casa en bicicleta dejando atrás el Bois y los Champs Elysées y la Road-Point. Mirar atrás y contemplar el tránsito formado dos hileras , y ver el Arco destacando su gran silueta gris en el atardecer
Ahora cada 21 de julio, fecha de su cumpleaños, los Dominguines en su finca de Sotogrande (Cadiz) como un ritual se acercan al brocal del pozo donde por expreso deseo descansan las cenizas de Hemingway y con júbilo levantan sus copas y bridan por él. 
El resto del contenido de la botella es derramado al interior del pozo…
.

1 comentario: