Páginas vistas en total

8.5.15

Cuando alguien nos piensa



Ocurrió hace una semana bajé al garaje para encaminarme al trabajo al subir la rampa a la calle, el sol me deslumbró. Giré por rutina a la izquierda, a pesar que mis ojos no se habían repuesto del deslumbramiento.
Tuve que frenar, ya que faltó centímetros para que no me golpeara contra una pared. Estaba en otro lugar muy distinto a mi barrio, bajé del coche y me puse a caminar entre sorprendido y extasiado. 
Observé una ciudad con canales, con puentes distintos uno del otro atravesándoles
Incontables variedades de ventanas se asoman a las calles: moriscas, lanceoladas, ojivales, coronadas por lunetas o por rosetones
No paraba de admirar la variedad de flores que las adornaban: margaritas, pensamientos, claveles, geranios
Pavimentos de baldosas blancas y azules. Ajedrezados en rojo y negro, a listas violetas y oro...
La ciudad ofrece toda clase de sorpresas una mata de alcachofas, otras de espárragos que asoma por los muros de la fortaleza, las estatuas de tres ilustres pensadores sobre un basamento entre jardines
Una cúpula de oro en forma de cebolla otra moruna y renacentista la de más allá...

“Feliz el que te tiene todos los días delante de los ojos: -alive your eyes- y no termina nunca de ver las cosas que contienes” 

Ocurre que te detienes pensando que pasarías allí el resto de tus días. Pronto la noche llega y la ciudad se transforma ante tus ojos, se borran los rosetones, las estatuas sobre las ménsulas, las cúpulas...

Luego todo: los habitantes de la ciudad y sus edificios se van deshaciendo como hologramas La ciudad se va haciendo invisible.

Sujeta por hilos a las estrellas recibe su energía cada noche de la luna y de su cuidadora la joven "Nocturna " que vela por la más hermosa ciudad
La ciudad existe en su mente y subsiste gracias a ella
Lo bello está en nuestros ojos y en nuestro corazón, nunca fuera de ambos.

El día regresa Y la ciudad invisible, la más bella ciudad se materializa de nuevo
Soportales que proyectan sombras, y miles de ojos sonrientes que llenan ventanas
y riegan las flores que perfuman el aire de la ciudad
Existimos, todo existe por que en cada momento, ALGUIEN NOS PIENSA

No hay comentarios:

Publicar un comentario