Páginas vistas en total

30.4.15

Te traigo tu manzana...



Eva llevaba todas sus pertenencias en un carro de la compra de Carrefour, un día se cruzó con Adán.
Enseguida me reconoció, pues soy el único mortal sin ombligo.

Me fascinan esos cartones grandes de embalaje de cajas de leche. 
"-No apilar más de seis cajas. Contiene 12 unidades de 1 Lt.-"
Son resistentes, con esa parafina que las hacen duraderos a la humedad.
Son el mejor colchón para nosotros. Además se hacen buenos carteles con ellos
El momento más delicado: Elegir bien el texto:
TRENGO UNA FAMILIA, NESECITO ALLUDA PARA COMER " 
Es directo y va contra sus conciencias.  Luego elegir bien el lugar del trabajo: Boca de metropolitano, puerta de un banco; las salidas de los supermercados los tienen  en propiedad los africanos
Siento que soy mobiliario urbano, que formo parte de la calle, de la ciudad. Pasan las señoras de la compra y yo, sigo invisible a sus ojos. Hasta que una madre de familia estrena mi platillo tintineando y de mi cara sin afeitar de mis dientes oxidados, sale un "gracias " entre toses de tabaco.
Cuando de nuevo se acerca la noche, otros cartones me esperan.
Eva, me los guarda con los suyos. Son de nevera cinco estrellas de congelación
y clase energética A
Me sonríe,( es la única sonrisa de mi día) Adán, ven que te arreglo el pelo...¿Recuerdas cuando comenzamos allá en el Paraíso este tinglado ?, me dice mientras sus dedos me peinan.
"-Te traje tu manzana también hoy-"
Cierro los ojos y sonrío, jamás pude evitar una sonrisa a Eva. 
Me evoca toda las cosas. 

2 comentarios: