Páginas vistas en total

16.4.15

Quítate los guantes y bailemos

Acrílico de Jessica E.

16 de Abril de todos los años
Por las ventanas entraba ese sol de primavera del que se podía intuir que fuera todavía hacía frío.  Debajo de tu camisola de pintora estabas completamente desnuda y tus piernas se veían aterciopeladas de un color nácar perloso que hacía reflejar todos los rayos. 
Entraste en la habitación prohibida y encendiste el reproductor de música, Swan te había cedido CDs nuevos, después  abriste tres o cuatro botes de pintura y tomaste una brocha en tu mano derecha 
Debiste pasar más de dos horas encerrada en el cuarto en el que tienes prohibido entrar, no se puede ni siquiera llamar a la puerta. Cuando por fin saliste pasaste por el salón sonriéndome hacia el dormitorio; empezaste a revolucionar todo, abriste cajones y armarios 
Lis, cariño, ¿Qué haces?
-Tirar el síndrome de Diógenes a la basura, mi amor. Busco algo para nuestros cumpleaños
Ahí la vi: sentada en la alfombra circular de la habitación con sus piernas desnudas y dobladas hacia atrás rodeada de mil quinientas fotografías y cartas y papeles y todos los objetos que habían llenado cada una de las esquinas de su vida hasta el momento. 
Me di la vuelta y mi curiosidad me colocó en el centro del cuarto prohibido. 
Olía a aguarrás, ese mismo que una vez la intoxicó. El lienzo esperaba pálido a que una gota de pintura le hiciera respirar y, sin embargo, a su alrededor, sobre lo que antes era una pared blanca, mil mezclas de los tubos de óleo que había vacíos en el suelo adornaban todo el resto de la pared como si de un marco se tratara.  Había hecho un retrato perfecto de Javier . Efímero

Te dije: Quítate los guantes y bailemos

Ya nada sería igual, mordí tu cuello y aullastes 
Aullamos juntos durante siglos de noches eternas
Sabía que antes o después te pondrías el vestido negro ajustado a tus caderas y bailarías en cuanto sonara la orquesta

Luego mirándome a los ojos, te irías de mi lado 
Una vez mas.

4 comentarios:

  1. ¡Qué bonitoooooooooooooo!

    ResponderEliminar
  2. Me impresiona ver ese retrato, me estruja las entrañas... casi duele.
    Sobre el relato, hay mil maneras distintas de celebrar cumpleaños, cada una depende de nuestras propias cargas personales.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. J.Bacon para mi es genial, pero comparto contigo la apreciación. Precisamente esta imagen también me inquieta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. de tan inquietante su imagen, que con dolor de corazón y reconocimiento de su obra, he suprimido la imagen ya que me alteraba. He puesto una acrílico de Jessica Einaudi prometedora pintora

      Eliminar