Páginas vistas en total

29.4.15

La maniquí y el vagabundo





Llevo el flequillo hasta los ojos, un mechón oculta parte de mi rostro
Hoy la ciudad huele a Hadas

Me siento incómoda en medio de la acera. 
Aquí como una boba
¡ Debí salir vestida !
Bueno, ya no tiene solución…
Joer no deja de pasar gente, me siento centro de todas las miradas
debe ser mi anillo...
¿Ves?¿ A qué es hermoso? le llevo desde hace años,
era de mi abuela y es para mí un orgullo llevarle, 
es más que un metal que llevo en un dedo.
Nunca terminaré de acostumbrarme ser el centro de todas las miradas
¡ Hace un frío terrible, tirito, el suelo es puro hielo !.
Un señor al pasar a mi lado, 
se ha quitado el sombrero mientras su bigote me sonríe
al rebasarme  unos pasos se para, 
se vuelve y me mira despacio recorriendo mis largas piernas y parando su vista, en mi redonditos pechos.
Al menos mi cutis, con este frío seguirá siendo terso, y sonrosado
Que frío !!!!!! estoy a punto de soltar un alarido
pero no consigo emitir un sonido
Ahí está es él mi vagabundo, se acerca
Qué vergüenza me da que me vea así sin ropa ! 

 ¡DAMIAAAAAAAN... !
Ya puedes meter el maniquí en la furgoneta, 
será lo primero que dejaremos en la boutique de Ortega y Gasset, 
Ah y  los trajes rojos que no se nos olviden !

...Sé que mi vagabundo me localizará
dará conmigo de nuevo cuando me ubiquen y…
me rescatará de mi urna de cristal .
 Y esta vez huiremos juntos
-o-

(Entrada basada en otra de Lady Shao, que de nuevo traigo
a mi blog en el día de su si cumpleaños. 
Gracias mi Lady...
por tantas cosas buenas que compartes )
.

3 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho, es muy original y lleno de fantasía... Hace volar la imaginación.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  2. Gracias Carmen, es lo menos que se merece Shao, gran amiga y fabricante de magia :-)

    ResponderEliminar