Páginas vistas en total

28.4.15

La bruja locuaz


Sierra de Gredos


Hace años conocí a un ser entre los pinares de Gredos.  Debía tener  como unos 347 años de vida, como tantas maneras de mirarme. Era una bruja muy locuaz. 
Lo primero que me preguntó fue: ¿ Cuántas veces al día ríes ?.
Un día por la mañana se expandió por Gredos, igual que el rocío cae al pasto 
Todas las noches la oía reír entre los pinos y entre las aguas de los arroyos y cuando me aburría de no saber dormir, bajaba al remanso del arroyo y cerraba los ojos con fuerza buscando su aroma a sándalo y hierbabuena . 
Río Tiétar, en Gredos
Cuando regresé a la ciudad llovió a mares sobre Gredos y el arroyo de por las noches se llenó de pequeñas luciérnagas.
Lunaiux, que así se llamaba la bruja locuaz, había juntado las nubes para que yo no me fuera, aquella noche bajé al remanso del arroyo sin cerrar los ojos, ahí estaba con sus muchas maneras de mirar 

Ahora ella pasea vestida de princesa por las vías del tren llevando una sombrilla de encajes.  Escribe poesía en las paredes que sólo yo puedo leer. 
Canta canciones que no tienen notas a cambio yo la cuento historias que nunca nadie había narrado antes. 
Cruza mares con tan sólo una mirada y me enseñó a no ahogarnos en la monotonía. 
Ella es ella, y a veces nada.
Ella, sólo un corto instante de tiempo en este inmenso universo

Andiamo, abbiamo ancora a condividere un infuso
.

.

2 comentarios:

  1. Buena enseñanza esa de no ahogarse en la monotonía.

    ResponderEliminar
  2. Si Tracy, la monotonía termina con todo

    ResponderEliminar